Locutores: voces amigas, compañía, enseñanza
vie. Dic 6th, 2019

Locutores: voces amigas, compañía, enseñanza

Cabina central de Radio Ciudad del Mar, emisora provincial de Cienfuegos. Amanece. Se transmite la revista informativa A Esta Hora. /Foto: Jorge Domínguez Morado

Cabina central de Radio Ciudad del Mar, emisora provincial de Cienfuegos. Amanece. Se transmite la revista informativa A Esta Hora. /Foto: Jorge Domínguez Morado

¿Cómo será? ¡Qué voz tan agradable! ¡Me parece conocerlo de siempre, es tan familiar! Expresiones como estas todavía hoy acompañan al desempeño de los locutores, porque no siempre son rostros que se ven (ese es el caso de la Radio) y ello le adiciona una dosis de misterio, de interés. Todos quieren saber.

Por eso no resulta raro que alrededor de cada 1 de diciembre, Día del Locutor, los oyentes acudan a las plantas radiales, sobre todo, a compartir con esas voces que devienen compañía, amigos, transmisores de cultura y enseñanzas.

Y es que no es poca la responsabilidad de un locutor, para nada un mero “decidor” de palabras hilvanadas en un guión o improvisadas ante una situación determinada. Ser locutor implica respeto, seriedad ante el trabajo y sobre todo responsabilidad con lo que se dice y cómo se dice. Saber que, muchas veces, son la única compañía de disimiles personas en también tamaña responsabilidad.

Insustituibles

Han cambiado los tiempos, hoy los medios de comunicación cuentan con tecnologías modernas que facilitan el trabajo, pero nada sustituye al locutor y su voz, esa que enamora, embruja, da confianza, alerta, convoca. Y ellos lo saben, por eso sus voces bien dotadas las acompañan de estudio permanente, porque es imperdonable no estar al día con los más variados sucesos.

No existe en Cuba una carrera que forme locutores, por eso detrás de los micrófonos puede estar un médico, un ingeniero, un licenciado en cualquier especialidad. El título que no se desdeña no será lo único importante; habrá que unir entrega, corazón, amor, paciencia, capacidad de entendimiento y de dialogo porque la interacción con los públicos es permanente.

Se vive otra jornada de 1 de diciembre y no puede olvidarse a Jorge Luis Nieto, joven locutor en cuyo honor se instauró en 1954 la fecha para reconocer a quienes hacen de la palabra un camino para la amistad, la compañía y la enseñanza.

¡Felicidades locutores!

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share