Lo que trae la marea: Playa Alegre

Lo que trae la marea es una sección durante los meses del verano para llamar la atención sobre aquellos asuntos que atentan contra el disfrute de la temporada estival.

Playa Alegre es llamada
Playa Alegre es llamada "la Cenicienta" de las playas de Cienfuegos. Fotos: Juan Carlos Dorado

Al diseñar un proyecto es preciso hacerlo desde la integralidad, y al ajuste de los “mecanismos del verano”, le faltó. Y es que como coincide en fecha con las vacaciones escolares, son mayoría quienes desean pasar ratos en la playa, con la familia o los amigos. Y particularizamos en baños de mar, porque es Cienfuegos una ciudad marinera. Playa Alegre es de esas “asignaturas pendientes” entre las opciones para paliar la canícula, que no terminan por concretarse.

Un equipo del “5” llegó hasta el lugar, punto icónico en la geografía del litoral, histórico, donde algunos afirman se refugió allá por 1538 el corsario Francis Drake, y quien describiera la exuberante fauna y flora del lugar. Pero hoy, un día cualquiera de 2017, el panorama es bien distinto: buenas condiciones para la elaboración de alimentos, precios asequibles, ambiente relajado; un equipo de recreación del Combinado Deportivo No. 5, con aditamentos para juegos activos y pasivos, pero… siempre hay un pero, no hay baños públicos ni para los trabajadores, los vouyeristas se pasean en la tarde-noche, y las condiciones de la playa son deplorables. Entonces, nos preguntamos, y se preguntan los lectores: ¿valió la pena invertir en infraestructura si apenas hay bañistas? Cuentan que allá por los años 50, cuando las playas de la ciudad gozaban de esplendor, ya Playa Alegre era la Cenicienta.