Liga Cubana de Fútbol: Otro naufragio de Cienfuegos, ahora en Morón | 5 de Septiembre.
lun. Oct 21st, 2019

Liga Cubana de Fútbol: Otro naufragio de Cienfuegos, ahora en Morón

Con sus dos goles en la cabaña cienfueguera el avileño Sánder Fernández escaló al liderazgo de los goleadores de la Liga.

Con sus dos goles en la cabaña cienfueguera el avileño Sánder Fernández escaló al liderazgo de los goleadores de la Liga.

Los Tiburones de Ciego de Ávila aprovecharon este sábado la visita de un mermado Cienfuegos a la cancha del CVD Sergio Alonso Grandal, de Morón,  para sin muchos contratiempos tampoco resistencia volver a hundir a un equipo que, en apenas dos fechas, aciagas ambas, pasó de sublíder a penúltimo de la tabla en la Liga Cubana de Fútbol.

Marcado por la ausencia de varios jugadores titulares, la mayoría de la Selección Sub 21 que está camino al Torneo Esperanzas de Toulón en Francia, y también por la de su contención regular y principal goleador, Reinier “Coco” Cerdeira, quien no se recupera aún de una lesión sufrida en el choque contra Villa Clara hace ya tres fines de semana, el once marinero zozobró escandalosamente en aguas moronenses cinco goles a uno.

Allan Pérez abrió el marcador mientras corría el minuto 19, y diez minutos más tarde Sánder “Keko” Fernández aumentaba el marcador. Con pizarra 2-0 se fueron al descanso, mas al 54′ Sánder ponía el tercero ‒segundo de su cuenta y que lo catapulta al liderazgo de los artilleros de la justa‒ como vaticinio de goleada. Yoelvis Armenteros recortaba ventaja al 61′, pero Joan Carlos Cassola volvía a poner la diferencia en tres goles  al 77′ y dos minutos después Tomás Cruz redondeaba el marcador.

Muy bien visto el que Cuba fuera invitada por vez primera a este Torneo en Toulón, del que se comenta sirve de vitrina para mostrar talentos, pero verdadero desastre que ocurra dentro del  impredecible calendario doméstico, máxime cuando el potencialmente equipo más afectado por número de bajas, era aquel que tras agónica clasificación en la fase de grupos comenzaba la hexagonal final dando muestras de encarrilamiento en la senda del triunfo, y no precisamente por obra de la casualidad, sino de haber encontrado su mejor forma con el decurso de la competencia, ahora más sosegada y con un juego a la semana -como Dios manda-, no de a tres como transcurrió la previa.

DIVISIÓN EN LA “ANTONIO MACEO”

Entretanto, el seleccionado de Santiago de Cuba empató con el actual campeón Villa Clara en su cuartel general, la cancha Antonio Maceo, escenario donde los del Expreso salieron delante en el marcador al minuto 74 gracias al autogol de Juan Osman, un marcador que se mantendría hasta el 84′ cuando los dirigidos por el técnico italiano Lorenzo Mambrini lograban nivelar gracias a Eddy Gelkis Olivares.

Con ese resultado los indómitos recuperaron la punta en solitario del actual Campeonato, toda vez que Camagüey, colíder hasta la semana pasada no pudo jugar en Las Tunas habida cuenta la sede no consiguió un techo donde hospedar a la expedición Miura y flota la incertidumbre sobre si le otorgarán a los agramontinos los tres puntos por incumplimiento de la parte responsabilidad de los organizadores tuneros.

Inconcebible que a estas alturas sucedan dislates de tal naturaleza, máxime cuando por norma el reglamento (artículo 15 relacionado con las responsabilidades de las federaciones y del Comité Organizador Local) prevé, según acuerdo rubricado con cada una de las partes implicadas en el respaldo a la Liga, los aseguramientos ‒tanto financieros como de recursos‒ para brindar al equipo visitante un alojamiento con condiciones adecuadas para la recuperación tras el traslado a la sede y después de cada partido señalado en el calendario.

Así las cosas, y mientras no se disponga otra cosa, Santiago comanda la tabla con 9 unidades, escoltado por Camagüey y Villa Clara, ambos con 8, Ciego de Ávila 7, Cienfuegos 6 y Las Tunas que aún no suma puntos en el certamen.

Con sus dos goles, Keko asumió el liderazgo de los máximos artilleros en la Liga Cubana, con 8 dianas, mismo número que el santiaguero Pablo Ramón Labrada, pero en seis partidos menos. El tiburón avileño ha logrado la marca en apenas diez partidos mientras que el santiaguero Labrada lo ha hecho en 16. Les siguen el también avileño Joan Carlos Massola, que llegó a 7, al igual que la cifra acumulada por el tunero Dayron Blanco.

El próximo sábado Cienfuegos recibe en la cancha Luis Pérez Lozano, de la barriada de Bonneval, al líder Santiago de Cuba en el segundo y final tramo de esta hexagonal inédita por su formato. El calendario se completa con los duelos Camagüey-Villa Clara y Las Tunas-Ciego de Ávila, siempre con los citados en primer orden como anfitriones organizadores. Ojalá para entonces haya aparecido en Manatí o en sus alrededores un techo donde cobijar esta vez a los tiburones avileños. (Resumen de agencias)

Noticias relacionadas
Share
Share