Leones tusados con filos de hachas | 5 de Septiembre.
vie. Nov 15th, 2019

Leones tusados con filos de hachas

Yosvany Alarcón, héroe del séptimo choque ante Industriales. (Internet)

Yosvany Alarcón, héroe del séptimo choque ante Industriales. (Internet)

Otra vez se repletó el graderío (y un poco más allá) del estadio Julio Antonio Mella. Lógico era el apoyo de una afición que, como sus peloteros, vivían por vez primera la presencia en un Play Off semifinal de la Serie Nacional de Béisbol.

Otra vez Freddy Asiel Álvarez cargó con una derrota en la que sin dudas ha sido su peor campaña, al margen de estar acompañado por la mala suerte y de no recibir apoyo ofensivo (en ocasiones ni defensivo) de sus compañeros de novena.

Y otra vez Víctor Mesa no pudo escapar de la maldición que lo persigue en postemporada, pues cuando parecía que Industriales se llevaba el gato al agua, el estratega vio como los Leñadores protagonizaban la remontada y lo dejaban en la cuneta, ahora con un cuarto escaño en la tabla final de posiciones.

Lo sucedido en el séptimo choque del compromiso entre capitalinos y tuneros nada tuvo que ver con lo vivido en la jornada previa. Pues los bates (o hachas) de los locales volvieron a ser tan letales como a lo largo de toda la temporada regular, y no pararon de machacar hasta decretar un fuera de combate impensable para casi todos los amantes de la pelota en Cuba.

Freddy escaló la lomita por los azules, como se había anunciado, tras una primera entrada inmaculada, todo parecía indicar que la noche regalaría una de sus excelentes faenas, como las dos últimas precisamente en esta postemporada.

Pero bien distinta sería la realidad, pues el derecho de Sierra Morena sólo pudo completar cuatro actos, en los cuales soportó cinco carreras (dos de ellas sucias en un fatídico y quizás decisivo episodio), con seis indiscutibles, incluido el jonronazo de Yosvany Alarcón que lo envió a las duchas. Luego vino lo que se volvió costumbre en el staff de la capital. Los relevistas de Mesa no pudieron hacerse justicia y el desafío se inclinó totalmente a favor de los de casa.

En la otra trinchera el DT Pablo Civil asombró a todos al dar la bola al zurdo holguinero Luis Ángel Gómez y no a su as Yoelkis Cruz. Es cierto que el siniestro ha rendido una loable campaña y es pieza clave en la rotación, pero ciertas molestias le habían impedido trabajar en el Play Off.

La jugada no le pudo salir mejor al técnico oriental, pues Gómez se presentó en noche de gala y tiró completo, espaciando cinco imparables de los azules.

La ofensiva de los Leones, afectada sin duda alguna por lesiones de figuras importantes en la alineación, resultó maniatada. Y si sumamos a ello las lagunas presentadas en el pitcheo y la defensa, no podía ser otro el resultado.

Los bates tuneros despertaron y a lo grande, otro de los méritos de Civil, que jamás retiró la confianza en los hombres que lo han traído hasta este momento.

Doce hits, incluidos dos cuadrangulares (el otro a cuenta de Rafael Viñales), fueron suficientes para decretar un KO que convirtió en manicomio el “Julio Antonio Mella”, sobre todo por la forma en que concluyó el partido, cuando con roletazo por el campo corto, Yuniesky Larduet, agresivo, anotó desde la segunda almohada para sentenciar el marcador.

Yosvany Alarcón fue ahora el hombre grande de la alineación, con jornada perfecta de 4-4, vuelacercas y tres impulsadas. Alexander Ayala (4-3), Viñales (3-2) y Andrés Quiala (3-2) lo secundaron.

Por vez primera Las Tunas accede a una gran final, que además de inédita, de seguro traerá enormes emociones. Sólo dos selecciones del Oriente pudieron acceder a la segunda etapa de la Serie Nacional, y ambas están ahora en la disputa por la corona.

Y que nadie lo dude. A partir del sábado pueden existir faenas monticulares de excelencia (la mayoría apuesta por la mayor profundidad del pitcheo tunero), pero lo que sí habrá, y mucho, es bateo. Las dos tandas más poderosas de la pelota cubana actual saldrán a chocar maderos. De un lado, unos Alazanes que ya conocen el sabor de la gloria y cuentan con un Carlos Martí “viejo y zorro”. Del otro, unos Leñadores que, junto a pablo Civil, tienen sed de triunfo, y ya demostraron que pueden hacer caso omiso a la historia.

¿Pronósticos? Esta vez se lo dejo a ustedes.

 

 

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share