Las vivencias de Stuart con Fidel

El Héroe del Trabajo de la República de Cuba, Eusebio Rafael Stuart Sacerio, de 78 años de edad, pasó casi toda su vida dedicado al sector eléctrico en la Termoeléctrica Carlos Manuel de Céspedes, de Cienfuegos. Luego de su jubilación, aún lleva en la sangre el obrero que fue y en sus afectos más íntimos al líder de la Revolución cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

A Fidel lo conocí aquí en la Termoeléctrica —comenta con una sonrisa en los labios—, porque varias veces estuvo de visita, mientras yo me desempeñaba como secretario del Buró Sindical. Estuve junto a él en persona; una vez vino con el presidente de la República Popular de Angola, Agostinho Neto y otras muchas con diversos mandatarios de países amigos”.

Stuart, como miembro del Consejo Nacional de la Central de Trabajadores de Cuba intercambió con Fidel en varias ocasiones en La Habana.

Cuando iban a aprobar la Constitución de la República e irreversible el socialismo, yo fui uno de los oradores, y entonces estuve con Fidel, como desde las 9:00 p.m. hasta las tres y pico de la madrugada. También yo pronuncié un discurso que transmitieron por televisión, lo tengo guardado en mi casa todavía. A él le gustó mucho el discurso” , recuerda este mulato de mediana estatura.

Relacionado || “Con un combustible más potente que el diésel”

Hablaron varios dirigentes, apunta Stuart: “Cuando él vio el discurso preparado por mí debí ir al Palacio de Convenciones a entregarle el discurso; entonces me dijo: ‘Yo no te llamé para eso; fue para decirte que serás tú el primer trabajador en hablar’.

Mi intervención le gustó mucho, porque me dijo con esas palabras: ‘Tu discurso está muy bien preparado y muy bueno’”.

Otros compañeros comentaron a Stuart cuán satisfecho había quedado Fidel con sus palabras.

Tengo unas vivencias inolvidables junto al Comandante; la experiencia tremenda con él” afirma.

Siento siempre admiración por el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz y lamento mucho haberlo perdido físicamente, pero su legado está en el corazón”.

Ahora jubilado recibe múltiples atenciones de la dirección y el Buró del Sindicado de la Termoeléctrica de Cienfuegos.

Me atiende bien el Sindicato, al igual que la empresa donde yo trabajé: la Termoeléctrica Carlos Manuel de Céspedes, de Cienfuegos. Es así, no solamente conmigo, sino con todos los jubilados” expresa agradecido.

Yo soy un jubilado respetable y orgulloso del fruto de mi trabajo por la Revolución y por Fidel, no solo porque ganó la guerra, sino porque Fidel es el papá de todos nosotros; igual que Carlos Manuel de Céspedes es el Padre de la Patria, Fidel es el padre de todos nosotros también”.

Mireya Ojeda

Mireya Ojeda

Periodista de Radio Rebelde. Fue miembro fundador del staff del diario 5 de Septiembre en 1980.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir