Las antorchas por Martí… desde Cienfuegos

0
675
Miles de jóvenes cienfuegueros marcharon en homenaje a José Martí. /Foto: Juan Carlos Dorado.
José Martí no es hombre de un día. Su legado va más allá de las fechas, de la poesía aprendida para recitar en medio de todos. No existe mayor proeza que la suya, esa que funde la palabra y la acción, esa que lo hace héroe frente a los demás héroes.

José Martí no es hombre de un día, pero en Cuba su nacimiento y muerte resultan fechas sagradas, todos rinden tributo a ese cubano que nos soñó libres, nos soñó con la mano en alto para decir cuanto quisiéramos decir, al mundo si fuera necesario…

José Martí no es hombre de un día, pero la Marcha de los antorchas lo recuerda cada año, en fiel homenaje a la causa patriótica. Un gesto que jóvenes cubanos disfrutan porque a pesar de la distancia su pensamiento crece.

“Yo vengo porque siempre he admirado a Martí, por lo que escribió, por el amor inigualable hacia la Patria, por el decoro. Yo siempre enciendo mi antorcha y lo pienso entre nosotros, aquí mismo en medio de la multitud”, dijo una estudiante de la Universidad de Cienfuegos.

Entonces, miles de antorchas iluminan el oscuro Paseo del Prado y se escuchan voces que lo llaman, lo reclaman y le prometen ser mejor… No recitan poesías aprendidas de memoria, caminan y cuando lo hacen se sienten libres como mismo él soñó. José Martí no es hombre de un día…, pero hoy hay antorchas y le escribo.

Miles de jóvenes cienfuegueros marcharon en homenaje a José Martí. /Foto: Juan Carlos Dorado.

Dejar respuesta