Laguna de una tienda

2
2385
Foto: Magalys Chaviano Álvarez

Esta de la foto es la tienda Panamericana del reparto de Pastorita, conocida por los clientes como “la tiendecita de la hotelera”, por su ubicación en la planta baja de uno de estos edificios. Otrora, las tres construcciones de este tipo que tiene la barriada, formaban parte de un complejo de servicios, donde residían “soviéticos” que prestaban asistencia técnica en la provincia. No estaban dotadas de instalaciones hidráulicas para lavar o verter aguas negras, solamente los residuales albañales propios de un hotel, porque contaban con lavandería y restaurante.

Foto: Magalys Chaviano Álvarez
Foto: Magalys Chaviano Álvarez

Pero se “derrumbó” el campo socialista europeo, los soviéticos marcharon a su gélida geografía y dejaron vacías las hoteleras, que fueron convertidas, para bien de sus propietarios, en fondo habitacional. Pero una omisión en la reforma constructiva que sufrieron los edificios, o sea, crear una red de tuberías de desagüe, se constituyó en un problema. Los pasillos y balcones de servicios han sido dotados de tubos, por los cuales se “lanzan” al medio ambiente aguas de todos los colores y procedencias, como la “laguna” que deben sortear los clientes de la “tiendecita de la hotelera”, donde por cierto, se venden alimentos. ¿A quién culpar? ¿Tras más de 20 años tendrá solución el problema?

 

2 Comentarios

  1. Estimado Delvis Toledo, la prensa es herramienta, tócale a las instituciones funcionar, esa sección fue publicada en el semanario impreso y NADIE respondió, la denuncia cayó en “saco roto”. Pero le digo, en el caso particular de esa tienda, es negligencia TOTAL de los vecinos de los altos de ese edificio, que arrojan basura y aguas sucias a los bajos del inmueble en total falta de higiene y responsabilidad. Lo que precisa la sociedad es que funcionen los mecanismos de control y que esas personas sean multadas. Así como TODOS son testigos, TODOS también tenemos la responsabilidad de actuar, denunciarlo en la prensa es la nuestra. Gracias por leernos y comentar

  2. La primera fotografía habla por sí sola.
    Ahora yo me pregunto: para qué tanto misterio con el asunto de la fumigación en las casas cienfuegueras como posibles focos cuando hay un extremadamente genial habitat para los mosquitos y otros vectores frente una tienda tan conocida. Niños, mujeres, ancianos, instituciones como el Minsap, etc. TODOS son testigos oculares…entonces…¿de qué estamos hablando? ¿Conciencia colectiva?! ¿CDR?! o ¿la paradoja del carpe diem?!

Dejar respuesta