La riqueza paisajística en el cementerio Tomás Acea, 94 años después

Ya has pasado la entrada. Caminas bajo esta obra monumental y, sin que importen visitas anteriores, tu mirada corre, no puedes evitarlo, detrás de cada línea arquitectónica. La fuerza de los pilares gigantescos, la limpia forma del frontón, te remontan a la Grecia clásica, pavimento de los caminos más contemporáneos.

En cada aniversario del cementerio Tomás Acea, especialistas de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos (OCCC) destacan los atributos arquitectónicos e históricos de ese Monumento Nacional. Este año, el enfoque es diferente.

Sigues andando y el edificio se aleja, por fin, a tus espaldas. Ahora escuchas solo el viento colándose entre el follaje de los árboles centenarios. Se respira paz en esa música de fondo. Y tú, comienzas a hablar, aunque te falte la palabra. Comienzas ese diálogo en silencio con los que ya no están, aunque te acompañan siempre.

En ambiente natural, los árboles han sido siempre protagonistas del entorno en el cementerio Tomás Acea. De ahí que desde el Grupo de cementerios de la OCCC, haya despertado el interés por el rescate de los valores ambientales del lugar. Según la jefa del grupo, la licenciada Hilda María Mola, el aniversario 94 del “Tomás Acea”, constituye el punto de partida de esa recuperación.

“El estilo de estos cementerios parques o cementerios jardines, como también se les llama, proviene de New York, en Estados Unidos. Es un tipo de cementerio que tiene un arbolado y está dividido por avenidas. Las avenidas toman el nombre del árbol que está sembrado a su alrededor”, explica.

Por su importancia como símbolo identitario de Cuba, también está planteado el rescate de la avenida de La Palma Real.

De unas doce avenidas que aparecen en el plano original de este camposanto, algunas se han perdido con el paso del tiempo.

“Esto es lo que queremos realizar este año. Con el paso del tiempo se ha perdido gran parte de la rica flora que tenía el cementerio, tal y como lo había diseñado el agrimensor Luis Felipe Ross, que fue quien trazó los terrenos y se concentró en este estilo de cementerio”, asegura Hilda Mola.

El 21 de noviembre pasado, como parte de la celebración, un grupo de amantes de la naturaleza y del patrimonio, entre ellos investigadores, botánicos, agrónomos, sembraron un árbol de Jagua. Es la primera acción en pos de recuperar la desaparecida avenida de la Jagua.

“No se trata de sembrar por sembrar; teniendo en cuenta los planos originarles, localizamos dónde estaba enclava la avenida de la Jagua. A partir de ese punto sembramos la primera y después la iremos repoblando,” revela la jefa del Grupo de Cementerios de la OCCC.

En los terrenos del “Tomás Acea”, las avenidas de la Jagua, de la Palma Real y de las Bardas constituyen algunas de las ausencias más significativas, de acuerdo con el diseño original. Otras han perdurado casi un siglo, como la de los Pinos, la de los Algarrobos, la de los Cipreses, la de los Tamarindos y la avenida de los Cedros.

“Queremos intencionar, también, la recuperación de la avenida de la Palma Real, primero porque está en el diseño original y segundo, pero no menos importante, por el valor simbólico que tiene este árbol para los cubanos”, agrega la investigadora del patrimonio local.

Por otra parte, desde Dirección de la Empresa de Servicios Comunales, tanto a nivel provincial como municipal, la idea ha sido bien acogida.

El actual administrador, Jorge Álvarez Colina, asegura que para la recuperación ambiental del recinto, sus trabajadores están excelentemente asesorados por la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos.

“Aunque iniciamos plantando un árbol de Jagua, por la significación que tiene para los cienfuegueros, pensamos recuperar todas las avenidas”, agrega.

Desde la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos, el nuevo enfoque, que indaga sobre la riqueza ambiental y florística del cementerio Tomás Acea, enriquecerá el libro digital titulado Un Jardín en el Sur, del autor Rafael Lago Sarichev.

La museóloga Hilda María Mola Trujillo asegura que el texto, disponible en todas las plataformas digitales a partir de diciembre próximo, propone una compilación de artículos e investigaciones sobre el único cementerio cubano con la tipología de jardín.

Un Comentario en “La riqueza paisajística en el cementerio Tomás Acea, 94 años después

  • Avatar
    el 29 noviembre, 2020 a las 2:01 pm
    Permalink

    Hay que destacar la labor del administrador y del grupo de trabajadores en el logro de lo que se refleja este reportaje

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir