La Patria nos convoca a las urnas | 5 de Septiembre.
mié. Ago 21st, 2019

La Patria nos convoca a las urnas

La asistencia a las elecciones de este domingo constituye un acto de reafirmación revolucionaria./Foto: Efraín Cedeño

Este 26 de noviembre, más de 300 mil cienfuegueros y cienfuegueras estamos convocados a partir de las 7:00 a.m. a asistir a los 766 colegios electorales de la provincia para elegir a los 516 delegados a las asambleas municipales del Poder Popular.

Tras el proceso de nominación de candidatos fueron postulados mil 078 candidatos a delegados, en consideración a la capacidad, condiciones personales y fidelidad al pueblo que los propuso. Ahora, de esa cantera los electores tienen la oportunidad de votar por quien mejor los represente.

En esta primera etapa de los comicios generales en marcha saldrán los delegados de circunscripción devenidos líderes naturales de la comunidad ante la cual tiene autoridad política y estatal como fiscalizador y controlador; aunque sin administrar.

Entre las funciones de las personas a quienes vamos a elegir en esta oportunidad están representar a su electorado en la Asamblea Municipal y promover y gestionar la solución de nuestros problemas e inquietudes ante los organismos e instituciones del territorio; o lo que es lo mismo, propiciar la intervención de cada individuo en el proceso de dirección de la vida social.

Según lo establece la Ley número 72, Ley Electoral, todos los cubanos, hombres y mujeres, incluido los miembros de los institutos armados, que hayan cumplido los 16 años de edad, que se encuentren en pleno goce de sus derechos políticos y no estén comprendidos en las excepciones previstas en la Constitución y la Ley, tienen derecho a ejerce el voto.

Dejamos por sentado que conocemos cuál es nuestro colegio electoral para efectuar el sufragio. El otro paso es cerciorarnos de que nuestro nombre esté consignado en el Registro. Luego el acto de la votación, libre y secreta, es por un solo candidato de los que figuran en la boleta. Para ello, escribe una “X” junto al nombre del postulado y seguidamente dobla la boleta y deposítala en la urna.

En el caso que el elector advierta que ha marcado erróneamente una boleta, recibe otra, previa devolución de la anterior, la cual se invalida. Se considera que el elector ha emitido el voto cuando ha depositado la boleta en la urna.

La transparencia del proceso electoral cubano está garantizada desde la publicación misma del Registro de Electores, el procedimiento para las reclamaciones y la inclusión automática de los electores. Por demás, está la facultad de los electores de proponer y postular, entre ellos, a los candidatos.

Por otro lado, ningún candidato puede hacer campaña a su favor, al igual que tampoco pueden hacerlo las organizaciones políticas, sociales y de masas. En tanto se vela por una estricta imparcialidad en la actuación de las autoridades electorales las que se designan teniendo en cuenta su irreprochable conducta ciudadana, su prestigio y capacidad.

Y se suma el hecho de que antes de la votación los electores y cualquier otra persona, sin distinción, que así lo deseen, puedan participar en comprobar visualmente que las urnas están vacías antes de ser selladas y, una vez concluida la votación, en el momento del conteo de los votos, pues ambos casos son públicos.

Todos estos pasos tienen como principales observadores de la ética y el apego a la Ley, los colaboradores provenientes de las universidades del territorio y de los centros de la enseñanza técnica y media superior.

Una vez finalizado el conteo y, verificados los resultados, quedarán empatados dos candidatos o más, o que ninguno de ellos haya obtenido más de la mitad de los votos válidos emitidos en la circunscripción, la comisión electoral de esa instancia dispone una nueva elección.

La asistencia a las elecciones de este domingo, más allá de la importancia de elegir a quien mejor presenta al pueblo, constituye un acto de reafirmación revolucionaria y el respaldo al modelo político, económico y social escogido por los cubanos para forjarnos entre todos un futuro mejor.

La transparencia del proceso electoral cubano está garantizada desde la publicación misma del Registro de Electores./Foto: Efraín Cedeño
Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles