La papa del aire: chayote

0
397
Con razón se le denomina la papa del aire

Con ese nombre conocen en algunos lugares del mundo al chayote. Esta planta de la familia de las cucurbitáceas americanas es de tosca apariencia y suave sabor. Por demás, es una hortaliza trepadora, cuyo fruto es apreciable como alimento, pues tiene como características no proporcionar gordura a quienes lo ingieren.

Según la creencia santera, se dice que los dueños del chayote son Yemayá y Oshún. Las hojas tiernas son usadas para los guisos y comidas que se ofrendan a los orishas. Lo comen Oshún, Yemayá e Inle.

Desde el punto de vista medicinal tiene propiedades diuréticas y el cocimiento se recomienda para las enfermedades del riñón y la vejiga. Ayuda a expulsar los cálculos. Con el chayote se hace “dimbo” (jarabe de miel) para la pulmonía.

El sabor de la papa del aire es el de una mezcla de zapallito y pera, tiene un 90 % de agua, brinda abundancia de follaje en verano y prodigalidad de sus frutos en el otoño.

Plato elaborado con el fruto

Algunos españoles lo llaman todavía “papa del moro”, aunque sabemos que esta planta perenne, de renovación anual, con numerosos tallos trepadores, es en realidad oriunda de Centroamérica y está emparentada con los zapallos, pepinos y calabazas.

Dejar respuesta