La Neonatología y la teoría de la ignorancia

0
417
Diálogo con el Dr. Augusto Sola, neonatólogo argentino radicado en EE.UU, directivo de la Sociedad Iberoamericana de Neonatología, durante un evento científico de SIBEN desarrollado en Cienfuegos./Foto: Internet
Diálogo con el Dr. Augusto Sola, neonatólogo argentino radicado en EE.UU, directivo de la Sociedad Iberoamericana de Neonatología, durante un evento científico de SIBEN desarrollado en Cienfuegos./Foto: Internet

El Dr. Augusto Sola es un entusiasta de la Salud en Cuba y en particular de Cienfuegos, ciudad que ha visitado en reiteradas oportunidades, y no lo hace con el pretexto de vacacionar y disfrutar de su mar, viene con su maleta cargada de conocimientos para compartir con colegas de la Neonatología, la ciencia que en su desarrollo actual ya comienza el estudio del feto antes de nacer. 

Durante un evento reciente y en el intermedio, “5 de Septiembre” dialoga con este hombre de Ciencia, quien fuera presidente de la Sociedad Iberoamericana de Neonatología (SIBEN).

“Durante casi 20 años he estado realizando visitas de trabajo a Cuba, como parte de SIBEN y a título personal. Me admira el deseo permanente de los profesionales de la Neonatología acá, de capacitación y aprendizaje, y sus conocimientos. La mortalidad infantil en Cuba es baja, es buena, y no tiene solo que ver con el cuidado del bebito que nace enfermo, sino con todas las medidas de prevención para los cuidados prenatales de la madre y los recién nacidos.

Y todo para que nazcan mejores bebés, lo que en consecuencia mejora los índices, pero nuestra especialidad, no solo está dirigida a salvarlos, sino de evitar que le queden secuelas de alguna enfermedad y así crezcan saludables; en ese aspecto es en el que nos debemos esforzar los neonatólogos”.

¿Le gusta compartir sus conocimientos y experiencias con los jóvenes, estudiantes, especialistas, enfermeras en formación y con todo aquel que de alguna manera tenga que ver con la vida que recién comienza?¿Cree en el valor de la retroalimentación?

“Siempre he venido en ese plan a Cuba, pero ahora con la SIBEN ese es el objetivo en este tipo de evento, como el que has visto hoy, compartir todo lo que pueda servir de utilidad en las prácticas clínicas, y más que dar, interactuar. Hemos vivido situaciones de intercambio mutuo, de mucha participación. Yo digo que hay tres secretos para mejorar el cuidado del bebé enfermo: el primero, el segundo y el tercero son: la educación.

Siempre refiero a los interlocutores que no hay nada que temer, todos somos ignorantes, lo que pasa es que no todos ignoramos las mismas cosas, de modo que al intercambiar, aprendemos los unos de los otros. Yo, por ejemplo, puedo aprender de una situación local determinada, o de alguno de los participantes. Nos interesan mucho estos diálogos y el intercambio con el personal de Salud de América Latina.  Uno aprende del que sabe algo más y lo quiera compartir; es un ir y venir, un efecto en el cambio de alguna práctica rápida y sin mucho costo, solo el beneficio del conocimiento”.

Termina nuestra conversación y se reanuda el evento, en el participan especialistas de todo el país y que tiene por sede a la Universidad Médica de Cienfuegos. Y resulta un diálogo interesante, tanto, que la estudiante de Periodismo que me acompaña me pide nos quedemos un rato más para escuchar la próxima conferencia del Dr. Sola, que desde el inicio, promete ser una enseñanza sobre la vida que nace.

 

 

 

Dejar respuesta