La naranja: los azahares anuncian salud | 5 de Septiembre.
vie. Ago 23rd, 2019

La naranja: los azahares anuncian salud

Para los que peinan canas casi seguro les traerá muchos recuerdos escuchar la letra de aquella ronda infantil, tan popular antaño en Cuba, que decía: Naranja dulce/ limón partido/ dame un abrazo/ que yo te pido/. Viene a cuento la alusión, porque hoy les propongo comentar sobre los beneficios a la salud humana, por sus muchas propiedades nutritivas y medicinales, que proporciona el primero de los cítricos citados en la copla.

El naranjo es de gran importancia económica. Se cultiva en regiones cálidas, aunque verdaderamente es oriundo del sureste de Asia. Sus orígenes hay que buscarlos como  antiguo árbol de uso ornamental y para obtener fragancias de sus frutos y flores, los azahares.

Las variedades destinadas a la producción comercial se cosechan en naranjales repartidos por todo el mundo, aunque los tres mayores productores son Brasil, Estados Unidos y México.

Foto naranja 1
En la combinación gráfica, frutos y azahares

Este delicioso manjar de la naturaleza es más pequeño y dulce que el pomelo o toronja, y más grande, aunque menos perfumada, que la mandarina. Existen numerosas variedades de naranjas, pero la mayoría son híbridos producidos a partir del injerto de esquejes de las especies Citrus maxima (pamplemusa), Citrus reticulata (mandarina) y Citrus medica (cidro).

De esta jugosa y suculenta fruta, así como de la planta que la pare, se extraen aceites esenciales, utilizados como aromatizantes en perfumería. Solo quien ha visitado un naranjal, en especial en horas nocturnas, es capaz de apreciar la fragancia que despiden las flores, animada por el frescor del rocío y el silencio de la noche.

Raíces etimológicas

La palabra española “naranja” proviene del sánscrito narang; sin embargo, no es una palabra nativa de esa lengua. Se especula que la tomó de dialectos drávidas como el tamil donde se dice narandam a la ‘naranja amarga’ y nagarukam a la ‘naranja dulce’.

Etimológicamente hablando, nari significa ‘fragancia’. La palabra junto con la fruta fue lentamente llevada hacia Occidente: del sánscrito pasó al persa (nārensh), luego al árabe (naranj, el árbol, y naranjah el fruto) y de ahí al español naranjo y naranja, para definir a uno y otro, respectivamente.

Una de las variedades de naranjas más famosas en el mundo son las Valencianas, de las más dulces y demandadas para la extracción de jugo. Pese a su denominación, el nombre no guarda ninguna relación de origen con la Comunidad Valenciana, si bien es de las más cultivadas en esa región ibérica, junto a la Navel y Navelina. Tiene un tamaño característico, y una gran cantidad de zumo que en ocasiones puede ser ligeramente ácido.

Hablemos de beneficios

Desde el punto de vista alimenticio, en la fruta abundan la vitamina C; también la P, que fortalece los vasos sanguíneos; y el complejo B, cuyo aporte de nutrientes esenciales es apreciable para el sistema nervioso. También son ricas en sales minerales, especialmente las ferrosas, y los carotenos. Pero a su vez son una gran fuente de aminoácidos, potasio, calcio, hierro y sodio. Una unidad reúne alrededor de 170 nutrientes.

Como todos los cítricos, la naranja es ácida, con un pH entre 2,5 y 3, según la madurez, tamaño y variedad de la pieza. Aunque ese registro, como media, no es tan fuerte como el del limón, sigue siendo un valor significativo en la escala de pH, tanto como el vinagre. Sin embargo, gracias a su contenido en azúcares simples no destaca tanto el sabor ácido, como sí suele suceder con la toronja o pomelo .

Como se señaló más arriba, el componente que más ha dado que hablar de la naranja es su vitamina C, ya que 100 g de producto contiene hasta el 90 % de las necesidades diarias; empero, también contiene sustancias no-nutritivas entre las que cabe destacar la presencia de fitoquímicos, tales como flavonoides (con efectos antioxidante, antiinflamatorio y antitumoral) y limonoides (anticancerígeno).Foto naranja 4 propiedades

Al poseer una gran fuente de ácido fólico, ayuda al correcto desarrollo de nuestro cerebro. Precisamente, el elevado contenido de vitamina C estimula la producción de glóbulos blancos, mejorando con su presencia el sistema inmunológico, mientras que el consumo frecuente del jugo de naranja ha probado ser efectivo en la reducción del cálculo del riñón.

Además de las ventajas ya citadas, la fruta en cuestión previene el escorbuto. Por otro lado tiene efectos muy positivos contra el reumatismo, la gripe y la gota. Por si fuera poco, es antiséptica y hay dietistas que la aconsejan para enfrentar la obesidad y la diabetes.

Esta ofrenda de la Madre Natura estimula el crecimiento infantil y las funciones pancreáticas. Posee propiedades antihemorrágicas y contribuye a despertar el apetito. En la farmacopea popular, los consejos de abuelos recomiendan el cocimiento de las hojas del naranjo para bajar la fiebre y como anticatarral.

Por su parte, el contenido de hesperidina —una sustancia cuya presencia es beneficiosa para el organismo—, aumenta el colesterol bueno (HDL), y disminuye el colesterol malo (LDL). Su poder antioxidante previene de numerosas enfermedades degenerativas como la sordera, las cataratas y la pérdida de visión, sin contar que la protección de los capilares del organismo reduce las posibilidades de contraer cáncer, sobre todo en el colon y las mamas.

Los especialistas que indican que el consumo de naranja reduce el riesgo de padecer la terrible cáncer atribuyen tal bondad a los aportes además de fibra, vitamina C, limoneno, y aminoácidos.

Y como si no bastara, sorpréndase: según algunos de los partidarios de esta fruta, su consumo frecuente estimula la líbido, con lo cual favorece las relaciones sexuales. Así como lo lee. Ingerir el jugo diariamente ayuda a aumentar el deseo, pues la vitamina C estimula las glándulas sexuales del organismo.

Según los entendidos el mejor momento para comer naranjas, ya en jugo o saborear sus hollejos, es en ayunas. De ahí que la sabiduría popular lo tradujera en una frase que muchos asumen como regla a la hora de consumirlas: “por la mañana es oro, por la tarde plata y por la noche plomo”.

Curiosidades “naranjas”

  • La naranja Navel es una de las variedades de naranja mas apreciadas desde una mutación ocurrida en 1820 en las plantaciones de un monasterio en Brasil. La transformación dio lugar a que en la base del fruto se desarrolle una segunda naranja, más pequeña y atrofiada, como un ombligo; de hecho, de ello proviene la palabra inglesa navel, término comercial para esta variedad.
  • Sepa que las naranjas no continúan un proceso de maduración una vez recolectadas, y su calidad dependerá de que se haya elegido el momento exacto para su recolección. Esta calidad será determinada cuando la proporción de azúcar y acidez sean las correctas. Cuanto más cálido es el lugar de cultivo de la fruta, más azúcar contiene. Quizás por ello, y entre las tantas cualidades que la distinguen, se dice que es la fruta que más sol acumula; luego, no es de extrañar que se le llame “alimento solar”.
  • En los años 40 del pasado siglo, Hermas Gibeau construyó un restaurante para servir zumo de este cítrico. El gastronómico canadiense diseñó el establecimiento con la forma de una naranja enorme de 12 metros de diámetro. Actualmente la encontramos como atracción local en Quebec, Montreal.
  • La saga de El padrino guarda una curiosidad, y es que durante las tres partes de la historia cinematográfica van apareciendo naranjas o vasos de jugos, como señales que advierten al espectador de una traición. La primera vez que ves la película, pasan desapercibidas, sin embargo, esta fruta aparece en todas las partes.
  • Según una encuesta realizada, el 3% de las mujeres y el 2% de los hombres, eligen el color naranja como su color favorito.
  • Usa la naranja como repelente de mosquitos frotándola por la noche en tu piel. Puedes usar la misma técnica sobre tus plantas ornamentales para que los animales no se las coman.
  • En Japón podrás encontrar una variedad de cítrico japonés muy similar a la naranja, llamado Iyokan, en forma de pentágono.
Noticias relacionadas

2 thoughts on “La naranja: los azahares anuncian salud

  1. Muchas gracias por esas valiosas acotaciones, las que sin lugar a dudas, enriquecen el contenido de la reseña y refuerzan con criterios científicoas las bondades de esta deliciosa fruta

  2. Excelente articulo periodistico y a proposito de la naranja, no obstante su pH 2.5-3, es un alimento alcalinizante, pues metaboliza en una reaccion contraria a su naturaleza ácida y está demostrado, por la medicina ortomolecular, que contribuye a la prevencion de enfermedades, a partir de combatir la acidez metabólica, como integrante de una dieta alcalina de frutas, vegetales, agua alcalina (hervida) limon, con la eliminacion de la dieta ordinaria, de jamones y ahumados, muy acidos y el consumo, muy moderado, de carnes y lacteos, según lo asevera el doctor cubano mexicano Ivan Chile Martinez en su libro Nutricion Cronobiologica y Bioenergetica, el que recomendamos en su lectura a todos los amantes de la alimentacion naturista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles