La familia, los niños y la protección de sus derechos | 5 de Septiembre.
sáb. Jul 20th, 2019

La familia, los niños y la protección de sus derechos

Foto: Centro de Documentación

Acercar su accionar a las necesidades ciudadanas representa para la Fiscalía General de la República de Cuba un reto cotidiano. Las transformaciones económicas y socioculturales acaecidas en el país, incitan a cambios y al perfeccionamiento del sistema legal existente. A la atención priorizada a la familia y los niños se encaminan hoy, en Cienfuegos, las principales reformas.

“A partir de recomendaciones realizadas durante el proceso de rendición de cuenta a la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Departamento de Protección de los Derechos Ciudadanos se dividió en una estructura dedicada a la ‘Atención a los ciudadanos’ y otra de nueva creación: el Departamento de Protección a la Familia y Asuntos Jurisdiccionales”, explica Igneris Ramírez Gómez, jefa de esa reciente dependencia dentro de la Fiscalía Provincial.

Velar por los derechos de la principal institución de la sociedad comprende la esencia del mecanismo ahora establecido, si bien son varias las esferas de trabajo.

“La protección de los menores víctimas, y de aquellos con trastornos de conducta, aparece entre las líneas fundamentales, reconoce Ramírez Gómez. Para tales casos, se designó un fiscal en cada municipio y existe en la instancia provincial un departamento que supervisa desde el punto de vista metodológico todo el desempeño. Ello responde a la importancia que para Cuba reviste la infancia, como firmante de la Convención sobre los Derechos del Niño.

“No reciben igual tratamiento que los adultos ni se les victimiza. Tampoco les son tomadas declaraciones, aun cuando persista el interés de esclarecer los hechos delictivos en que pudieran estar involucrados, porque prima el interés superior del infante. Así lo rige la normativa procesal penal vigente”.

La labor preventiva en las comunidades de conjunto con los Consejos de Atención a Menores, de Educación, y el Ministerio del Interior, así como de las organizaciones políticas y de masas, forma parte de las funciones asumidas por el Departamento de Protección a la Familia y Asuntos Jurisdiccionales. El objetivo es elevar la cultura jurídica de la población mediante charlas, paneles, conferencias y otras actividades que motiven el intercambio.

Ramírez Gómez considera el diálogo con los padres un elemento básico, pues “cuando el menor queda sujeto a una medida de internamiento o a otras de las enunciadas en el Decreto Ley 64 —rector del sistema de justicia para menores de 16 años—, a los progenitores se les imponen también medidas de obligatorio cumplimiento afines al ejercicio de la patria potestad, son vigilados, y de violar las normas dispuestas, pueden ser sometidos a tratamiento penal”.

Ponderar la mirada hacia grupos vulnerables dentro de la propia familia (niños, mujeres y adultos mayores), clasifica como otra de las dimensiones de la nueva estructura departamental de la Fiscalía en Cienfuegos. La atención a los hogares de niños sin amparo familiar, escuelas de conducta, casas de abuelos y hogares de ancianos, obedece a la necesidad del cumplimiento de la legalidad y la preservación de los derechos esenciales y los recursos destinados por el Estado cubano para el cuidado de las personas acogidas en dichas instituciones.

“La intervención de los fiscales en procesos civiles y las revisiones penales figuran entre los ‘Asuntos Jurisdiccionales’ que igual nos competen, agrega Igneris Ramírez Gómez. En caso de existir inconformidades con la sentencia dictada, la Fiscalía Provincial tramita las solicitudes de revisión a través de las autoridades facultadas. Estas solo prosperan a partir de causales muy específicas contenidas en la ley de procedimiento penal”.

Inmersa durante 44 años en la protección de los derechos ciudadanos, la Fiscalía General de la República de Cuba trabaja con la finalidad de optimizar su quehacer, gestiona nuevas vías de interacción con el pueblo y busca el apego a las preocupaciones e intereses de la sociedad cubana actual. Los desafíos, no obstante, matizan su rutina y se apuntan en el horizonte.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles