La excelencia como máxima

0
254
Productos avalados por normas de calidad e inocuidad de los alimentos.
Productos avalados por normas de calidad e inocuidad de los alimentos.

Si alguien cree que la empresa socialista es una utopía, puede venir a Cienfuegos, llegarse hasta la Empresa de Servicios a Trabajadores de la Construcción, radicada en el No. 4302 de Avenida 60 entre las calles 43 y 45, y conocer de cerca por su director general, el licenciado Roque Soriano Echevarría el quehacer de los más de 400 trabajadores de la entidad.

Tienen como objeto social la producción de bienes y servicios, para suplir la demanda de los trabajadores de la Construcción en la provincia, aunque extienden su función a otros sectores de la sociedad. Conformada por varias unidades: Operaciones, Repostería-Panadería, Embutidos, Pecuaria, Capital Humano, Contabilidad y Finanzas, Calidad y Servicios, operan bajo las más avanzadas normas de calidad e inocuidad de los alimentos, y exhiben un alto sentido de pertenencia.

Representación del colectivo de ESTC. /Karla Colarte y A. Bielsa
Representación del colectivo de ESTC. /Foto: Karla Colarte

Ostentan la condición de Vanguardia Nacional por tres años consecutivos y acaban de ser galardonados con el Premio Provincial de la Calidad, en atención a su eficiencia y productividad. Sobre el particular, 5 de septiembre dialoga con el Director general Roque Soriano Echevarría:

Roque Soriano Echevarría, Director General
Roque Soriano Echevarría, Director General./ Foto: Karla Colarte

“Con el reordenamiento empresarial y la actualización del modelo económico, la empresa se ha sometido a cambios, con el objetivo de alcanzar un mejor desempeño administrativo en el orden social y técnico. Para lograr la efectividad de los cambios, mantenemos un enfoque motivacional en el personal, creando un clima de confianza que acompaña los resultados en la satisfacción de nuestros clientes”.

La Unidad Empresarial de Base Agropecuaria opera bajo una licencia ambiental para el manejo de la masa porcina, la explotación de la laguna de oxidación y la ejecución de la inversión del biodigestor, parte de las regulaciones ambientales y sanitarias previstas para la actividad. De ahí proviene la materia prima que llega hasta la Planta de Embutidos, quienes tienen certificado el Sistema Integrado de Gestión por las normas ISO 9001 y la Norma Cubana 136. Allí producen alimentos bajo la marca Triunfo.La ingeniera Hortensia Fernández Águila, tecnóloga de la Planta Procesadora de Embutidos, comenta:

Ingeniera Hortensia Fernández Águila, tecnóloga de la Planta Procesadora de Embutidos.
Ingeniera Hortensia Fernández Águila, tecnóloga de la Planta Procesadora de Embutidos./Foto: Karla Colarte

“Incrementamos gradualmente la variedad de productos (embutidos, masas cárnicas, pastas, ahumados, y conformados). Mantenemos un control riguroso con la aplicación de aditivos, cumpliéndose con las regulaciones establecidas por las autoridades sanitarias, y tenemos una vigilancia microbiológica sobre los alimentos”.

Un Ranchón para actividades, capacidad de alojamiento, una cocina central que abastece a 12 comedores con más de mil comensales presta servicios a los trabajadores de las diferentes obras del sector de la Construcción en el territorio. Cuentan, además, con una UEB en la capital, que tiene la misión de prestar servicios de alojamiento, alimentación y recreación a los constructores cienfuegueros que laboran el Programa de Viviendas y en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel.

Trabajadores jóvenes que se entrenan en el oficio.
Trabajadores jóvenes que se entrenan en el oficio./Foto: Karla Colarte

De igual manera funciona la Repostería-Panadería, quienes operan, también, bajos estrictas medidas sanitarias y de inocuidad de los alimentos, cuidando, al mismo tiempo, calidad y presentación.

De igual manera funciona la Repostería-Panadería, quienes operan, también, bajos estrictas medidas sanitarias y de inocuidad de los alimentos, cuidando, al mismo tiempo, calidad y presentación.

Dos veces al año, los trabajadores de la Empresa de Servicios a Trabajadores de la Construcción, con recursos adquiridos de parte de su salario, visitan la Sala de Oncohematología del Hospital Pediátrico de Cienfuegos, para aportar allí su sudor, y hacer vale ese adagio popular de que “no solo de pan vive el hombre”, porque el trabajo de esta empresa prueba, que ser eficientes no es una utopía, sino realidad posible.

Dejar respuesta