La enigmática flor del loto
vie. Dic 6th, 2019

La enigmática flor del loto

El hábitat natural de la flor de loto son estanques y lagunas. /Foto: Tomada de Internet

El hábitat natural de la flor de loto son estanques y lagunas. /Foto: Tomada de Internet

Cuando hablamos del loto estamos en presencia de una planta de enigmáticas y hermosas flores capaces de maravillar a cualquiera que las mire. Sus espectaculares colores, tamaño y peculiar forma, las hacen una especie reverenciada. Entre sus atributos destaca el resultar un vegetal comestible que se emplea en forma de té, y como condimento para platos típicos asiáticos.

La planta en cuestión, el Nelumbo nucífera, por su nombre científico, es una especie acuática, cuya flor es símbolo nacional de la India, y sagrada desde tiempos inmemoriales para otros pueblos del mundo, especialmente entre los asiáticos.

Se le considera al loto símbolo de buenos augurios, portador de múltiples significados en positivo, entre ellos la pureza, belleza, majestuosidad, gracia, fertilidad, abundancia, riqueza, sabiduría y serenidad.

Así lo definen los botánicos

La especie herbácea acuática está distribuida por casi todos los países asiáticos. También es posible verla en Malasia, Filipinas, en la isla de Nueva Guinea y en Australia. Con fines ornamentales ha sido introducida en multitud de lugares del mundo por sus sus efímeras pero admirables flores y como planta ideal para estanques con peces. Se estima que ya era cultivada por los asiáticos hace 5 mil años.

La flor de loto azul posee cualidades que la destacan del resto de sus congéneres.

De hojas ascendientes y orbiculares, el loto pertenece a la especie de las nucíferas. Se caracteriza por tener hojas flotantes y olorosas, además de un fruto de estructura compleja con múltiples hoyos que asemejan pequeños ojos. Es famosa la longevidad de sus semillas, que pueden germinar hasta después de una década.

Las flores, su elemento más destacado, pueden alcanzar aproximadamente entre 15 y 25 centímetros de diámetro, con una variedad de colores que van del rosa vivo a pálido o blancas, olorosas, con pétalos cóncavos, oblongo-elípticos a obovados; pedúnculos normalmente con acúleos, sobrepasando la altura de las hojas. Florece al final de primavera y en verano.

Los frutos complejos están formados por un receptáculo elipsoidal, de 5 a 10 cm de diámetro, de lados rugosos a débilmente estriados, con el ápice truncado y plano, y las núculas insertas en fosetas en él. Los rizomas y semillas se comen tostadas o cocidas. También se usa en medicina popular.

La flor tiene una gran capacidad de resistencia, de forma que puede sobrevivir en zonas difíciles, como las áreas pantanosas. Es por ello que se vincula a los procesos vitales complejos que tienen lugar en el camino de la vida.

La planta se asienta sobre el agua lodosa, lo que se asocia con los deseos carnales. A pesar del entorno hostil, la flor inmaculada prospera en busca de la luz, lo que guarda relación con la elevación espiritual y la pureza según los cánones de las culturas orientales.

Símbolismo y significados

La flor de loto ha sido símbolo de multitud de civilizaciones a lo largo de la historia de la humanidad. Entre los egipcios tenía un gran significado, ya que de ella emergían multitud de dioses como Ra (deidad vinculada al Sol), y Nefertum (el dios de los perfumes), al proporcionar una fragancia sumamente agradable.

El significado de la flor de loto nos habla de la importancia de la pureza del alma y esta es la explicación para su fuerza espiritual. Tanto es así que no solamente es un símbolo icónico de la belleza, sino que también se vincula con la individualidad de cada ser, de su fortaleza interior, la sabiduría y el entendimiento.

Además es símbolo del amor y de la amistad porque es interpretada como la pasión, pero también como la compasión. Es un reflejo del entendimiento, y no en vano en algunas culturas taoístas ha sido considerada símbolo del matrimonio. Por otro lado, representa los sentimientos puros, marcados por la tranquilidad y la paz. Resulta, por ello, un sinónimo de la protección.

Otros la ven como señal de buen augurio para superar etapas desfavorables e iniciar un comienzo nuevo, un futuro marcado por la esperanza. Este es el valor principal que esta flor se le atribuye cuando se regala a alguien.

Es común encontrar tatuajes que perpetúan en la piel de las personas la flor de loto.

Es frecuente también ver la flor de loto en los grabados sobre la piel (tatuajes), debido a su relación con valores como el cultivo de la amistad, de aquello que con el tiempo perdura y se convierte en algo fuerte.

La flor de loto la encontraremos en cinco colores diferentes, de tal forma que su significación puede variar según el tono. Estas serían las connotaciones particulares de cada uno:

  • Rosa: Es el significado más especial de todos, porque la flor de loto rosa simboliza el camino de la liberación, el despertar de nuestra alma hacia un nuevo camino.
  • Morada: Tiene un gran peso para el budismo y es interpretada como un mar de posibilidades y oportunidades
  • Blanca: Es la más apreciada debido a que simboliza la pureza, la belleza de lo natural, reflejo de la pureza de la espiritualidad.
  • Roja: Aunque en un primer momento se pueda asociar con la pasión, en realidad la flor de loto de color rojo simboliza la compasión, la bondad de nuestro corazón.
  • Azul: Simboliza la sabiduría, el entendimiento y el conocimiento.

Tradición oriental

En las prácticas de yoga, la posición del loto (padmasana) es la postura tradicional de la meditación, en la que la persona cruza las piernas, cada pie ubicado encima del muslo opuesto y coloca sus manos en las rodillas. En las religiones de Asia, la mayor parte de las divinidades están sentadas sobre una flor de loto durante el acto de meditar.

De otro lado, simbólicamente hablando, se asocia con la figura de Buda y con sus enseñanzas, por eso es una planta de carácter sagrado para los pueblos de Oriente. Cuenta la leyenda que cuando el niño Buda dio sus primeros pasos, en todos los lugares que pisó crecieron flores de loto.

Los lotófagos, un pueblo que vivía en una isla cercana a África del Norte, comían el fruto del loto, al que atribuían efecto narcótico, causando un sueño pacífico y también estados de amnesia. De ello da fe La Odisea, de Homero, donde por primera vez se menciona este detalle. Hay un episodio en el que tres hombres son enviados a la isla con el fin de investigar, sin embargo, consumen el loto ofrecido por sus anfitriones y se olvidan regresar al barco. Tiempos después Ulises logra su rescate y llevarlos de vuelta, pero debió atarlos para que no retornaran a la isla.

A través de esta historia, Homero apela al simbolismo de la flor de loto para describir un deseo humano: la posibilidad de borrar el pasado para comenzar de nuevo.

En China, con la Dinastía Sung (siglo X-siglo XIII), surgió la costumbre de vendar los pies de las niñas entre los 4 y 9 años. El fin, moldear pies pequeños, los llamados “pies de loto dorados”, así denominados porque la deformación provocaba un balanceo al caminar, similar al del loto mecido por el aire, de acuerdo con esa creencia. Eran el mayor símbolo de belleza y perfección de una mujer, componente además del erotismo y la sensualidad.

El dolor y sufrimiento que pagaban las mujeres por la belleza las acompañaba toda la vida. Las vendas no debían ser retiradas a riesgo del crecimiento indeseado, salvo para la higiene, y las bellas cumplían con el lavado ritual en las aguas del santuario donde los dioses mitigarían sus dolores.

Flor de leyendas a ambos lados del Atlántico

Una de las leyendas de la mitología griega cuenta que una hermosa diosa huyó al bosque asustada y fue a parar a un lugar llamado Loto, donde se hundió. El sitio había sido llamado así por los supremos dioses, porque aquel era el destino para fracasados y perdedores en la vida. Pero la joven diosa luchó durante siglos y logró brotar en forma de una hermosa flor. Por eso el loto es para los griegos señal de triunfo después de haber luchado incansablemente contra el fracaso.

De este lado del Atlántico también hay registros de fábulas relacionadas con el loto. Una de las más hermosas asegura que en la selva del Yucatán existía un reino maravilloso, cuyo príncipe estaba locamente enamorado de la hija del guardián del Cenote Sagrado: Nicté-Há, que significa Flor de Loto. Un buen día, el gran Cenote Sagrado, convencido de que el príncipe debía casarse con una hija de reyes, se opuso a los amores de éste con Nicté-Há y convocó a los grandes señores, entre quienes decidieron que para evitarlo, la hija del guardián debía morir.

La flor de loto roja también encierra mucho simbolismo

El bufón de la corte, que andaba cerca, lo escuchó todo y atemorizado fue corriendo a contárselo al príncipe. Enterado, el joven ordenó a su mejor guerrero ir a buscar a Nicté-Há y traerla al Palacio Real, donde se casarían. El noble guerrero partió raudo a cumplir la misión, pero durante la noche fue asesinado y arrojado a los matorrales. El bufón, que lo había estado siguiendo, lo vio todo y regresó a contarle la desgracia al príncipe, quien tomó  su arco y fue en busca de su amada. Al amanecer, Nicté-Há fue a mirarse al espejo de las tranquilas aguas del Cenote Sagrado y para sorpresa suya encontró allí al príncipe, que se acercó a ella y la abrazó.

Sin embargo, fue fugaz la felicidad, porque una flecha salida de entre las sombras hirió de muerte a la doncella, que ya sin vida se hundió en las aguas del Cenote Sagrado. Bañado por las lágrimas, el príncipe pidió a los dioses que se compadecieran de él. Tal era su tristeza, que su corazón terminó rompiéndose en mil pedazos y cayó agonizante sobre un charco de sangre.

Los dioses escucharon sus ruegos y mandaron al Señor de la Aguas y al Señor de los Pájaros. El primero bajó a lo profundo del Cenote y convirtió el cuerpo de la doncella en un precioso loto. El segundo se posó sobre el corazón del príncipe y lo convirtió en un precioso pájaro cardenal, siempre sediento de amor. Desde entonces, cuando amanece, el pájaro rojo baja hasta el Cenote Sagrado para cantar sobre los abiertos cálices de los lotos.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share