La doble molienda del “14 de Julio” de Cienfuegos

0
808
Los del “14 de Julio” están en un excelente momento. No hay reporte de lesiones ni ningún tipo de problemas, de ahí que la mira esté puesta en la reconquista del cetro ganado en 2010 y 2011. /Foto: Ández
Los del “14 de Julio” están en un excelente momento. No hay reporte de lesiones ni ningún tipo de problemas, de ahí que la mira esté puesta en la reconquista del cetro ganado en 2010 y 2011. /Foto: Ández

El pitazo de mañana viernes anunciará la doble molienda que asumirá en esta temporada el “14 de Julio”: la primera en lo económico, dando inicio a la zafra 2016-2017; y la segunda en lo deportivo, con la presencia de su equipo representativo en la discusión del título de la Liga Azucarera de Béisbol. Simbólico estreno para ambas lides, razón de ser e identidad de un central con tanta historia como el otrora “Manuelita”.

Contra todo vaticinio avanzó hasta aquí la novena de casa, superando desventajas desde el inicio mismo de la campaña. Y como no podía ser de otra manera, el pase en pos de la corona tuvo su dosis de suspenso, siempre viniendo de abajo, siempre apelando a la casta.

De los cinco duelos pactados contra el “30 de Noviembre”, de Artemisa, los locales cayeron en los dos celebrados en predios de aquellos. Regresaron a por el todo a su batey el fin de semana último, obligándose y cumpliendo en ganar los tres desafíos restantes. El decisivo, el de cierre, fue otra resumida e intensa réplica de lo hasta aquí acontecido.

En el final del noveno inning ganaban los visitadores once anotaciones por diez. Dos outs en cuenta negativa, hombres en primera y segunda por los anfitriones y el experimentado Yosvany Lazo madero al hombro: “Hacía falta el batazo, por eso tomé aire y ocupé mi lugar. Cuando la bola hizo contacto con el bate salió la línea por el jardín central, vi avanzar a los corredores… aquello fue una locura, recuerda Lazo. La gente se tiró al terreno a abrazarme, fue impresionante. Son esos momentos los que te mantienen vivo”.

Con dramatismo similar venció por la zona oriental el “Cristino Naranjo”, de Holguín, campeón defensor del torneo. Será un rival difícil para los perlasureños, para quienes la inspiración funge ahora como mejor arma. “Estamos en un excelente momento, añade Lazo. No hay lesiones ni ningún tipo de problemas: vamos por el campeonato, como lo hicimos en 2010 y en 2011”.

A siete encuentros se dispone la disputa por el cetro más dulce de Cuba, con los tres primeros por celebrarse en tierras holguineras. Desde acá, el pitazo del central dará la arrancada a los suyos, que a cientos de kilómetros del batey se pondrán en juego tras la orden de ¡play ball!

El campeón defensor, “Cristino Naranjo”, venció en su zona con similar dramatismo a como lo hizo la novena del antiguo “Manuelita”. / Foto: Noire Aguilera (Radio Angulo)
El campeón defensor, “Cristino Naranjo”, venció en su zona con similar dramatismo a como lo hizo la novena del antiguo “Manuelita”. / Foto: Noire Aguilera (Radio Angulo)

Dejar respuesta