La carambola: fruta estrella

2
975
Rama cuajada de frutos de la carambola

La naturaleza sorprende por la diversidad de las especies del mundo vegetal en cuanto a formas, tama√Īos y colores. Uno de esos regalos es la carambola, una fruta ex√≥tica y de apariencia estrellada, muy original, cuando se le da un corte transversal.

Sin embargo, amén de su atractiva figura, este vegetal de la familia de las Oxalidáceas y originaria de Indonesia y Malasia, posee propiedades nutricionales y medicinales dignas de resaltar a tenor de los beneficios que le reporta al hombre.

Sepa que de acuerdo con el aporte de provitamina A y vitamina C, se recomienda su consumo a toda la población y, especialmente, a quienes tienen un mayor riesgo de sufrir carencias de dichos componentes: personas que no toleran los cítricos, el pimiento u otros vegetales -fuente casi exclusiva de vitamina C en nuestra alimentación-; para quienes deben llevar a cabo una dieta baja en grasa o para aquellos cuyas necesidades nutritivas están aumentadas.

El corte muestra la forma estrellada

De los estados etáreos y biológicos anteriores pueden citarse: periodos de crecimiento, embarazo y lactancia materna. Así mismo, el hábito del tabaco, el abuso del alcohol, el empleo de ciertos medicamentos, el estrés, la actividad física intensa, el cáncer y el Sida, las pérdidas digestivas originadas por vómitos o diarreas y las enfermedades inflamatorias crónicas que disminuyen el aprovechamiento y producen mala absorción de nutrientes.

Debe agregarse que la provitamina A o beta caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita. Dicho elemento es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

La vitamina C, por su parte, interviene en la formaci√≥n de col√°geno, huesos y dientes, gl√≥bulos rojos y favorece la absorci√≥n del hierro de los alimentos y a la resistencia a las infecciones. Ambas vitaminas (A y C), cumplen adem√°s una funci√≥n antioxidante y como tal contribuyen a reducir el riesgo de m√ļltiples enfermedades, entre ellas, las cardiovasculares, las degenerativas e incluso el c√°ncer.

Por su lado, el potasio presente en la fruta es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, al tiempo de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

El componente predominante de la carambola es el agua. Contiene peque√Īas cantidades de hidratos de carbono simples y a√ļn menores de prote√≠nas y grasas, por lo que su valor cal√≥rico es muy bajo. La pulpa resulta rica en oxalato de calcio y fibra soluble y esto √ļltimo le confiere propiedades laxantes.

Los estudiosos del vegetal lo recomiendan para aquellas personas que sufren de diabetes, hipertensión arterial o afecciones de vasos sanguíneos y corazón. Y lo sustentan en el hecho de su bajo contenido de hidratos de carbono, riqueza en potasio y bajo aporte de sodio.

Eso sí, de acuerdo a su riqueza en oxalato de calcio su ingestión no conviene en caso de litiasis renal (cálculos oxalato cálcicos). De igual forma es desaconsejado para personas que padecen enfermedades renales que requieren una dieta de control de potasio, diarrea y trastornos gastrointestinales (estómago delicado, gastritis).

Cuando la carambola se madura su sabor es muy dulce y refrescante. Para comprobar nos fijaremos en su color y en los cantos. Si la fruta tiene un color entre amarillo y anaranjado y los cantos están algo oscurecidos, quiere decir que está a la sazón.

Si bien, lo más aconsejable es consumirla en su forma natural para aprovechar mejor los nutrientes, también pueden elaborarse con la pulpa jugos, mermeladas y dulces, muy apetitosos por cierto.

Seg√ļn la procedencia, la carambola recibe distintos nombres: en la Rep√ļblica Dominicana, “cinco dedos”; en Costa Rica, “tiriguro”; en Brasil, “caramboleiro” o carambolero, y en Venezuela, “tamarindo chino” o “tamarindo dulce”. Por su bonita forma tiene gran empleo en la decoraci√≥n de diversos platos exquisitos

A ciencia cierta, no se la similitud de nombres, pues seg√ļn el diccionario Peque√Īo Laurosse la acepci√≥n del t√©rmino es: ‚ÄúLance del juego de billar en que la bola atacada toca a las otras dos. Doble resultado que se consigue sin buscarlo: obtener algo por carambola. Casualidad‚ÄĚ.
¬°Vaya usted a saber!

2 Comentarios