La bendición del árbol del Nim

0
3839
Dicen que a la sombra de este árbol no vuela mosquito alguno

Cuentan que en la India siempre se supo que cuando aparecían las plagas de cigarras sólo un árbol quedaba verde, todos los demás eran devorados. El vegetal sobreviviente en cuestión era el Nim. Los científicos se encargaron, a lo largo de muchos años de estudios, de descubrir el misterio.

De todas las plantas que han demostrado ser útiles para la humanidad, muy pocas se distinguen por su asombrosa versatilidad: el cocotero, el bambú y el Nim figuran en esa élite. Este último es mencionado en muchos textos antiguos, y autoridades de la medicina tradicional india lo colocan en el pináculo de su farmacopea.

La corteza, las hojas, las flores, las semillas y la pulpa del fruto se utilizan para el tratamiento de gran variedad de enfermedades y molestias, desde la lepra y diabetes, hasta úlceras, problemas en la piel y resfríos. Pero son mucho más las aplicaciones que tiene.

De un tiempo acá, en Cuba proliferó su uso en las ramas del sector agropecuario, pues se ha comprobado su alta efectividad para controlar diferentes plagas que atacan a los vegetales, y, además, para combatir la garrapata en bovinos y los diferentes ácaros causantes de la sarna avícola, cunícola y porcina.

Gracias a las investigaciones hoy se sabe que productos derivados del Nim pueden afectar a más de 200 especies de insectos, además de algunas garrapatas, nemátodos, hongos, bacterias y también determinados virus.

¿Por qué estas bondades?

El árbol del Nim posee ciertas sustancias que la hace actuar como si fuera una cortisona, alterando o bien el comportamiento, o bien los procesos vitales de los insectos. Uno de los componentes más importantes es la azadirachtina, que interviene en la metamorfosis de la larva de los hexapodos y evita que se desarrollen las crisálidas, y, por tanto, mueren sin producir una generación. En el caso de los adultos, además de inhibir la formación de quitina, interfiere en la comunicación sexual y el apareamiento; en fin, en la reproducción. Otra sustancia presente en el árbol es la salanina, considerada como un fuerte repelente.

Además de las propiedades medicinales y de bioplaguicida natural, el Nim y sus derivados son utilizados, sobre todo en la India, como tocador, anticonceptivo, combustible (su aceite) y la madera para muebles y la construcción.

Por todas esas cualidades, conocidas por los hindúes desde hace milenios,se determinó que en sánscrito sea denominado Sarva Roga Nivarine (curador de dolencia),o en la tradición musulmana, Shajar-e-Murabac, que significa “árbol bendito”.

La ciencia justiprecia

Luego de ciertas observaciones hechas en África, en 1959,y de otros estudios publicados en la India, a partir de la década de los 90,en el mundo cientos de científicos fijaron su atención en el árbol de Nim. En Cuba el Instituto Nacional de Investigaciones Fundamentales de la Agricultura Tropical (INIFAT), conjuntamente con otras instituciones, ha estado ejecutando un programa para conocer la utilidad de esta planta en la producción agropecuaria.

Gracias a las pesquisas, quedó comprobado que los insecticidas Nim pueden controlar un número considerable de insectos considerados plagas de los cultivos agrícolas. Tal es el caso de la palomilla del maíz, la polilla de la col, mosca blanca, el minador de la hoja del tomate, la chinche del arroz, el gusano del pepino, así como diferentes gorgojos, los ácaros Tetranichus urbicae y Panonychus hyalinata y el nemátodo Meloidogyne. Asimismo se sabe que este árbol no afecta a las arañas, mariposas, abejas, mariquitas y avispas, entre otros animales útiles en la polinización y en el control biológico.

El INIFAT ha desarrollado diferentes líneas de productos comerciales; sin embargo, la preparación de un insecticida casero es bastante fácil, incluso, en algunos países los campesinos simplemente dejan un saco de semillas partidas en un barril de agua durante la noche, y al otro día extraen el envase y riegan un “te de Nim” sobre lo cultivos.

Si es para fabricar extracto acuoso se recomienda triturar las semillas en un molino manual o eléctrico. Luego se disuelven unos 20 gramos del polvo resultante por litro de agua y se agita varias veces. Dejar reposar entre 4 a 6 horas antes de filtrar.

Uno de los problemas en fomentar nuevas áreas el Nim es la viabilidad de las semillas, ya que las recién cosechadas nacen bien, pero después de tres semanas la germinación se ve afectada. Los especialistas del INIFAT recomiendan establecer un vivero, sembrar las semillas a 1,5 centímetros en bolsas llenas de una mezcla de tierra y materia orgánica, en proporción de tres a uno. Debe regarse cada dos días previos al brote y dos veces por semana hasta el trasplante. Esto último debe hacerse a los tres o cuatro meses.

Si se va a establecer una plantación es recomendable que las posturas queden a una distancia entre 6 y 8 metros una de la otra. Si es para un organopónico, se plantarán a una distancia de 6 metros, a 4 de los extremos de los canteros, al lado contrario de la salida del sol. Después del primer año, al inicio del período lluvioso, deben realizarse labores de deshija miento y poda de ramas laterales bajas de yemas terminales.

Bioinsecticida natural

Se sabe que el árbol de Nim es por excelencia un bioinsecticida que combate más de 200 especies de insectos que comúnmente atacan los cultivos; sin embargo, en muchos países asiáticos y africanos lo conocen más como cepillo de diente que por aquella propiedad Es frecuente ver a pobladores de esas regiones con un pequeño gajo de la planta para contrarrestar cualquier infección bucal bacteriana.

Pero, además de la utilidad de este prodigio de la naturaleza contra los dañinos artrópodos,el Instituto Nacional de Investigaciones Fundamentales de la Agricultura Tropical (INIFAT), de Cuba, y otros centros científicos del país han demostrado la eficacia ante otros animales indeseados incluyendo parásitos que afectan la masa bobina, avícola, cunícola y porcina.

A continuación ofrecemos algunas aplicaciones prácticas. Para la garrapata, fundamentalmente en los bobinos, se recomienda un baño mensual con una solución acuosa de semillas del Nim secas molidas, en proporción de 20 gramos por litro de agua. Esta mezcla se deja en reposo de 12 a 14 horas antes del lavado, que debe ser preferiblemente por la mañana.

Como vermífugo debe utilizarse la hoja seca molinada, a razón de 5 y 8 gramos por rumiante pequeño y adulto, respectivamente, formando parte del suplemento en la dieta. Es aconsejable repetir el tratamiento tres veces.

Por su lado, la sarna en los cerdos, conejos y perros se trata con un producto derivado del árbol conocido por Der Nim P. En el caso del ácaro, el piojo y los cestodos en las aves, los fármacos recomendados son el OleNim 80 (al 2 ó 3 por ciento), el CubaNim SM o TM, como extracto acuoso espejado sobre gallinas ponedoras.

Para conservar granos, particularmente los destinados a semillas, y para guardar el arroz, sólo basta con añadir algunos gajitos con hojas frescas al recipiente donde se van a depositar. Otra forma consiste en tratar los sacos de yute con aceite u otro extracto del Nim. Ambos procedimientos evitan por varios meses la entrada de los insectos, especialmente de gorgojos y otros escarabajos.

En la lucha contra el mosquito Aedes anopheles el tratamiento es bien sencillo. Con tal fin debe colocar semillas trituradas de la planta de marra en las lagunas y charcos donde ponen sus huevos. Entonces las larvas dejan de comer y mueren. Como dato curioso, se dice que debajo del Nim jamás han encontrado uno de estos molestos picadores.

Si usted es de los que padece de hongo en los pies, simplemente licúe una hojas en un mortero; si es necesario añada unas gotas de agua. El producto resultante aplíquelo después de baño diariamente en las partes enfermas, hasta la total curación.

Dejar respuesta