Juventud APK no acaba; seguirá en los Joven Club
mié. Oct 23rd, 2019

Juventud APK no acaba; seguirá en los Joven Club

Juventud APK, iniciativa de la Unesco en Cuba, busca dar su otro paso: convertirse en una oferta permanente de los Joven Club de Computación y Electrónica./Foto: Internet

Juventud APK, iniciativa de la Unesco en Cuba, busca dar su otro paso: convertirse en una oferta permanente de los Joven Club de Computación y Electrónica./Foto: Internet

Tras la exitosa experiencia de la reciente temporada estival, la iniciativa global de la Unesco YouthMobile, denominada Juventud APK en Cuba, pretende convertirse en una oferta permanente de los Joven Club de Computación y Electrónica en el país.

Elena Nápoles Rodríguez, oficial del programa de Comunicación e Información de la Oficina de la Unesco en La Habana, confirmó este interés, aunque señaló la necesidad de “sistematizar lo ocurrido en las provincias para ver cómo vamos a escalar, porque creemos que ha tenido muchísimo éxito durante la primera etapa”, dijo.

Más de 500 personas a lo largo de la Isla recibieron los cursos impartidos sobre programación, con el objetivo de formar capacidades en niños, adolescentes y jóvenes.

“El resultado se muestra en el creciente número de aplicaciones (apk) cubanas elaboradas, con temas que abordan las metas de desarrollo sostenible”, puntualizó Nápoles Rodríguez. “Los tópicos están relacionados con el mundo que deseamos tener a la vuelta de 2030 y cómo las tecnologías de la información y la comunicación pueden contribuir a ello”, agregó.

Luiz Daniel Ruiz Miyashiro, de once años, vive en Cienfuegos y resultó uno de los beneficiarios de Juventud APK. “Creé una aplicación para mejorar el interés de los niños por las matemáticas. Explica los términos de esta materia, con el fin de que los estudiantes, de 4to a 6to grado, repasen y aprendan.

“A mí me encantó participar, estuve ‘cacharreando’ la apk porque tuve algunos errorcitos, pero encontré ayuda para perfeccionarla”, afirmó.

De acuerdo con los coordinadores en Cuba de la globalizada iniciativa de la Unesco, “la idea es capacitar a las personas sin conocimientos en programación, para lo cual utilizamos un software muy amigable (App Inventor) que permite concebir aplicaciones complejas y con muchas funcionalidades”, apuntó Nápoles Rodríguez.

Ronald Pérez Ramos, estudiante de 4to año de Medicina en Camagüey, relató que Juventud APK le ayudó a diseñar una aplicación para los pacientes.

“Trata de la diabetes y ofrece consejos sobre la dieta, los estilos de vida adecuados, la medicación y sus posibles efectos adversos. Todavía es bastante sencilla, pero seguiré desarrollándola para hacerla más funcional”, comentó.

Uno de los impactos de Juventud APK reside en la formación vocacional. Según los representantes de este proyecto en el archipiélago, mucho de los beneficiarios han mostrado su intención de estudiar informática u otras especialidades asociadas al universo de las nuevas tecnologías.

“Empoderamos a los jóvenes para que puedan crear sus propias aplicaciones, compartirlas. Además, acompañamos a los Joven Club en una prioridad a nivel de país: la creación de contenidos nacionales”, refirió Nápoles Rodríguez.

“Internet en Cuba está creciendo muchísimo, hay cada vez mayor acceso, pero faltan los contenidos. Y nuestra iniciativa también contribuye a este propósito”, subrayó.

Noticias relacionadas
Share
Share