Justicia Revolucionaria (+ Video)

En aquel abril de 1961, la contrarrevolución mostraba su cariz más agresivo, alentada por la perspectiva de una inminente intervención norteamericana en Cuba.

Ante cada provocación, hubo una respuesta contundente. Y no podía ser de otra manera: por esos días se jugaba la existencia misma de la Revolución.

Aquel 16 de abril de 1961, en pleno corazón de La Habana, Fidel definió el carácter socialista de la Revolución Cubana.

Porque lo que no pueden perdonarnos los imperialistas es que estemos aquí; lo que no pueden perdonarnos los imperialistas es la dignidad, la entereza, el valor, la firmeza ideológica, el espíritu de sacrificio y el espíritu revolucionario del pueblo de Cuba”.

“Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos!”

Artículos relacionados

Omar George Carpi

Periodista del Telecentro Perlavisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir