Julito, protector de la flora y la fauna cienfueguera | 5 de Septiembre.
lun. Dic 16th, 2019

Julito, protector de la flora y la fauna cienfueguera

Lo más llamativo de Julio es que a pesar de no haber estudiado nada relacionado con la botánica, es considerado hoy una de las personas con más conocimientos acerca de la flora endémica de nuestro país, en especial, la endémica de Cienfuegos. /Foto: Cortesía del entrevistado.

Julio León Cabrera, “Julito” lo llaman algunos, es un hombre que aún acercándose a sus 60 año es fuerte como un roble y tiene tanta energía que contagia a los más jóvenes.

Sus mayores estudios han sido sobre los bambúes, por un pedido del General de Ejército Raúl Castro Ruz, hace más de 30 años, para tratar de insertar dicha planta como un objetivo económico del país. “Estudié fundamentalmente los exóticos, pero  desde luego, también comencé a estudiar los endémicos cubanos, que no tienen actividad económica, pero son importantes.

“Una vez me encontraba con mi esposa en el bosque, en el Carso de Buenos Aires. Yo buscaba una especie de bambú, endémica de aquel lugar, y entonces ella me pide que revisara detrás de unas piedras porque no quería encontrarse algún bicho. Y así,  de esa manera casual, encontré la planta que llevaba quince años buscando”, me cuenta aquella historia como si me conociera de toda la vida.

Lo más llamativo de Julio es que, a pesar de no haber estudiado nada relacionado con la botánica, es considerado hoy una de las personas con más conocimientos acerca de la flora endémica de nuestro país, en especial, la de Cienfuegos. Graduado de Operador de Radio, trabajó durante 15 años en la base de radio del Pico San Juan, mientras que ya colaboraba con el Jardín Botánico de nuestra provincia. “Llevo trece años trabajando en el ‘Jardín’, y como colaborador, ya son más de cuarenta”, asegura.

En estos momentos, Julito se encuentra laborando en la actualización de la Lista Roja de la Flora de Cuba, la cual se pronostica publicar en el 2020. “Para mí, primero que todo es un orgullo, es algo que no me esperaba. Ni siquiera soy graduado de esa materia y ellos han contado conmigo. Pertenecer al grupo de especialistas en plantas cubanas es sin dudas una meta para cualquier botánico”.

Además de dicha labor, Julio se encuentra insertado en diferentes proyectos. Entre ellos, Conectando Paisajes, el cual tiene que ver con la conservación y cómo lograr la conectividad entre ecosistemas montañosos. “Es un proyecto muy importante para el país. Se está trabajando en todos los aspectos de la biodiversidad y el vínculo con los campesinos. El objetivo es que estos se logren concientizar en la siembra de especies nativas en sus fincas, y así lograr la conectividad entre todos los ecosistemas. También me encuentro insertado en un proyecto de Certificación y Sequía. Se está trabajando en la zona de la costa sur de Cienfuegos, a partir de Yaguanabo hasta el río Cabagán, una de las zonas más secas de Cuba”.

La flora cienfueguera es un motivo de orgullo para él. “Nuestra flora, además de encontrarse amenazada, es muy rica en cuanto a cantidad de especies endémicas, y nuestra misión es conservarla para que las generaciones futuras también puedan disfrutar de ella”.

Según Julio, es primordial trabajar en el rescate de las especies y sobre todo del ecosistema. “No hacemos nada con rescatar una planta. Y pensar que es la importante por ser la única que queda. Si no rescatamos toda la vegetación asociada con esta no hacemos nada, porque ella no vive ahí por un capricho, ella vive ahí porque tiene todas las condiciones para desarrollarse. Deberíamos saber más sobre ecología y sobre protección de las especies”.

Con seguridad otros continuarán la labor de León Cabrera. La flora y la fauna local así lo merecen. “Trabajar con jóvenes me interesa, lo hago y me gusta. Los jóvenes son muy importantes. Portan la mente fresca y nuevos conocimientos. Mi consejo es que estudien, estudien y estudien, y se acerquen a los de mayor experiencia. Generalmente, los botánicos son personas muy abiertas que enseñan mucho y ayudan. Es nuestro deber lograr que futuras generaciones puedan disfrutar de plantas que hoy se encuentran al borde de la extinción”.

Desde muy pequeño, Julito comenzó a sentir una inmensa atracción por la botánica, una pasión que años más tarde lo convertiría en un especialista en conservación de la flora. El gran especialista que hoy es Julio León Cabrera.

*En coautoría con Raúl Edel Padilla Morales, estudiante de Ingeniería Agrónoma en la Universidad de Cienfuegos.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share