Judo cienfueguero: ¿volverá a salir oro de los tatamis?
mié. Jul 17th, 2019

Judo cienfueguero: ¿volverá a salir oro de los tatamis?

Para atletas y entrenadores del judo cienfueguero, la preparación ha sido esta vez muy superior. /Foto: Carlos Ernesto

Para atletas y entrenadores del judo cienfueguero, la preparación ha sido esta vez muy superior. /Foto: Carlos Ernesto

Aunque las nuevas generaciones no lo conozcan, el judo cienfueguero tuvo en esta provincia a una de las potencias de nuestro país, sobre todo en el sexo femenino.

Acostumbrados estuvieron los atletas sureños de esa disciplina a integrar los equipos nacionales y representar a Cuba en todo tipo de eventos. Los hermanos Yosvany y Oreidis Despaigne, José Alexis Armenteros, Sheila Espinosa y las subcampeonas olímpicas Anaysis Hernández y Yanet Bermoy, son sólo algunos de los más encumbrados ejemplos.

Pero lamentablemente esa época dorada cerró hace buen tiempo sus puertas, y de unos años ha a esta fecha los amantes de este deporte esperan por el renacer del judo cienfueguero, el cual ha caído estrepitosamente hasta lugares antes insospechados.

El año anterior los representantes de la categoría escolar continuaron en picada y concluyeron en el puesto 14 de la cita veraniega, con cosecha de tres metales de bronce. Idéntica renta consiguieron los juveniles (cuyas medallistas fueron todas chicas), pero en su caso les sirvió para ubicarse en el décimo escaño.

El actual curso escolar lo enfrentaron con una matrícula de 32 integrantes, sumando ambas categorías, los cuales son atendidos por tres entrenadores. Y todos coinciden en que esta vez la preparación ha sido muy superior.

Joenna Ramírez, integrante de aquella generación de oro del judo femenino cienfueguero y ahora en funciones de técnica, así lo confirma. “Totalmente diferente a los últimos años. Esta vez hemos recibido más apoyo del organismo y de la EIDE, sin olvidar la ayuda de los padres, comenta.

Eso nos ha permitido topar, e incluso hemos participado en copas organizadas por Pinar del Río y Artemisa, que fueron excelente medidor para ver cómo se encontraban nuestros atletas”, añadió.

El jefe de cátedra Julio Lamelas, ya con 34 años dedicados al judo, confiesa que también ha habido mayor disposición por parte de los muchachos. “Nosotros siempre damos el máximo en aras de transmitir nuestras experiencias, pero los que entrenan y compiten son ellos. Este año están más motivados y se están entregando con todo a las prácticas. Por ello hemos podido darle cumplimiento a los objetivos trazados para cada una de las etapas”.

María Carla Alarcón y Cristian González conquistaron bronce en la anterior versión de los Juegos Escolares, y ahora aseguran ir por más.

Hemos entrenado muy fuerte y estoy segura de que puedo mejorar el resultado”, dice la chica, mientras el muchacho expresa que “nos han ayudado mucho, como por ejemplo con el transporte. La participación en esas copas fue fundamental, porque conocimos rivales y comprobamos qué deficiencias tenemos que corregir”.

Marcos Pavón, de la categoría juvenil, reconoce que “ahora le ‘estamos entrando’ al tatami con más deseos. Sabemos que podemos hacerlo mejor y ese el objetivo de todos aquí”.

Sin duda alguna, llama la atención el protagonismo del sexo masculino, en un territorio donde las muchachas siempre llevaron la voz cantante si de materia de judo se trata.

Increíblemente, el sexo femenino, otrora potencia, ha decaído sobremanera. /Foto: Carlos Ernesto
Increíblemente, el sexo femenino, otrora potencia, ha decaído sobremanera. /Foto: Carlos Ernesto

¿Desaparece el judo femenino?

Llevamos varios años así y de verdad me duele en lo personal. No es un fenómeno sólo del judo, sino de todos los deportes de combate. La realidad es que las niñas no quieren sumarse. Ahí juegan un papel fundamental los padres, pues ellas comienzan a entrenar, pero cuando empiezan las técnicas de estrangulación, agarres fuertes, inmovilizaciones, de inmediato se inicia el éxodo”, nos dice Joenna.

Para Lamelas, la explicación también está en el pobre trabajo desde la base. “Los municipios y las áreas no están aportando muchachas. Y te digo que es un problema de conciencia y amor por este deporte. Porque los varones llegan solos a las áreas, pero a las niñas hay que salir a buscarlas, explicarles, motivarlas, hacer que se acerquen. Si la situación no cambia, dentro de poco no existirá el femenino, algo lamentable”.

Juveniles y escolares de cara a nuevos retos

No obstante, técnicos y atletas se muestran optimistas de cara a las ya cercanas citas nacionales, ambas con sede en Sancti Spíritus. A partir del 29 de junio da inicio la justa juvenil, mientras los escolares salen al tatami desde el 5 de julio.

Yo voy por el oro”, sentencia María Carla. “Siempre aspiramos al título, pero ganar nuevamente una medalla es mi objetivo”, confiesa Cristian.

En esta ocasión participaremos con menos atletas que en otros años –explica Julio. Tenemos que ser objetivos y apostamos por la eficiencia, o sea, buscar calidad por encima de masividad. Irán a las competencias aquellos atletas que pueden meterse en la pelea y conseguir buenos resultados. La meta es alcanzar un mayor número de medallas y claro que con eso escalaríamos posiciones. Sí, puedes escribir que este es un reinicio del judo cienfueguero, y que daremos todo por conseguir ese anhelado renacer”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles