José Martí, paradigma constante

Los paradigmas trasmiten las huellas imborrables en la conducta y la armonía familiar de nuestros hijos a través del ejemplo, dura faena de hacer bien lo correcto, sin presiones ni poses de ocasión, deben ser al natural, cual pergamino de alguna biblioteca lejana a la espera de ser descubierto, para que perdure en el tiempo. 

Ellos inculcan a sus hijos el decoro de todo hombre, la paz y elsosiego con que debemos de convivir unos con otros, nosotros con ellos, yo junto a ti, para salvar la naturaleza humana, con la misma naturalidad con que se salva una idea, una convicción.

Sentir los símbolos de todos como nuestros, es parte del entorno humano, es el embrión de nuestros padres, identificados con ellos, trasmitidos a nosotros mismos como sus hijos, cuando sus ideas se comparten y nos marcan la diferencia, por la pureza de su pensamiento y actuar diario.

Foto: Adrián Millán

Foto: Adrián Millán

Otras veces, vemos una cosa allí a lo lejos, y de inmediato sabemos que es nuestra, aunque no nos pertenezca, sintiendo solamente que es de todos, mío y tuyo, aunque la edad no nos permita entender todo su ser, cual coraza que nos protege de lo insensato y lo deshonesto.

Un niño nombrado Jorge —le dicen Jorgito—, nacido en Punta Alegre, Ciego de Ávila, descubrió y vio una cosa blanca entre la maleza fangosa y hasta allí enrumbó sus pasos sin tener en cuenta su menuda figura, atravesó breñas, aromas, palos, alambres enrollados y herrumbrosos, tierra húmeda y fétida, hasta alcanzar la figura blanca.

El contraste con lo oculto era evidente y no casual; desde muy lejos, emergía cual paradigma emancipador del momento de calma, después de una tormenta adversa y azarosa, él con sus diminutas manos lo abrazaba: “ya te tengo”.

La imagen se recuerda por el simbolismo que encierra en la patria que construimos, en la cual es Martí uno de nuestros paradigma constantes.

Foto: Yander Zamora

Foto: Yander Zamora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir