Jorgito Lee, una historia fascinante

Jorgito Lee es una interesante historieta que evidencia la importancia de estudiar. Luis Arturo Aguiar Palacios, su creador, es un reconocido dibujante, pintor, grabador e historietista cubano. Dentro de sus textos figuran: Henry Reeve, valor y voluntad (2006), La Marcha invasora de Camilo y Che (2007), Cuito Cuanavales (2010), La gran aventura de Rabbar (2012), entre otros.

Con las historietas, el lector puede memorizar rápidamente el contenido expuesto, pues la conjugación de las imágenes con las letras resulta un elemento sumamente aprehensivo. En el libro Jorgito Lee, su autor utiliza este didáctico y divertido método de enseñanza para que los niños conozcan sobre el pasado histórico de su nación.

Jorgito es el nombre del personaje protagónico de esta interesante historieta. Este joven de secundaria, junto a sus amigos Dopico y Reynier realizan un largo viaje por el tiempo. Así, presencian los sucesos de la Guerra de los Diez Años e interactúan con algunos de sus líderes.

En el libro Jorgito Lee, su autor utiliza este didáctico y divertido método de enseñanza para que los niños conozcan sobre el pasado histórico de su nación.
En el libro Jorgito Lee, su autor utiliza este didáctico y divertido método de enseñanza para que los niños conozcan sobre el pasado histórico de su nación.

Las ilustraciones están cargadas de detalles que hacen que el lector pueda viajar en el tiempo junto con los personajes. Además, por su orden secuencial lógico esta serie de dibujos constituyen un relato, con texto o sin él.

La edición y diseño por Mónica Orges Robaina es otro de los elementos dignos de distinguir, pues los temas tratados quedaron expuestos con gran claridad y síntesis. De ahí que la imagen visual se convierte en el factor preponderante del relato. Héctor Germán Oesterheld expone que las historietas:

«(…) muchos la consideran un género menor y la miran peyorativamente. Sin embargo, hay que leer con detenimiento las buenas historietas para darse cuenta de que no es así. Por otra parte, es absolutamente improbable que a quien tiene el hábito de la lectura de la historieta se lo saque, así como contribuye a que, por ejemplo los niños tengan a través de ella su primer acercamiento a la literatura. Es responsabilidad de quienes la hacen, que se trate de un acercamiento sano y positivo. El género ofrece esa posibilidad».

Acercar historietas a los niños representa —como plantea Héctor Germán— una vía para impulsar la lectura desde edades tempranas, lo cual resulta sumamente complejo hoy día, con la gran influencia que tiene la tecnología en los infantes. Igualmente, es destacable la propuesta de Palacios al incluir la Historia en este género.

Jorgito Lee es un libro interesante que rastrea los acontecimientos del pasado, en la búsqueda de sus misterios. Leerlo implica revivir la historia, a través de las fantasías y conocimientos de tres jóvenes de secundaria.

Karen Becerra Avalo

Karen Becerra Avalo

Graduada de Filología por la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir