John Bolton, otro grave peligro para el mundo
vie. Nov 22nd, 2019

John Bolton, otro grave peligro para el mundo

El asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton. /Foto: Michelle McLoughlin (Reuters)

El asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton. /Foto: Michelle McLoughlin (Reuters)

A partir del 9 de abril de 2018 el mundo sumó otro grave peligro a los muchos ya afrontados. Por si fuera poco el calentamiento global y su estela de desastres, la posibilidad de un estallido nuclear, la polución, las guerras y el hambre para un planeta devastado por los poderes hegemónicos con Estados Unidos como causante central de la debacle, ese día asumió el cargo de Asesor de Seguridad Nacional de la potencia militar y económica mayor de la historia el señor John Bolton.

Si el recordado Howard Zinn hubiese estado vivo para este nombramiento, muy probablemente habría incluido a Bolton en su imperdible libro de la historia de los Estados Unidos, calificándolo como uno de los personajes más dañinos desde sus anales políticos.

Aun sin poseer la altura intelectual de Zinn, que tampoco es necesario tenerla para ello, quienes sí pudieron definirlo como “el hombre más peligroso del mundo” fueron los editores del periódico inglés The Guardian, el 16 de mayo. Solo un día después, Amy Goodman, prestigiosa periodista norteamericana, directora de la radio-televisora alternativa DemocracyNow!, y Dennis Moynihan, cofundador del medio, lo enjuiciaron en su artículo homónimo conjunto como “la peor pesadilla del mundo”.

No es para menos. Quien conozca el prontuario del sujeto sabrá que no hubo pizca de exageración al endosarle tales apelativos. Grosso modo, los colegas británicos fundamentaron su aseveración en que “no tiene escrúpulo alguno a la hora de manipular la información o de hacer caso omiso abiertamente de datos relevantes para avanzar en su agenda belicista. Lo más preocupante es que sabe lo que está haciendo, ya que es alguien experimentado, capaz de presionar enérgicamente para imponer sus puntos de vista y con un largo historial de uso de estas habilidades para socavar la diplomacia y acabar con acuerdos firmados por su país”.

Ahora bien, sin fallar en su calificativo, a The Guardian le faltan argumentos para respaldarlo. Mentir y manipular puede cualquiera, sin granjearse los galones de un Fouché. El problema fundamental radica en a quién se le habla en las orejas, su grado de poder y la solicitud de este a aceptar el soplo. Si se está “asesorando” a la persona más poderosa de la Tierra, quien además presenta un perfil psicológico de rasgos insanos, y se le configura su subjetividad para encauzar acciones de lesa humanidad y disparates políticos colosales que pueden trastocar el concierto mundial a niveles extremos, entonces el peligro de esa persona alcanza rangos exponenciales, extremos.

El halcón Bolton, asesino en masa causante de un millón de civiles muertos en Irak, fue factor determinante en la guerra de invasión contra esa nación asiática en 2003, sobre la base de justificaciones infundadas luego desmentidas.

Casi al unísono, el luterano nacido en 1948 y egresado de la Universidad de Yale aseguraba que Cuba transfería armas biológicas a países conflictivos, con el fin de preparar un ataque a la Isla. En ese objetivo este hombre no ha cejado y es uno de los actores centrales de la hostilidad extrema reinante ahora, junto al propio Trump, Pompeo, Pence, Marco Rubio y Mauricio Claver-Carone.

Defensor a ultranza de la Doctrina Monroe, el truhán que le ayudó a ganar las elecciones amañadas en la Florida a George W. Bush constituye una de las lanzas más afiladas, en todos los ángulos, de la guerra contra Venezuela.

El abogado, ex comentarista de la cadena ultraconservadora Fox e integrante de diversos centros de estudios estratégicos vinculados al aparato sionista, además apuesta de forma directa por la opción militar contra Siria e Irán desde hace varios lustros.

El desenfreno belicista y la responsabilidad de Bolton

En septiembre de 2018, quien en marzo de 2015 publicara en The New York Times un beligerante artículo titulado Para detener la bomba de Irán hay que bombardear Irán, le pidió un plan de ataque a la nación persa al entonces Secretario de Defensa, Jim Mattis.

Hasta al mismísimo ex general de la Infantería de Marina apodado Perro loco, un tipo que no se ha andado con chiquitas para hollar suelos extranjeros bajo la bota de Washington, le pareció alocada e irracional esa petición.

Con vínculos muy estrechos con los gobiernos de Israel y Arabia Saudita, Bolton insiste, todavía, en la agresión militar a Teherán; sea por la opción primaria de los Estados Unidos o mediante dichas dos naciones.

El mundo siempre ha sido un polvorín y ha estado repleto de gente taimada en el poder o con gran influencia sobre este, pero jamás a los extremos de hoy. Y parte del loco desenfreno belicista actual es responsabilidad de John Bolton.

Noticias relacionadas
Share

1 comentarios en “John Bolton, otro grave peligro para el mundo

  1. Es increíble como personas de este mundo tratan de mandar sobre todos los seres humanos. Deberían darse cuenta que ellos son igualitos a todos, comen, duermen y generan desechos. Deberíamos volver a edad de piedra, donde todo era en base a la alimentación y la conservación de la especie. Cuando el hombre se creyó superior a los demás animales estropeó la naturaleza. Si no trabajamos duro por defender la paz, nos extinguimos. Una guerra ahora la vida en la tierra desaparece. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share