IV Clásico Mundial de Béisbol: la victoria boomerang

Australia: hecho. Clasificación a la segunda ronda de IV Clásico Mundial de Béisbol: hecho. Polémica y controvertida la estrategia de juego de Cuba, al final pareció funcionar, no sin susto, con un batazo de vuelta completa y cierto efecto boomerang.

Sucede que escogimos, y nos escogieron; guardamos lo mejor y nos reservaron otro tanto; medimos y nos midieron: si los australianos nos eran asequibles, lo mismo consideraron ellos de los nuestros. No avanzó mucho el primer abridor criollo, Lázaro Blanco, (inusualmente descontrolado, justo mencionar) y otra vez quedó en el bullpen la responsabilidad de mantener con vida las aspiraciones.

Dos momentos trascendentales tuvo el duelo, con un héroe indiscutido y el salvador: un Alfredo Despaigne con un grand slam de sentencia (las únicas anotaciones para la ofensiva antillana) y un ponche de infarto de Liván Moinelo en el octavo ante Trent Oeltjen para mantener la mínima ventaja. El dilema de “vida o muerte” fue una constante de 27 outs.

Preocupante resultan, en cambio, los notables baches en la alineación de casa. Si ya cumplimos metas y objetivos, quizá llegó el momento de arriesgar, de soltar amarras y replantearnos la dinámica sobre el diamante. Si hasta aquí llegaban las exigencias, toca turno a la confianza… que nunca es tarde para el disfrute.

Share
Darilys Reyes Sánchez

Darilys Reyes Sánchez

Licenciada en Periodismo. Graduada en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas en 2009

6 Comentarios en “IV Clásico Mundial de Béisbol: la victoria boomerang

  • Avatar
    10 marzo, 2017 en 1:44 pm
    Permalink

    Es un placer seguir viendo a nuestro equipo en el Clásico Mundial, y espero disfrutar los partidos contra Israel, Holanda y Japón pero ¿Podemos ganar uno ahora? Creo que sí, si se logra igualamos la peor actuación en los Clásicos pasados, pero importa más dejar una buena impresión y rescatar el prestigio internacional de nuestra pelota, como se hizo en la Serie del Caribe jugando bien, sin presión, demostrando calidad.
    Claves para aspirar a la victoria: la efectividad del relevo, los cambios de la alineación a tiempo y una acertada estrategia durante el juego de C. Martí. ¿O mejor sería pedir la correcta alineación de los astros?

    Responder
    • Darilys Reyes Sánchez
      12 marzo, 2017 en 10:13 am
      Permalink

      Bueno, estas alturas, creo que solo nos toca pedir sobre la base de lo que tenemos… En cuanto a verlos ganar, comparto el deseo, el tema es que ahora se puso serio el Clásico y ya no podemos escoger rivales, en el peor de los escenarios, los más débiles seríamos nosotros…
      saludos y gracias por su comentario

      Responder
  • Avatar
    10 marzo, 2017 en 1:37 pm
    Permalink

    Darilys, estoy totalmente de acuerdo con tu artículo, comparto el criterio de Jorsamo y creo, además que por muy imparcial que quiera ser un director del equipo Cuba de pelota, si viene de haber dirigido al campeón en la Serie Nacional, me da la impresión que siempre tiene cierto compromiso con los integrantes de su equipo. Carlos Martí es el que está allí y respeto sus decisiones pero casi perdemos por causa de esto.

    Responder
    • Darilys Reyes Sánchez
      12 marzo, 2017 en 10:21 am
      Permalink

      El tema es que la alineación se mantiene estática y no produce: en los dos últimos las anotaciones han sido gracias a Despaigne, así, con nombre y apellidos… Se está jugando muy conservador, el objetivo no era clasificar? ya no lo hicimos? … en fin
      gracias por su comentario

      Responder
  • Avatar
    10 marzo, 2017 en 10:27 am
    Permalink

    A decir verdad Cuba navegó con mucha suerte, pero la dirección del equipo se le vio brechas de un conservadurismo al extremo; desde haber dejado a Yera abrir el 4to., cuando todo indicaba que YA había hecho su trabajo al sacar el último out al bateador zurdo a quien se enfrentó. Tampoco se justifica haber dejado a Benites batear con bases llenas y un solo out, aun cuando Martí quizás consideraba que le estaba dando un “voto” de confianza, sin tener en cuenta que entre los dos partidos anteriores solo había conectado un solo hit y se le veía mal tirándole a la bola. Pero si fuera poco y para no haber aprendido la lección, Martí deja batear al muchacho de la segunda base y este le volvió a fallar en el 8vo, intentando infructuosamente tocar la bola para adelantar a Gracial algo que no se entiende porque si lo que quería era tocar la bola, ¿por qué no trajo Manduley que es mejor tocador y corredor? Desaprovecho una buena oportunidad para haber traído a Víctor Víctor por Céspedes que era predecible sus outs por ponches. Vladimir sigue encaprichado con su bola rápida pero alta en ocasiones y Moinelo que a mí en lo personal, no me acaba de convencer, estas son algunas cosas de Martí, de quien pensaba que era un gran estratega como Director, pero después del partido de ayer y pese al resultado, estoy cambiando de opinión. Esperemos los análisis y los cambios ante Israel.

    Responder
    • Darilys Reyes Sánchez
      10 marzo, 2017 en 11:12 am
      Permalink

      Eso esperamos todos, al final, el objetivo supremo ya se cumplió, por tanto supongo puedan soltarse y jugar con menos presión de la hasta el momento expuesta. Por supuesto, ya no se podrá escoger rivales.
      Saludos y graicas por su comentario

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share