Isabel, médico de la familia aclamada por pacientes agradecidos

La Atención Primaria de Salud Pública despliega  múltiples tareas en medio de la pandemia global  de la Covid-19, entre ellas, las pesquisas diarias de los estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas.

Se abarca al ciento por ciento de la población, el seguimiento a los viajeros arribados y de ingreso domiciliario, unido a la atención a la comunidad con prioridad para los adultos mayores y las embarazadas.

Ahí está el médico de la familia que enfrenta cada detalle, como la doctora Isabel Díaz Alfonso, especialista en Medicina General Integral de Primer Grado, quien  atiende el consultorio No. 3, del barrio de Las Minas, en el consejo popular Punta Gorda, de esta ciudad del centro sur del país.

“En el caso de la atención a las embarazadas, dice, esto no se detiene; les brindamos la consulta el día que les toca y se les realizan visitas de terreno. Ya los niños no están yendo a la puericultura y por ello los atendemos dos veces al mes, pero en sus viviendas.

Sobresalen las dinámicas familiares para quienes  tienen algún paciente con infecciones respiratorias o ingreso domiciliario, y les explicamos las medidas para la prevención de la Covid-19”, comenta Isabel, esta profesional de la salud que trabaja sin mirar el reloj.

“Cuando los estudiantes de medicina terminan las pesquisas en jornadas que duran hasta horas de la tarde, agrega, visitamos los pacientes que reportan enfermedades respiratorias para clasificarlos, si tienen o no riesgo epidemiológico y remitirlos al Área de Salud o a los hospitales”.

No por gusto la cara de la Dra. Isabel denota cansancio y evidentes las ojeras: “Llevamos un trabajo intenso y apenas hemos podido descansar. “Las distancias son largas; las rutas previstas por el  Gobierno terminan en los hospitales. Mi consultorio tiene una extensión territorial amplia. Hay que caminar por el mediodía debajo del sol y después regresar a la casa a pie la mayoría de las veces”.

Foto: Mireya Ojeda Cabrera
Foto: Mireya Ojeda Cabrera

Pacientes agradecidos opinan: “Es una de las mejores cosas que nos ha pasado en este consultorio. A partir de que ella está ahí junto con su enfermera, ese consultorio muestra una higiene increíble, todo está ordenadito; las historias clínicas nada más buscarlas aparecen y conoce muy bien la situación de cada núcleo familiar. Cuando tú vas a su consulta se toma el tiempo con cada paciente. Disponemos de una atención esmerada y ruego porque siempre esté ahí; es una confianza muy grande contar con una persona así”.

La embarazada, Jennifer Machado toma la palabra: “Es una gran doctora. Estoy embarazada y cada 15 días tengo consultas;nunca me hafallado y ahora que estoy en proceso de término se toma la molestia de venir todos los días a la casa, tomarme la presión, darme seguimiento y señalarme cuando debo ir a las consultas del policlínico manda un taxi para que me lleve y evitar caminar, porque tengo los pies muy inflamados”.

Es parte de la historia de Isabel, médico de la familia consagrada y valiente, muy querida por la comunidad.

Lea también || Pesquisas activas de casa en casa por estudiantes de Cienfuegos

Mireya Ojeda

Periodista de Radio Rebelde. Fue miembro fundador del staff del diario 5 de Septiembre en 1980.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir