Intercambian Moncadistas con atletas y estudiantes en Cienfuegos

0
997
"A los j贸venes de hoy les corresponde continuar con el legado de la Generaci贸n del Centenario", convoc贸 Ramiro S谩nchez./ Foto: Efra铆n Cede帽o

Los combatientes Alejandro Ferr谩s Pellicer y Ramiro S谩nchez Dom铆nguez, asaltantes de los cuarteles Guillerm贸n Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de C茅spedes, en Bayamo, respectivamente, visitaron sitios de inter茅s de la ciudad de Cienfuegos.

El periplo inici贸 por el gimnasio Leandro Garc铆a M茅ndez, reci茅n remodelado, donde j贸venes atletas de judo, de gimnasia art铆stica y glorias deportivas del territorio se interesaron por la participaci贸n de los destacados revolucionarios, como parte de la llamada Generaci贸n del Centenario, en la gesta acontecida el 26 de julio de 1953.

S谩nchez Dom铆nguez rememor贸 sus pasos iniciales como miembro de la Juventud Ortodoxa y posteriores encuentros con Fidel Castro. Refiri贸 an茅cdotas de las pr谩cticas de tiro en diferentes fincas habilitadas para los entrenamientos y la misi贸n asignada por el l铆der hist贸rico de la Revoluci贸n de llevar por tren, junto a otros dos compa帽eros, las armas a utilizar en la toma del enclave militar de Bayamo.

Por su lado, Ferr谩s Pellicer record贸 su incorporaci贸n a la lucha, procedente de la organizaci贸n Joven Cuba, fundada por Antonio Guiteras. Luego, seg煤n sus palabras, se id茅ntico plenamente con Fidel y su programa pol铆tico por lo que no dud贸 ni un instante en sacrificar un buen salario y exponer su propia vida por el ideal en que cre铆a.

Ambos combatientes contaron las peripecias para poder escapar del ensa帽amiento y la percusi贸n tras los hechos de Oriente por parte del ej茅rcito y de la polic铆a de la dictadura de Fulgencio Batista. Golpes de suerte y ayuda de familiares, amigos y campesinos de esos lugares posibilitaron preservar la integridad f铆sica y salvar la vida.

El recorrido culmin贸 en la sede Carlos Rafael Rodr铆guez de la Universidad de Cienfuegos. Aqu铆 estudiantes de la Escuela Pedag贸gica y la de Ciencias M茅dicas conocieron de los testimonios de los dos asaltantes.

S谩nchez Dom铆nguez se refiri贸 a los antecedentes hist贸ricos que dieron lugar al Moncada. Describi贸 la corrupci贸n administrativa de los gobernantes de entonces, la situaci贸n de pobreza en el que estaban sumidos los cubanos y otras calamidades sociales, las que, poco a poco, fueron avivando la conciencia pol铆tica y la necesidad de la acci贸n armada, sobre todo luego del golpe de estado propinado por Fulgencio Batista, en marzo de 1952, zarpazo que hab铆a echado por tierra cualquier opci贸n de elecciones libres.

En parte de su intervenci贸n, el otrora contador de la Empresa El茅ctrica antes del triunfo revolucionario reconoci贸 el liderazgo de Fidel desde los primeros momentos, su concepci贸n en la lucha y su fe inquebrantable en el futuro de Cuba. Record贸 la f茅rrea compartimentaci贸n a trav茅s de las c茅lulas a las que pertenec铆an los futuros combatientes, como parte esencial para preservar la causa y evitar pudieran abortarse los planes ante posible delaci贸n.

鈥淓n toda la etapa organizativa, precis贸 S谩nchez Dom铆nguez, es justo reconocer el papel desempe帽ado por Renato Guitar, quien se encarg贸 de confeccionar los planos de ambos cuartes y la selecci贸n y acondicionamiento de los lugares para albergar a los asaltantes鈥

Alejandro y Ramiro coinciden en que esta suerte de encuentros con la historia les permite no solo exponer sus experiencias personales, si no contribuir, adem谩s, a fomentar valores patri贸ticos entre los j贸venes, y sobre todo trasmitirles la confianza en que sabr谩n mantener en alto las banderas por las que ellos lucharon.

Dejar respuesta