Instan en Cuba al uso racional y eficiente de la energía

Funcionarios del sector energético en Cuba llamaron este jueves a hacer un uso racional y eficiente de la energía eléctrica ante el impacto del bloqueo de Estados Unidos y la pandemia de Covid-19.

Al intervenir en el programa radiotelevisivo Mesa Redonda, el ministro de Energía y Minas, Liván Arronte, comentó que hay mucha voluntad para solucionar todos los problemas existentes en la generación eléctrica.

‘El proceso de generación de electricidad es muy costoso. Cuba realiza un enorme esfuerzo para mantener la generación de electricidad en medio de la difícil situación económica que atraviesa hoy el mundo y nuestro país, agudizada por la pandemia de la Covid-19 y el impacto del asedio económico, comercial y financiero de Estados Unidos’, sostuvo.

Al explicar las afectaciones en el sistema electroenergético nacional, precisó que por esos motivos el país enfrenta serias trabas para adquirir materiales, insumos y piezas de repuesto para las unidades generadoras, con una disminución de su disponibilidad técnica.

Relacionado 👉 Bloque 6 de Mariel generará a máxima potencia

Significó el titular que tales condiciones también provocaron el incumplimiento de los mantenimientos a las plantas y la terminación de importantes inversiones, aunque se trabaja intensamente en la solución de las averías, para lo cual cuentan con potencial técnico y talleres donde realizan las reparaciones, al tiempo que están encadenados con la industria nacional.

Recordó que la isla dispone hoy de ocho centrales termoeléctricas con un total de 20 bloques en explotación, los cuales constituyen una parte importante de la generación base del sistema eléctrico, que en estos momentos tiene entre 30 y 35 años de explotación.

Arronte señaló que para enfrentar cualquier contingencia y tener una generación estable y segura se requiere una potencia de reserva, que en el caso de Cuba a veces es bien difícil de lograr por la imposibilidad de contar con el financiamiento necesario.

A esto se suma la negativa de no pocos proveedores, presionados por el bloqueo estadounidense y la Ley Helms Burton.

Actualmente las reservas de operación para cubrir la demanda del sistema eléctrico son bajas y en ocasiones están por debajo de lo requerido por los consumidores, por lo que resulta inevitable la afectación del servicio con los indeseados apagones, indicó.

Prioridad del país

El titular de Energía y Minas aseguró que la generación de electricidad es una prioridad en el país y a ello se destina parte de los escasos recursos financieros disponibles, en medio de muchas necesidades para adquirir los combustibles.

Explicó que hay una estrategia para seguir desarrollando el sistema electroenergético nacional y hacerlo menos dependiente de los combustibles fósiles importados, y aseguró que existe un programa de fabricación de partes y piezas en Rusia para nuestras plantas.

También impulsamos el empleo de fuentes renovables de energía para cambiar nuestra matriz energética, dijo.

Arronte refirió que no trabajan solo en la generación de electricidad, sino también en el aspecto del consumo, y recordó que las autoridades gubernamentales autorizaron la importación de paneles solares y promueven el empleo de equipos más eficientes en el sector residencial e industrial.

Importante puntualización

Sobre la venta de equipos electrodomésticos en las tiendas en moneda libremente convertible y la reciente eliminación de restricciones a sus importaciones por los viajeros, el director general de la Unión Nacional Eléctrica, Jorge Armando Cepero, aseguró que existe suficiente capacidad para asimilar el crecimiento.

‘Hoy la potencia integrada en el sistema eléctrico duplica la máxima demanda histórica que se ha registrado en el sistema, no es problema de capacidad instalada’, enfatizó.

Agregó que el país tiene más de 6 mil 500 megawatts (MW) instalados y la máxima potencia registrada está en el orden de los 3 mil 300 MW, que incluye la generación con motores diésel y fuel, con las plantas térmicas, gas, energías renovables y las generadas en los centrales azucareros.

Cepero significó que el problema radica en la baja disponibilidad de las plantas generadoras y la falta de piezas y recursos, pero trabajamos para llegar a cubrir la totalidad de la demanda, dijo.

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir