Inició el proceso asambleario del Partido en Cienfuegos con valiosos análisis

El debate crítico y autocrítico de la realidad económica y social del municipio de Cruces  caracterizó el análisis de los delegados a la Asamblea de Balance del Partido Comunista de Cuba (PCC) en ese territorio, la cual contó con  la presencia de Marydé Fernández Lopez, primera secretaria de esa organización política en la provincia, Justino Hernández Hernández y Héctor Gallinar García, ambos funcionarios del Comité Central, además de otros dirigentes partidistas.

A la luz de las ideas, conceptos y directrices del 8vo Congreso del PCC, los comunistas crucenses profundizaron en papel de los núcleos y sus militantes en las transformaciones que exigen los tiempos actuales. Sin lugar a dudas, y así lo reconocieron los delegados, en ello inciden de manera decisiva tanto el funcionamiento interno de esas estructuras, como la ejemplaridad y combavitidad de sus miembros.

A todas luces, en los últimos años Cruces muestra un estancamiento de su actividad económica. Luego, fue este el tema que acaparó la mayor parte de la agenda de la reunión. En contraste con tal situación, resulta evidente que el territorio ha demostrado capacidad para enfrentar y respaldar la implementación de la Estrategia y del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030.

Entonces, ¿qué factores pueden frenar el empluje? A ojos vista,  faltan iniciativas y ceratividad en los equipos de dirección en la búqueda de alternativas y control sobre los recursos materiales y financieros, e insuficiente exigencia por parte del Consejo de Administración, entre otras dificultades.

En esa misma cuerda, fueron muy oportunas las reflexiones de Daniel Castellanos Tur, secretario general de la Sección municipal de la Controloría Cienfuegos, quien insistió en la necesiad de fortalecer el control interno. A propósito del asunto, Héctor Gallinar abogó por una mayor y mejor preparación de la militancia a fin de evaluar sistemáticamente y con la debida profundidad el tema en las reuniones ordinarias y el quehacer diario.

El amplio debate de los temas coincidió en la necesidad de una mayor acción e influencia de los Núcleos del Partido en la solución de los problemas./ Foto: Juan Carlos Dorado.

La proverbial sentencia del Apóstol de la independencia de Cuba, José Martí, de que “Los presupuestos locales son el alma de los municipios”, salío a la palestra citado por la militante Malbis Monzón Cabrera, por ello recalcó en su intervención en que resulta imperdonable que la dirección de los núcleos y su membresía no practiquen la autopreparación económica como el pan diario de cada día. “No es momento de improvisación en las finanzas”, alertó.

Hoy por hoy, el trabajo por cuenta propia constituye el 15 por ciento de ocupación de la fuerza laboral activa aquí, y la tendencia va al incremento de esta opción de trabajo. A saber, en tal sentido, las políticas aprobadas ofrecen la oportunidad de la creación de nuevos actores económicos, de ello da fe la aprobación de la primera Mipyme del municipio, cuyo objeto social es la producción de alimentos, y lo adelante deberán tenerse en cuenta nuevos proyectos.

Especial atención requiere el programa agroalimentario en un territorio eminentemente agrario. Por supuesto, el mayor potencial para lograr transformar este escenario productivo está en los sectores cooperativo y campesino.

Justo, las 63 medidas aprobadas por el Estado cubano para estimular e impulsar el autoabastecimiento municipal también tienen su impacto entre los productores crucenses. Empero, a pesar de las fortalezas de los beneficios de tales acciones, persisten factores subjetivos que frenan el avance. A juicio de muchos, el principal impedimento para revertir tal situación estriba en llegar a los agricultores con mayores niveles de comunicación y poder esclarecer así, con todos los argumentos, insatisfacciones e inquietudes de las bondades del paquete, aunque, en honor a la verdad, existen trabas burocráticas que entorpecen su quehacer.

Al proceso de contratación de las producciones eagropecuarias le falta por engranar mecanismos y comprometimiento. Si bien los incumplimientos están asociados a atrasos en la siembra por diversas causas, lo cierto es que tal fenómeno repercute de forma negativa en el consumo, tan es así que apenas hoy el per cápita por habitante está por las 23,6 libras de viandas, hortalizas, frutas y granos, distante aún de las 30 previstas.

Por otro lado, el hurto y sacrificio de ganado mayor constituye el delito de mayor incidencia en los últimos años. Además de los perjuicios desde el punto de vista ético, son incuestionables los resultados negativos en el decrecimiento de la masa vacuna. Esta es una problemática a considerar con urgencia, sobre todo en el sector privado, hecho que solo puede contrarrestarse con más exigencia en el cuidado y protección de los animales.

Este es uno de territorios beneficiados por las aguas del canal magistral Paso Bonito-Cruces. Tal condición posiblitó el fomento del polo productivo Maleza. Si bien se aprecian aquí resultados prometedores con el cultivo de algunos renglones agrícolas, aun prevalen los bajos rendimientos y el adecuado acopio de cosechas.

En otro orden, al programa cañero azucarero le quedan retos por delante. De acuerdo con el informe presentado al plenario, la principal dificultad de este frente radica en los bajos rendimientos por hectárea, a tal punto que las unidades dedicadas al cultivo de la gramínea apenas alcanzan las 27 toneladas por hectárea.

El mejor aprovechamiento de la ciencia y la técnica es de las asignaturas pendientes en la esfera económica general y la agricultura en particular. En ese campo, por ejemplo, existen poderosas reservas en el extensionismo del movimiento agroecológico promovido por la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños. Como debe ser más consecuente la aplicación de las investigaciones derivadas de los forums e investigaciones científicas en el desarrollo local sostenible, tal como lo planteó Cintia Beatriz Pérez Lanza.

Nuevo Buró Ejecutivo del Comité Municipal del Partido, en el que fue ratificada como su primera secrtearia Diosmiley Llerena Suárez (al extremo izquierdo)./Foto: Juan Carlos Dorado

En esta inmensa tarea de satisfacer las necesidades alimentarias de la población intervienen varios factores. En la integración entre ellos, junto a la voluntad de hacer y la eficiencia en el uso de los recursos humanos, materiales y financieros está la clave del éxito.

A la militancia del Partido le corresponde un papel decisivo para alcanzar tales propósitos y ese afán solo se logra con mayor preparación, exigencia y control.

Los tiempos que corren más que soñar son de hacer, comentó Fernández López. “En la soberanía alimentaria le va la vida al país, la provincia y al municipio. Hay que concretar las transformaciones en la materialización del plato de comida”, sentenció la también miembro del Comité Central.

Entonces, el mejor termómetro para pulsar los cambios, recalcó la dirigente, es la opinión del pueblo, y esta asamblea de balance, por su combatividad y proyecciones de trabajo, marca pautas para alcanzar el fin, a tono con los presupuestos del 8vo Congreso del Partido y su concepto de continuidad, “con el pie en el estribo”, como lo ha llamado el líder de la Revolución, General de Ejército Raúl Castro Ruz.

El nuevo Comité Municipal eligió los miembros profesionales y no profesionales del Buró Ejecutivo, al frente del cual ratificó a Diosmiley Llerena Suárez  como su primera secretaria.

Artículos relacionados

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir