Inician científicos de Cuba y Estados Unidos estudios sobre erosión del suelo

0
773
Foto: Cortesía de CEAC

Con una campaña de muestreo en la zona central del país, comenzólainvestigación colaborativa entre científicos de Estados Unidos y Cuba, para evaluar la erosión del suelo en la isla.

Entre el 19 y el 24 de agosto, expertos de la Universidad de Vermont, y el Colegio de Oberlin, instituciones estadounidenses, y el Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos (CEAC), iniciaron la colecta de muestras en treinta locaciones del territorio central de la isla.

Según un comunicado de prensa de la institución cienfueguera adscrita al CITMA, este propósito conjunto, nombrado El paisaje cubano, cuantificando los efectos de la agricultura industrializada, seguida de la conservación del suelo en todo el país, usando isótopos asociados a sedimentos, pretende documentar los efectos geomórficos del cambio del uso de la tierra en la isla, desde su etapa intensiva, que se extiende hasta inicios de los años noventa del pasado siglo, al período actual, donde predomina su explotación con métodos orgánicos.

La recolección de muestras inicia un extenso cronograma de trabajo, que responde a la “investigación agrícola y técnicas de manejo para la conservación de suelos y bosques”, una de las ocho áreas de cooperación, contempladas en el Memorando de Entendimiento, firmado el 21 de marzo de 2016 (USDA, 2016), entre el Departamento de Agricultura de Estados Unidos y el Ministerio de Agricultura cubano.

Precedido de un intercambio en enero de este año, el muestreo fue conducido por los doctores Amanda Smicht y Paul Bierman, -de las universidades estadounidenses-, y la Dra. Rita Yvelice Sibello Hernández, investigadora titular del CEAC, centro reconocido por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) como referente regional en la aplicación de técnicas nucleares para la solución de problemas específicos del manejo integrado costeros desde 2007.

La delegación Estados Unidos incluyó la participación del escritor de ciencia y medio ambiente Joshua E. Brown, de la Universidad de Vermont, cuyos registros gráficos y reportes de prensa, se destinan a la comunicación de un propósito bilateral, que reconoce a Cuba como “un catalizador para aumentar la conciencia pública sobre la importancia de la conservación del suelo”.

La Universidad de Vermont, está ubicada al noroeste del estado del mismo nombre, y como entidad gubernamental, es reconocida en las especialidades de biología, ciencias medioambientales, agrícolas y de la vida. El Colegio de Oberlin, es una universidad privada, situada en la ciudad de Ohio del estado homónimo, y entre sus carreras más populares está la de estudios ambientales.

Muestras de agua y sedimentos fluviales fueron evaluadas como parte del programa de trabajo, aseguró la Dra. Sibello Hernández, responsable de la campaña por Cuba: “en el agua se realizaron mediciones de diferentes parámetros físico- químicos pH, oxígeno disuelto, conductividady la temperatura-,que caracterizan las aguas de-los ríos monitoreados”.

Añadio la experta, que “en el sedimento colectado, los laboratorios de las tres instituciones copartícipes, determinarán a través de novedosos procedimientos, isótopos de Berilium-9, Plomo-210, Aluminio 26 y Cloro 36, una contribución al esclarecimiento de los procesos erosivos de fondo, así como las pérdidas de suelo que tuvieron lugar en el período de desarrollo de la agricultura intensiva (1959-1991), y en la etapa ulterior, caracterizada por prácticas orgánicas de conservación de los suelos”.

Esta campaña resultó entrenamiento de partícipes de ambas naciones, al tiempo que sienta precedentes en la aplicación de métodos de estudios de erosión en ambientes tropicales y del Caribe.

Sus resultados,- explicita el comunicado del CEAC, podrán ser comparados con los de investigaciones anteriores en nuestro país, y validar la agricultura de conservación, como vía para proteger los suelos de la erosión, uno de los propósitos de la Tarea Vida, Plan del Estado Cubano para el enfrentamiento al cambio climático.

Inician científicos de Cuba y Estados Unidos  estudios sobre la erosión del suelo en la isla.
Foto: Cortesía de CEAC.

Las interacciones entre el hombre y el paisaje, en particular el nexo entre los alimentos, el agua, la energía, las prácticas agrícolas y la erosión, son un problema global, que se agudiza con el crecimiento de la población, obligada a utilizar tierras más escarpadas y marginales para producir.

Y aunque, según los expertos, estas prácticas de investigación se han empleado en todo el mundo, los resultados rara vez han sido cuantificados a escala de paisaje.

Con una red de estaciones de medición, y 19 años de datos recolectados durante el período de agricultura intensiva, Cuba es unlaboratorio para cuantificar los efectos de más de 30 años de agricultura mecanizada, seguida de cinco lustros de conservación favorecida por la a agricultura ecológica.

Así se reconoce entre los propósitos que unen a científicos cubanos y estadounidenses por vez primera en seis décadas, en esta investigación que continuará con campañas similares en las regiones oriental y occidental de la isla.

Inician científicos de Cuba y Estados Unidos  estudios sobre la erosión del suelo en la isla.
Foto: Cortesía de CEAC.

Dejar respuesta