Español Alemán Francés Inglés Italiano Portugués Ruso
Hora local en Cuba:

Lunes, 11 Noviembre 2013 08:09

Efemérides del 11 de noviembre

El 11 de noviembre de 1868, el joven abogado Ignacio Agramonte y Loynaz se levanta en armas en el ingenio El Oriente de Sibanicú, apenas una semana después de que la Junta Revolucionaria de Puerto Príncipe (hoy Camagüey) decidió apoyar la gesta iniciada en La Demajagua.

Su incorporación al Ejército Libertador contribuyó decisivamente a la unidad entre las fuerzas independentistas y a eliminar tendencias conciliadoras que surgieron en los días iniciales de la guerra.

La caballería mambisa comandada por El Mayor protagonizó victoriosos combates y realizó proezas como el rescate de Sanguily.

1511.- Es quemado en la hoguera en el poblado de Yara, Oriente, el cacique Hatuey, símbolo de la rebeldía de los aborígenes.

1923.- Fallece Margarita Núñez, la primera presidenta de la Asociación de Enfermeras de Cuba.

1964.- Es fundada la Sociedad de Amistad Soviético-Cubana en un acto presidido por el Comandante Ernesto Che Guevara y Yuri Gagarin, primer cosmonauta del mundo.

1973.- Comienza el XIII Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, en el que Lázaro Peña fue ratificado como secretario general de la organización obrera.

DE LA CRONOLOGÍA DE AGRESIONES Y TERRORISMO

1994.- Son detenidos Héctor La Roque Ríos; Sara Mayelín Euwod Rodríguez (alias "Mayita") y Guillermo Eugenio Barbón González, conocido por "El Guille", miembros de la organización terrorista asentada en Miami PUND, luego de infiltrarse cerca del campamento de pioneros "26 de Julio" en Varadero, Matanzas.

A estos contrarrevolucionarios les fue ocupada una lancha rápida, con motor estacionario, una pistola de nueve milímetros, un revólver calibre 3,57 milímetros, dos escopetas recortadas calibre 12 y parque para las armas.

Publicado en Efemérides Día
Martes, 05 Noviembre 2013 12:59

Menuda sapiencia desde el balcón de la bahía

En la vida existen hombres y mujeres que se vuelven imprescindibles para familiares y amigos; otros van mucho más allá, y pierden la privacidad a través de su esfuerzo hacia la sociedad, a la cual todos le debemos. Ese es el caso de Teresita Chepe Rodríguez, personalidad de la intelectualidad y el patrimonio cienfuegueros, fallecida hace un año, e identificada por los perlasureños con la sencillez y la alegría.

Las calles de la ciudad conocieron su pausado andar durante muchos años, hasta que supo de su pasión en la Universidad de La Habana (por los años 70), de la mano del arte, cuando compartió con figuras como el Doctor Gustavo Doubuchet, quien al decir de algunos, fue capaz de sacarle lágrimas a sus juveniles ojos, para inculcar en la discípula, el amor de los verdaderos protagonistas de la Historia.

Ella hizo la suya propia a golpes de sacrificios y amistades a toda prueba, quienes como Inés Suao, Irán Millán Cuétara, Marcos Rodríguez Matamoros, María Dolores Benet o el mítico Florentino Morales, supieron descubrir desde el primer momento la presencia de un ser humano excepcional y la acogieron de inmediato en el equipo del Centro Provincial de Patrimonio Cultural, para juntos, compartir sueños, desvelos y éxitos, bajo la sombra de un inmenso tanque de agua.

Luego, ya en la casona (otrora Centro Catalán – Balear durante los primeros años del siglo XX, y devenida ciudadela restaurada por los especialistas anteriormente citados) ubicada frente el parque José Martí, sentaron pautas y cátedra en el bregar diario por mantener nuestro patrimonio.

El teatro Tomás Terry, La Punta, el Covadonga y hasta el famoso hotel Jagua, cobraron vida a través de su intelecto y bellos libros, que recuperan la memoria histórica muchas veces olvidada, y salieron de sus manos y su caudal investigativo para ponerlos al alcance de todos.

A un año de su desaparición física, siempre estará entre nosotros, sus compañeros de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos y amigos de tantos años, quienes frente a la terraza de su casa, decidimos honrar su memoria con hermosos girasoles amarillos, que como ella, esparcen luz y esperanza desde el balcón de la bahía.

(*) En co autoría con Sarima Jorrín. Ambos son miembros del departamento de Historia de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos (OCC).

Publicado en Sociedad
Sábado, 02 Noviembre 2013 01:00

Sin pausa ni desmayo; con amor único

Este 2 de noviembre advendrá el aniversario 115 del nacimiento de Juan Marinello Vidaurreta, figura insigne del pensamiento revolucionario cubano.

Sus comienzos en el mundo intelectual se entrelazan con el periodismo y datan de mediados de la década del 20, cuando edita con Rubén Martínez Villena, Julio Antonio Mella y otros intelectuales revolucionarios la revista Venezuela Libre. La actividad política la había iniciado antes, al intervenir en la Protesta de los Trece, durante 1923; así como en la fundación, también junto a Villena, de la Falange de Acción Cubana y luego en el Comité Ejecutivo del Movimiento de Veteranos y Patriotas.

Graduado con honores en Derecho Civil y Público por la Universidad de La Habana, pronto la vida, sus inquietudes cognoscitivas y compromisos éticos lo hicieron rebasar los ámbitos de lo estudiado, como tantos abogados de la historia cubana. Tomó partido a favor de la causa militante y expandió su talento hacia la literatura, el ensayo y la investigación.

Colaborador de Social, fundador de la Revista de Avance y de la Institución Hispano-Cubana de Cultura, integrante del grupo Minorista y codirector de la revista Política: así transcurre el segundo lustro de la década del 20 e inicios de la del 30, antes de ser enviado al presidio por primera vez. Tras salir, y ejercer el magisterio en México, retorna a la Patria después de la caída de Machado, con las cenizas de Mella.

Vive momentos de intensa lucha revolucionaria, participa en congresos, hace nacer nuevas publicaciones —como Masas, órgano de la Liga Antiimperialista de Cuba—, continúa enseñando... Su quehacer periodístico en el periódico proletario La Palabra, el cual dirige, disgusta al gobierno, tanto como su anterior labor en Masas. Nuevamente, va a parar tras las rejas, entre el 16 de marzo y el 21 de agosto de 1935. 

En esta época cursa una serie de misivas a su amada María Josefa Vidaurreta —reunidas en Cartas a Pepilla, Editora Política, 1989—, que deben ser leídas por todos los estudiosos de su figura, no solo porque demuestran el amor profesado a su pareja, suerte de motor impulsor de Juan por más de 50 años, como él mismo reconocería, sino porque en este conjunto epistolar son esbozados los ideales y aspiraciones por los cuales regiría su conducta.

A finales de los años 30, viaja a París, España y Nueva York, y participa en importantes reuniones. Luego sería designado presidente del Partido Unión Revolucionaria, electo en 1940 a la Asamblea Constituyente, y ocho años más tarde, candidato a la presidencia por el Partido Socialista Popular.

Durante todo ese tiempo estudia con fervor al Apóstol, dando los primeros pasos de su conversión en uno de los mayores exégetas de su obra en la historia secular cubana. Quizá por ello, su amigo Nicolás Guillén estimó como su favor más grande a la Patria "el culto de Martí, que era en él cátedra servida, sin pausa ni desmayo y ejemplo de amor único".

José Martí, escritor americano; Martí y el modernismo y Once ensayos martianos, constituyen tres volúmenes suyos harto valiosos en el sentido de apreciar la dimensión humanista y patriótica del autor de Nuestra América.

Los dos primeros de estos títulos los escribe en plenos años 50, durante una etapa en la cual sufre prisión varias veces por su rechazo a la satrapía batistiana y su batallar en pos de la paz. Una paz por cuya lucha recibe la Medalla de Plata Joliot Curie, conferida por su Consejo Mundial.

A partir del triunfo revolucionario, identificado con el nuevo proceso social en curso, Marinello desempeña significativos cargos públicos, cumple disímiles misiones y prosigue su fructífero trabajo intelectual. El 2 de octubre de 1965 es designado miembro del Comité Central del Partido, distinción que redobla los bríos de su trayectoria militante y de su obra literaria, aparejadas siempre.

En 1977, a los 78 años, fallece la ilustre figura, pieza clave dentro del estudio del pensamiento político nacional durante el pasado siglo, quien naciera en noviembre de 1898.

Ni la vejez ni la dolencia que lo herían en la recta final drenan su incesante labor. Todavía a pocos meses de morir, este hombre lúcido, de aguda visión, que no desperdiciaba para escribir ni las tentadoras mañanas dominicales, dictaba conferencias, escribía artículos y continuaba defendiendo la causa siempre abrazada, fiel a su vocación por más de media centuria.

"El intelectual no puede dejar de ser político, sin que por ello tenga que dedicarse, primordialmente, a la política, porque eso depende también de las facultades personales" fue una frase suya que cierto prototipo de creador descreído pudiera repasar en estos tiempos donde no solo se debe creer, sino además apostar.

Publicado en Historia
Lunes, 28 Octubre 2013 08:40

Camilo: el comandante del pueblo

Casi al filo de la medianoche del ocho de enero de 1959, durante el discurso pronunciado por Fidel Castro en la Fortaleza Militar de Columbia -colofón del multitudinario recibimiento que el pueblo habanero le hizo a las tropas rebeldes y a sus líderes- el Comandante en Jefe se dirigió al legendario Héroe de Yaguajay con una memorable expresión: "¿Voy bien, Camilo?".

Las mujeres y los hombres allí congregados escucharon entonces de Camilo la simbólica respuesta, acompañada de su diáfana sonrisa: "¡Vas bien, Fidel!".

En ese momento, el jefe del triunfante Movimiento 26 de Julio explicaba cómo se había ganado la guerra, alertaba sobre lo difícil que sería, en lo adelante, el camino hacia la victoria, y advertía cómo para un revolucionario era necesario escuchar constantemente la opinión pública y decir siempre la verdad.

La pauta introducida en aquella histórica alocución no fue pregunta hecha por pura y elocuente oratoria, llevaba la carga emocional de quien apela al juicio del combatiente porque lo sabe merecedor absoluto de la confianza y la fe de todo un pueblo.

Y fue así, el comandante Camilo Cienfuegos Gorriarán era hombre en el cual se podía confiar. De gran ascendencia popular, poseía el carácter y las maneras del cubano auténtico. Por su forma de ser, alegre y franca, y por su sencillez proverbial fue aceptado e identificado como el comandante del pueblo.

Habanero nacido en la barriada de Lawton el 6 de febrero de 1932, vivió su infancia en el seno de una familia modesta de padres emigrados españoles. Ramón y Emilia -a quienes después siempre se les vio juntos en cada acto de masas convocado por la Revolución-, ellos les trasmitieron a sus hijos valores significativos para el resto de sus vidas.

Aficionado a la pelota, como buen cubano, también gustaba de la poesía de Lorca y de cantar boleros; era enamoradizo y conquistador, y desarrolló una extraordinaria capacidad para entender y comunicarse con las personas, cosa que hacía de la manera más natural del mundo.

En La Habana trabajó durante algún tiempo como dependiente en una sastrería de ropa fina para hombres; pero en Nueva York, a donde fue a buscar mejores ofertas laborales, tuvo que emplearse como pudo, las más de las veces lavaba platos para sostenerse de alguna manera. Por su inestabilidad económica, fue excluido y deportado.

Su sentido de justicia, en una época donde ésta era perseguida, lo llevó a involucrarse en protestas populares. Detenido y fichado por los órganos represivos del gobierno de Fulgencio Batista, debió retomar el camino del exilio y viajó nuevamente a Estados Unidos, donde se enteró del proyecto conducido por Fidel Castro.

Obligado a salir de territorio norteamericano al término de su permiso migratorio, se marchó a México y allí se incorporó al grupo que se preparaba para cumplir la misión de liberar a Cuba. Corría el mes de septiembre de 1956.

Fue el último hombre en integrar el grupo de los expedicionarios del yate Granma y uno de los 82 combatientes que desembarcó el dos de diciembre en la punta de mangle de la costa suroriental de la isla de Cuba.

Sobrevivió al ataque sorpresa en Alegría de Pío, y formó, junto con otros 20 combatientes quienes lograron romper el cerco enemigo, el núcleo fundacional del Ejército Rebelde.

Cuajado como guerrillero en la Sierra Maestra, fue protagonista de muchas acciones. Jefe del pelotón de la vanguardia en la columna que conducía Ernesto Guevara; el roce, respeto y admiración mutuos, los unió en amistad.

Camilo, el 10 de marzo de 1959, en acto simbólico, a golpe de mandarria derribó los muros de la fortaleza militar de Columbia. Se dirigió a su pueblo por última vez el 26 de octubre de 1959; ya para entonces tenía el cargo de Jefe del Estado Mayor del Ejército Rebelde.

Cuando regresaba de Camagüey -en misión asignada por Fidel para neutralizar una conspiración contrarrevolucionaria-, el avión donde viajaba hacia la capital se precipitó al mar sin dejar rastro. Cuba entera lo buscó.

A él, por antonomasia héroe del sombrero alón y la sonrisa confiada, cada 28 de octubre su pueblo le regala flores, y lo reconoce y lo tiene entre las figuras más emblemáticas de toda su historia. (Por Rosa María González López / Servicio Especial de la AIN)

Publicado en Historia
Lunes, 28 Octubre 2013 07:51

Efemérides del 28 de octubre

El 28 de octubre de 1962 y mediante conversaciones secretas, la Unión Soviética acuerda retirar el armamento nuclear instalado en Cuba a condición de que Estados Unidos se comprometa a no agredir a la Isla.

Con tal decisión, ambas potencias marcan el fin de la Crisis de Octubre; pero conscientes de que las promesas de Washington no constituyen garantía, Cuba rechaza la inspección de su territorio y lanza los Cinco Puntos como basamentos mínimos para la seguridad de la nación.

Estas demandas incluyen el cese del bloqueo económico, comercial y financiero, de todas las actividades subversivas, de los ataques piratas y de las violaciones del espacio aéreo y naval por aviones y navíos de guerra norteamericanos, así como también la retirada de la Base Naval de Guantánamo y devolución del territorio cubano ocupado por Estados Unidos.

1812.- Nace en Pinar del Río el novelista Cirilo Villaverde, autor de Cecilia Valdés o la Loma del Ángel, una de las mejores obras de la literatura cubana y la mejor, sin dudas, como novela costumbrista.

1893.- José Martí habla, en Nueva York, en el homenaje que ofrece la Sociedad Literaria Hispanoamericana a Simón Bolívar.

1948.- Bajo el nombre de Ballet Alicia Alonso, es fundado el actual Ballet Nacional de Cuba, primera compañía profesional de esa manifestación artística en la historia del país.

Con el estreno de La siesta de un fauno, Alicia y los hermanos Fernando y Alberto Alonso inician un trascendental episodio de la danza en Cuba.

Desde su propio surgimiento, la compañía trabajó por sacar el ballet del elitismo y convertirlo en un arte popular.

En 1950, también se funda la Academia Alicia Alonso, donde se forjarían las nuevas generaciones de bailarines cubanos y el método pedagógico de lo que llegaría a ser reconocida internacionalmente como escuela cubana.

El advenimiento de la Revolución en 1959 marca el inicio de una nueva etapa para lo que, desde entonces será el Ballet Nacional de Cuba.

1959.- Desaparece el avión Cessna que conducía al Comandante Camilo Cienfuegos desde Camagüey hasta La Habana.

Comienza uno de los más dolorosos capítulos de la historia patria, con la búsqueda por tierra, aire y mar del mejor de los guerrilleros, del cubano de sonrisa iluminada, del compañero de confianza de Fidel.

1960.- En el primer aniversario de la desaparición física de Camilo, el pueblo lanza flores a los mares, ríos y presas, poética tradición que se repite cada 28 de octubre.

1973.- Muere Aida Diestro, quien fuera directora del cuarteto Las D' Aida.

2003.- El Comandante en Jefe Fidel Castro afirma que Cuba acumula experiencias útiles para el mundo que hay que salvar, al intervenir en la III Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales, efectuada en La Habana.

Tras las exposiciones de los especialistas sobre el monstruoso mundo que se aprecia en la actualidad, habría que preguntarse cómo la Isla ha resistido factores externos tan adversos como la globalización neoliberal, expresa el líder de la Revolución.

DE LA CRONOLOGÍA DE AGRESIONES Y TERRORISMO

1973.- El Departamento de Estado de Estados Unidos cursa instrucciones y reconoce la inmunidad soberana del mercante cubano Imías, que el día dos las autoridades de ese país habían apresado arbitrariamente en el canal de Panamá, donde sería retenido hasta el 16 de noviembre.

Publicado en Efemérides Día

México.- Un singular concurso de disfraces, denominado Noche de Muertos, se llevará a cabo hoy en la capital mexicana, por el cual desfilarán calaveras, dráculas, zombis y otras de esas espeluznantes figuras.

La competencia se incluye como parte del tradicional Paseo Nocturno, evento que organiza la Secretaría del Medio Ambiente capitalina.

Sus participantes se pasearán en bicicletas, patines, patinetas y otros vehículos no motorizados por avenidas céntricas y a lo largo de un circuito de unos 11 kilómetros.

La ruta irá de la glorieta de la Diana Cazadora, en el Paseo de la Reforma, hasta la Plaza Tlaxcoaque, en el Centro Histórico. El horario será de las 19:00 a las 23:00 (hora local).

Los asistentes contarán gratuitamente con atención médica, préstamo de bicicletas y reparación a sus transportes en caso necesario.

Una de las celebraciones más populares en México es El Día de Muertos, que rinde culto a los difuntos el día dos de noviembre, aunque sus preparativos se inician desde la víspera.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declaró esta conmemoración Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Los orígenes de dicha tradición proceden de los pueblos originarios y datan de siglos anteriores a la colonización hispánica.

Publicado en Última hora

Corría el año 1889 cuando por primera vez se ilumino con luz eléctrica alguna localidad cubana. La Isla vivía con el sol. Las personas se levantaban al amanecer y se acostaban al atardecer. Un día los ojos de Martica quedaron encandilados. No creía lo que estaba viendo. Acostumbrada a la fosforescencia del farol, no podía entender el milagro de la electricidad. Tenía 16 años cuando vio por primera vez aquel destello luminoso.

Para atesorar esos momentos iniciales en los cuales se hizo la luz, el antes, el después, el ahora mismo, es que se celebró en Cienfuegos el II Taller de Rescate de la Memoria Histórica de la Electricidad, con el propósito de reconocer a aquellas personalidades de la organización en Cuba.

Hazañas, ejemplos vivientes, anécdotas, acontecimientos importantes, un inmenso caudal fruto de la investigación de los integrantes del sector eléctrico, de comunicadores sociales, de los medios de comunicación, fueron recogidos en los ocho trabajos presentados donde se acopió la Historia de la Termoeléctrica, y Reparto Eléctrico de Cienfuegos (las dos de Jorge Luis Marí, Perlavisión); Electrificación del radar del Pico San Juan y Figuras del sector eléctrico en Cienfuegos (ambas de José Antonio Mambuca, Daylenis León y Marta María Hernández); Historia del despacho (Armando Hernández Alberola y Maité García); Pasado, desarrollo y presente de los medios de protección (Gilberto José Alfonso); Eléctrica Cienfuegos en misión internacionalista en Angola /1979-1981 (Yoel Planchet y Mailén León) e Historia salvada (Rotceh Alexei Naranjo).

Tal iniciativa de efectuar este tipo de eventos con el fin de rescatar la memoria histórica del sector, surgió desde el pasado año en la provincia y se ha extendido hacia otras siete regiones del país. Como la vez anterior, cada trabajo presentado pasará a formar parte del fondo bibliográfico y de material de consulta de la Unión Nacional Eléctrica.

Asistieron al evento, importantes personalidades del sector, entre las que resaltan Ángel Menéndez Larrondo, presidente de la Asociación Nacional de Jubilados Eléctricos, quien disertó durante las conclusiones acerca de la fundación del sindicato y figuras destacadas en la historia. También José Altshuler Gutwert, presidente de la Sociedad Cubana de Historia de la Ciencia y la Tecnología; Marcelino García Artés, jefe del grupo de Comunicación de la UNE; Ramón González Suco y Jorge Luis Moreira, entre otros miembros de la esfera de Comunicación en la Unión Nacional Eléctrica.

Durante una breve intervención, Lidia Esther Brunet Nodarse, miembro del Comité Central del Partido y su primera secretaria en la provincia, insistió en que “cada empresa, centro de trabajo, institución, organización debe investigar y realizar las síntesis históricas de su lugar, desde sus inicios en la colonia, neocolonia, y después del triunfo de la Revolución hasta nuestros días. Es importante contar con esa bibliografía para poder trabajar, analizar, amar más lo que hacemos; porque mientras más se conozca, más se quiere, más se defiende la historia de la Patria”.

Asimismo se refirió a la necesidad de “educar, enseñar y exigir con el fin de lograr una mayor preocupación acerca de este tema, pues constituye una parte imprescindible en los procesos laborales, solo así las cosas fluirán bien”.

Reconoció a quienes han aportado sus experiencias, anécdotas y la propia vida en la continuidad de la obra del sector eléctrico en Cienfuegos.

PREMIOS

Primer lugar: Figuras del sector eléctrico en Cienfuegos (José Antonio Mambuca y Marta María Hernández)

Segundo lugar: Historia del Reparto Eléctrico (Jorge Luis Marí, de Perlavisión)

Terceros lugares: Pasado, desarrollo y presente de los medios de protección (Gilberto José Alfonso) y Eléctrica Cienfuegos en misión internacionalista en Angola /1979-1981 (Yoel Planchet y Mailén León)

Reconocimiento especial: Historia Salvada (Rotceh Alexei Naranjo)

Publicado en Sociedad
Lunes, 21 Octubre 2013 08:06

Efemérides del 21 de octubre

El 21 de octubre de 1960, comienza en el teatro Payret, en La Habana, la primera plenaria de la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR), como resultado de la cual se funden todas las organizaciones juveniles en una sola.

Tras la integración y unidad del movimiento juvenil cubano, el sentido fundamental de la AJR pasa a ser la educación política e ideológica de toda esa masa de heterogénea formación que constituía su membresía.

El 4 de abril de 1962, en la clausura del Primer Congreso de la Asociación, el Comandante en Jefe Fidel Castro propone -y los delegados acuerdan por unanimidad- adoptar el nombre de Unión de Jóvenes Comunistas.

1896.- El sanguinario general español Valeriano Weyler, Gobernador de la Isla de Cuba, dicta el bando de reconcentración, una de las más inhumanas medidas aplicadas por una metrópoli en sus colonias del Nuevo Mundo.

1958.- Son asesinados en el Salto del Venado, zona montañosa de la Sierra de los Órganos en Pinar del Río, los revolucionarios Pedro Hernández Camejo, Luis Cardoso García, Patricio Páez y Martín González Márquez.

1965.- Es fundado el periódico Juventud Rebelde, órgano de la Unión de Jóvenes Comunistas, con la fusión del periódico La Tarde y la revista Mella.

El Comandante en Jefe Fidel Castro anuncia la aparición del rotativo ante miles de jóvenes reunidos en el Estadio Pedro Marrero, para clausurar los actos con motivo del quinto aniversario de la integración del movimiento juvenil cubano y para inaugurar los Primeros Juegos Deportivos Nacionales.

2003- Fallece en La Habana el destacado locutor y luchador revolucionario Manuel Ortega Romero.

Manolo Ortega nació en Ciego de Ávila el 28 de noviembre de 1921 y sobresalió por colocar un sello personal a los espacios informativos de la televisión.

Fundador de ese medio de difusión, su calidad y elevada popularidad lo convirtieron en presentador exclusivo de la CMQ y de una poderosa marca cervecera de la Cuba de antes de 1959.

Combatió como internacionalista por la República Española y participó en la lucha clandestina durante la tiranía batistiana.

Entre las distinciones que recibió está la de Héroe del Trabajo de la República de Cuba.

DE LA CRONOLOGÍA DE AGRESIONES Y TERRORISMO

1959.- Aviones procedentes de Estados Unidos ametrallan La Habana y causan dos muertos y numerosos heridos.

1960.- El Gobierno de Estados Unidos anuncia que multará con 10 años de cárcel o 10 mil dólares al industrial que comercie con Cuba.

1981.- Son asesinados, por bandas contrarrevolucionarias somocistas, los maestros internacionalistas cubanos Pedro Pablo Rivera Cué y Bárbaro Rodríguez Hernández, cuando daban clases a la población del Departamento Zelaya Norte, Nicaragua.

Publicado en Efemérides Día

Santiago de Cuba.- Los cubanos rindieron homenaje hoy aquí a José Martí y Carlos Manuel de Céspedes, al acudir ante sus tumbas en el cementerio de Santa Ifigenia cuando suman 145 años del inicio de las gestas independentistas.

Ofrendas florales del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, del presidente Raúl Castro, del Consejo de Estado y del pueblo cubano, simbolizan el tributo a quienes abrieron el camino para la soberanía nacional y el triunfo de la justicia social en la Isla.

El 10 de octubre de 1868, en el ingenio de su propiedad La Demajagua, cercano a la ciudad de Manzanillo, actual provincia de Granma, Céspedes liberó a sus esclavos y proclamó el comienzo de la guerra por la independencia.

Devenido primer Presidente de la República en Armas, el caudillo enfrentó las turbulencias derivadas de las divisiones entre los mandos insurrectos y dos meses después de ser depuesto el 27 de octubre de 1873, fue confinado sin escoltas al lomerío de la Sierra Maestra.

El 27 de febrero de 1874 cayó en combate frente a tropas colonialistas españolas en las montañas de San Lorenzo, actual municipio de Tercer Frente, quien se ganó el apelativo de Padre de la Patria por su entrega generosa a la emancipación de su tierra natal. La necrópolis conserva los tres lugares donde permanecieron los restos gloriosos, tras ser ubicados inicialmente en una fosa común y trasladados cinco años después a un sepulcro más digno, hasta que los acogió en 1910 el actual mausoleo.

Ese sitio, después del consagrado al Héroe Nacional, encabeza la prominencia histórica del camposanto, Monumento Nacional, en el cual descansan 32 generales de las contiendas liberadoras en Cuba.

Publicado en Última hora

El 10 de octubre de 1868, el abogado patriota Carlos Manuel de Céspedes (1819-1874) liberó a sus esclavos y alzó en armas a los cubanos, primer hecho fundacional de las Revoluciones de Liberación Nacional de Cuba.

El repique de la campana de su ingenio La Demajagua, en Manzanillo, Oriente del país, significó hace 145 años un triunfo de las ideas independentistas frente al integrismo hispano y las corrientes reformistas y anexionistas.

El gesto de Céspedes se adelantó a la detención de los conspiradores, prevista en una orden del Capitán General Francisco Lersundi, la cual hubiera retrasado el proceso por tiempo indeterminado.

Esa mañana, el patricio bayamés pronunció la declaración de independencia conocida como Manifiesto de la Junta Revolucionaria de la Isla de Cuba o Manifiesto del 10 de Octubre.

En el batey de La Demajagua, ante unos 500 congregados, expresó:

"Ciudadanos, ese sol que veis alzarse por la cumbre del Turquino, viene a alumbrar el primer día de libertad e independencia de Cuba".

Así comenzó esta primera guerra independentista que duró diez años y tuvo un carácter nacional-liberador, democrático y antiesclavista.

Maduró una conciencia nacional patriótica entre los cubanos, y aunque la oligarquía esclavista se mantuvo sometida a España, se fundó para siempre la nación cubana.

El fuerte peso de la esclavitud en la economía de la colonia permitió a España mantener encadenada a Cuba, cuando la mayor parte de los países hispanoamericanos alcanzaron su independencia.

Según datos de 1862, del total de un millón 359 mil habitantes, unos 500 000 eran de la denominada gente de color, supuesto peligro que esgrimían los ideólogos colonialistas para frenar el movimiento emancipador.

En el momento del estallido revolucionario, la población esclava ascendía a más de 300 000 hombres y mujeres, más del 70 por ciento en la región occidental.

Había también alrededor de 200 000 mulatos y negros libres (41.3 por ciento en occidente, 20.5 por ciento en el centro y 38.2 por ciento en oriente).

Céspedes borró ese fantasma del escenario cubano al saludar a sus esclavos que quedaron libres en ese momento e invitar a otros dueños presentes que igual lo hicieran. 

"¡Ciudadanos -exclamó-, hasta este momento habéis sido esclavos míos. Desde ahora, sois tan libres como yo. Cuba necesita de todos sus hijos para conquistar la independencia!

"Los que me quieran seguir, que me sigan; los que se quieran quedar, que se queden, todos seguirán tan libres como los demás".

El tema de la abolición de la esclavitud triunfó en el seno de la Revolución del '68 y en el artículo 24 de la Constitución de Guáimaro fue plasmado el principio "Todos los habitantes de la República son enteramente libres".

A los cubanos asistía el derecho a la libertad y la independencia, pues como dijo Céspedes, "cuando un pueblo llega el extremo de degradación y miseria en que nosotros nos vemos, nadie puede reprobarle que eche mano a la armas para salir de un estado tan lleno de oprobio...".

"Cuba -afirmó- aspira a ser una nación grande y civilizada, para tender un brazo amigo y un corazón fraternal a todos los demás pueblos...".

La lucha revolucionaria iniciada el 10 de octubre de 1868 fue secundada en otras regiones del país y aunque finalmente no alcanzó su objetivo de independencia y abolición de la esclavitud, influyó decisivamente en la Historia de Cuba.

A ella siguieron la llamada Guerra Chiquita (1879-1880) y la Guerra de independencia (1895-1898), organizada por José Martí.

De acuerdo con Fidel Castro, solo hay una Revolución Cubana desde Céspedes hasta nuestros días, incluida la que triunfo en enero de 1959.

(*) Por Marta Denis Valle, historiadora, periodista y colaboradora de Prensa Latina.

Publicado en Historia