Español Alemán Francés Inglés Italiano Portugués Ruso
Hora local en Cuba:

Un mal cubano, como lo llamó Haydée Santamaría Cuadrado, delató a los revolucionarios que tomaron el Hospital Saturnino Lora, durante los sucesos del Moncada. Aquel “individuo”, cuyo nombre pocos saben, frustró de un tajo la esperanza de vivir de una veintena de jóvenes, quienes también, de alguna forma, luchaban por él

Durante la preparación del asalto al Cuartel Moncada, en Santiago de Cuba, Fidel Castro creyó siempre que si alguien debía morir aquel 26 de julio de 1953 debía ser él; por eso asumió la posición de mayores riesgos.

Abel Santamaría, segundo jefe del movimiento, tomaría entonces su lugar y, en aras de protegerlo y garantizar que alguien continuara conduciendo la acción, lo envió hacia una posición menos peligrosa, el Hospital Saturnino Lora.

Cuenta Yeyé —así le decían a Haydée Santamaría?, que a pesar de su descontento con la orden de Fidel, su hermano accedió a marchar frente a los 21 hombres que desde la retaguardia apoyarían el asalto.

Sin embargo, tras fracasar el factor sorpresa, Abel indicó a los revolucionarios que le acompañaban, abrir fuego desde el "Saturnino" para distraer a los soldados y que estos no persiguieran inmediatamente a quienes habían atacado la posta tres del cuartel.

Sobre las ocho de la mañana, se percataron de que no podían retirarse, y entonces surgió la idea de hacerse pasar por enfermos y familiares, para escapar de la tiranía. El plan hubiera dado resultado de no haber sido por un mal cubano.

EL INFAME DELATOR

En las primeras horas de mañana, cuando la Ciudad Heroína se recuperaba de una noche intensa de carnavales, en la zona era ensordecedor el cruce de disparos entre el cuartel y el hospital. Con miedo a ser alcanzados por los tiros, varios santiagueros entraron a refugiarse al "Saturnino".

Sobre las nueve de la mañana cesó el ruido. A esa hora llegaron los esbirros al hospital, y tras un primer recorrido por el lugar, no pudieron hallar a los revolucionarios.

Vestido de civil, aguardando en un rincón, estaba René Senén Carabia Carrey. "Entonces se fijó en las caras de todos nosotros […] y cuando el ejército entró, no encontró a ningún combatiente allí, pero entonces él salió del cuartico y dijo: 'Sí, ellos no han salido de aquí, porque yo oí esto y esto, y están escondidos aquí, porque las enfermeras ayudaron a esconderlos'", recuerda Haydée Santamaría.

Uno a uno, el delator identificó a los revolucionarios, cuyos rostros había podido grabar bien durante las horas que duró el combate. "Cuando llegó donde estaba Abel, le dijo: 'Quítale eso del ojo, que él no tiene el ojo enfermo. Ese se lo vendaron'. Así fue como cogieron a Abel", señala Yeyé.

Haydée y Melba se habían refugiado en la sala de niños y tras la primera búsqueda, no las encontraron. Pero el traidor informó que allí estaban la trigueña, y la rubia que lo había hecho prisionero.

Haydée resultó la primera descubierta y, a pesar de su disimulo para que no capturaran a Melba, el mal cubano la señaló personalmente. La misma suerte corrieron los otros revolucionarios heridos en el cuarto 8, y entre ellos, el médico Mario Muñoz.

Cuentan que Muñoz se había arrancado de su bata el bolsillo con su nombre y lo había arrojado al suelo, pero una enfermera le sugirió que lo guardara. Alguien quiso volvérselo a coser, pero ya no quedaba mucho tiempo o nadie atinó a encontrar aguja e hilo.

Ana Mirtha Menés de Bardet, enfermera del "Saturnino", recuerda que en un primer momento no repararon en Muñoz, pero un chivato los alertó, y les dijo que el doctor venía con los revolucionarios. "Volvieron atrás y lo sacaron; por el pasillo le dieron un culetazo terrible. Nosotras gritamos y él también lo hizo de una forma desgarradora", relata Haydée.

Aquel mal cubano era fotógrafo – teniente del regimiento Maceo, con sede en el "Moncada", y gozaba de la amistad y confianza del coronel Río Chaviano. En el año 1959 fue juzgado por estos crímenes, y aunque Melba lo recordaba perfectamente, ante la carencia de pruebas no fue ajusticiado, sino condenado a cumplir 30 años en la cárcel.

Haydée, sin embargo, no podía recordar el rostro de aquel mal cubano que había delatado a sus compañeros y a su hermano. Fue su declaración la que impidió su sentencia a muerte. "Pero de todas maneras, no importa, porque con ese hombre vivo se hizo esta Revolución, que es lo que importa. Y eso es lo que le importaba también a Abel", declararía a unos niños, años después.

OTRO MAL CUBANO

No era aquel el único delator. Ángel Esteban Garay, miembro del SIM (Servicio de Inteligencia Militar), informó al comandante José Izquierdo Rodríguez, jefe de la Policía de Santiago de Cuba en aquellos momentos, que los revolucionarios no habían dejado el hospital y permanecían escondidos.

En sus propias declaraciones al triunfar la Revolución, Izquierdo Rodríguez reconoció que al llegar con sus hombres, los pasillos estaban vacíos y las enfermeras afirmaron no saber nada. Sin embargo, aquel mal cubano les avisó del plan de los asaltantes.

Meses después del 1ro. de enero de 1959, Ángel Esteban Garay fue juzgado y sentenciado a muerte.

Como los muchachos que murieron aquel 26 de julio de 1953, otros revolucionarios resultaron asesinados durante la tiranía de Fulgencio Batista. A todos los delatores, por manchar su Patria, la historia sepultó.

Publicado en Historia

Lo ignoran, pero existe. Y aunque parece destinado al olvido, su impronta quiebra las páginas de nuestra Historia, y allí donde exista un libro, un manuscrito, un sabio conocedor de las guerras por la independencia de Cuba, sale siempre a relucir el nombre: Federico Eduardo Isidro Fernández-Cavada Howard, Mayor General del Ejército Libertador.

Cienfuegos lo vio nacer aquel 8 de julio de 1831. Desde entonces tan solo ese le ha sido el tributo rendido, pues de nada vale la tímida lápida que señala el lugar donde existiera su casa: el restaurante La Verja, ubicado en el Bulevar de la ciudad. ¿Por qué el enseñamiento? ¿Por qué castiga con la desmemoria a quien tanto hizo?

Pintor, poeta, escritor, ingeniero, topógrafo, militar… distinguen al hombre que marchó a Panamá para establecer allí el ferrocarril; y luego a Filadelfia para entregarnos lo mejor de su arte y enrolarse en días confusos en la Guerra Civil Norteamericana; y más tarde, en su retorno a la Patria, menguar el físico a favor de la causa libertaria iniciada por Céspedes en La Demajagua.

Y todavía hay quienes anteponen a los méritos la estirpe burguesa del ser. Truncan todo con esa adjetivación. Sin embargo, la obra queda, pesa tanto que no se puede contra ella. Precursor de la Escuela de Río Hudson, uno de los movimientos de artes plásticas de mayor alcance en Estados Unidos, el quehacer pictórico de Cavada sobresale durante el siglo XIX en la Isla. Las piezas Vista del Río San Juan y Río San Juan, Trinidad, se inscriben dentro del estilo romántico imperante en la época, y constituyen, por ende, un acercamiento americanizado a las montañas de la región central del país.

No obstante, los aportes significativos del ilustre cienfueguero se vinculan a su participación en la gesta iniciada en Cuba, 1868. La experiencia vivida en Estados Unidos durante la Guerra de Secesión, lo dotó de amplios conocimientos militares, los cuales materializó en el transcurso de la lucha mambisa.

Desarrolló, por ejemplo, la teoría de la Guerra de guerrillas — textos conocidos como Breve instrucción de guerrilla y Guía para jefes y oficiales en campaña—; creó el servicio de exploración y espionaje; resultó el primero en esbozar la idea de una invasión a Occidente; y puso en práctica la tea incendiaria como estrategia para disminuir el potencial económico de los españoles. Tales empeños lo hicieron merecedor, en abril de 1870, de los grados de Mayor General y Jefe del Estado Mayor del Ejército Libertador.

Ya en medio de los conflictos que pisoteaban el objetivo principal del alzamiento (caudillismo, regionalismo, falta de unidad), un delator traicionó a Cavada durante su estancia en Cayo Cruz, Camagüey; listo casi para partir hacia Estados Unidos en busca de ayuda. El 30 de junio de 1871 ocurrió la captura, y en Nuevitas, un día después, lo mataron…

Lo fusilaron con los ojos abiertos, porque él, en un gesto de rebeldía, se despojó de la venda y dijo: "¡Adiós Cuba, hasta siempre!" Acá, en el parque desde donde se trazaran las primeras 25 manzanas de la villa Fernandina de Jagua, quedan los Leones de fina piedra donados por su familia; en el Bulevar, la huella de su casa; y en el más allá de la ignorancia, en un espacio muy pequeño, el póstumo y obligado recuerdo.

Publicado en Historia

En su segunda edición, el Proyecto Sendas, que auspicia la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos (OFCC) permitirá a las familias de este territorio recorrer sitios de interés histórico y cultural durante los meses de verano.

Guiados por especialistas e investigadores, las rutas se efectuarán los miércoles y sábados de cada mes, y llegarán hasta el sendero ecológico Laguna de Guanaroca, la Fortaleza de Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua y el Museo municipal de Palmira, por solo mencionar algunos.

Ileana Ferriol al frente de la subdirección de gestión, promoción cultural y relaciones públicas, indicó que estos acercamientos a temáticas como la tradición oral precolombina, el patrimonio azucarero y arquitectónico de la provincia, son una forma ideal de vincular recreación y conocimiento.

Destacó dentro del programa la "Senda hacia Santa Isabel de las Lajas", la cual rendirá especial homenaje a Benny Moré y posibilitará la visita a lugares relacionados con su vida en el aniversario 95 de su nacimiento, a celebrarse este 24 de agosto.

"El proyecto tiene como slogan El conocimiento está en tus pasos, y este servicio de la OFCC también pueden solicitarlo instituciones que quieran promover estas actividades con sus trabajadores".

Resaltó que en esta ocasión tienen el apoyo de la Unión de Jóvenes Comunistas, quienes garantizarán el transporte en cada uno de los periplos, los cuales promoverán además en las nuevas generaciones.

Diana Molina, coordinadora del proyecto explicó que este servicio totalmente gratuito está sustentado en investigaciones de los especialistas de la OFCC.

"Pueden participar personas de todas las edades e incluso aquellas de otras provincias, que visitan el territorio.

"Con solo acercarse a la subdirección de gestión, promoción cultural y relaciones públicas o a la oficina, en el centro del boulevard, pueden incluirse en algunos de estos viajes".

Sendas pretende mantener, aunque con menor frecuencia, sus recorridos guiados a lugares de interés histórico y cultural durante el resto del año.

Publicado en Cultura

La historia trasciende a los hombres. Más allá de los libros, vivir la experiencia de escuchar la hazaña en la voz de sus protagonistas constituye todo un privilegio. Y fue así para los alumnos de la Escuela Provincial de Arte Benny Moré, de Cienfuegos, quienes dialogaron con Ernesto González Campos y Alejandro Ferres Pelliar, participantes ambos en la gesta del Moncada.

Durante el intercambio, los estudiantes indagaron sobre los hechos del 26 de julio de 1953 y su importancia para el proceso revolucionario cubano, en tanto obsequiaron a sus invitados varios números artísticos en las manifestaciones de música y danza.

Al decir de González Campos, "el Asalto a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes no puede verse como un suceso aislado, pues resulta, al contrario, la continuidad histórica de una lucha iniciada el 10 de octubre de 1868 en La Demajagua".

Una vez concluido el encuentro, Ferres Pelliar se refirió a la necesidad de motivar todavía más a las nuevas generaciones, de comprometerlas con la Revolución, en aras de preservar la justicia social alcanzada en el país.

Publicado en Historia
Jueves, 19 Junio 2014 01:00

Efemérides del 19 de junio

El 19 de junio de 2007, sitios solemnes de ciudades y poblados de toda Cuba son escenarios del homenaje que el pueblo rinde a Vilma Espín, fallecida el día antes.

En el Memorial José Martí de La Habana, la destacada combatiente recibe el tributo póstumo del General de Ejército Raúl Castro, de los hijos de ambos Déborah, Mariela, Nilsa y Alejandro y demás familiares.

También acuden dirigentes del Partido Comunista de Cuba, del Estado y Gobierno y los máximos representantes de las organizaciones políticas y de masas.

Luego, comienza el silencioso paso de miles de ciudadanos frente al retrato de la Heroína, como igualmente ocurre en el Salón de los Vitrales de la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, de Santiago de Cuba, ciudad donde ella nació y comenzó a forjar su leyenda.

1714.- Por Real Cédula de Carlos V de España, es creado el hospital antileproso, el -quinto en América y más antiguo de Cuba.

A principios del pasado siglo, fue trasladado para El Rincón, en las cercanías de Santiago de las Vegas, con el nombre de Casa Hospital de San Lázaro.

1907.- Fallece Leonor Pérez Cabrera, madre del Héroe Nacional José Martí.

Tras quedar viuda, Doña Leonor salió desde La Habana hacia Nueva York en noviembre de 1887 para residir en compañía de su hijo hasta finales de enero de 1888, fecha que marcaría su último encuentro con el hombre a cuya formación ética y mora contribuyó decisivamente.

A los 71 años de edad, se vio precisada a pedir un puesto de oficial tercero en la Secretaría de Agricultura, Industria, Comercio y Obras Públicas, el cual le fue concedido por el gobierno de ocupación norteamericano.

La madre de José Martí pasó sus últimos años en la capital cubana en compañía de su hija Amelia, sumida en la pobreza.

1954.- Fallece el médico e historiador Benigno Bouza.

Especializado en cirugía, cuando la edad no le permitió continuar en su profesión, se dedicó a la investigación histórica.

Entre sus obras se destacan Máximo Gómez el Generalísimo, y Ensayo histórico de la invasión.

1959.- Como parte de una visita a la República Árabe Unida de Egipto, el Comandante Ernesto Che Guevara recorre el canal de Suez y varias fábricas.

El Che encabezaba una delegación que viajó a varios países de Asia y África durante casi tres meses.

1959.- El Comandante en Jefe Fidel Castro visita los talleres de la revista Bohemia, donde comparte con los trabajadores.

1964.- El Comandante Ernesto Che Guevara recibe al combatiente vietnamita Dinh Noup, conocido como Héroe de las Montañas.

1985.- Ingresa Cuba al Parlamento Latinoamericano.

2007.- La Cancillería da a conocer una declaración con motivo de la victoria alcanzada por Cuba al descontinuar el Consejo de Derechos Humanos, en Ginebra, el mandato de la denominada Representante Personal de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos para la Isla.

"Esta decisión del órgano que reemplazara a la desacreditada Comisión de Derechos Humanos, constituye una histórica victoria en la lucha de nuestro pueblo por hacer valer la justicia y poner fin al ejercicio que Estados Unidos concibió como pretexto para mantener y exacerbar su genocida política", expresa el documento.

DE LA CRONOLOGÍA DE LOS CINCO

2009.- En Tribuna Abierta desde el habanero Monte de las Banderas, pioneros, estudiantes y jóvenes trabajadores condenan la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos, que rehusó aceptar el caso de Gerardo Hernández, Fernando González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y René González.

Es leído un mensaje de René González, en el cual reafirma la voluntad de Los Cinco de no doblegarse jamás y el orgullo de ser revolucionarios cubanos,

DE LA CRONOLOGÍA DE AGRESIONES Y TERRORISMO

1964.- Medios de la defensa antiaérea derriban un avión Cessna 205 de la American Aviation Corporation, de Miami, matrícula N8365-Z, procedente de Estados Unidos, que arrojó una bomba sobre el central Reforma (Marcelo Salado), en Caibarién, perteneciente a la hoy provincia de Villa Clara.

Publicado en Efemérides Día
Sábado, 14 Junio 2014 10:55

Dos hombres en una expedición romántica

No fue casualidad, sino empeño. La hombrada de una jornada deshecha en la luz de dos seres. Uno distante del otro. Fraguado el primero, cual fina pieza de herrero, allá por el año 1845 en tierra nuestra: Santiago de Cuba; en tanto el segundo, visto el sol aquel 1928 en suelo lejano y quizás ignorado entonces: la argentina ciudad de Rosario. 14 de junio devino la fecha escogida. Dos hombres, aislados en tiempo y espacio, cruzaban sus destinos por la romántica causa de la libertad.

De Antonio Maceo y Grajales, el hijo de Marcos y Mariana, se ha dicho mucho, especulado en demasía. Cerca de 200 combates, 26 cicatrices de guerra, coraje sembrado en el campo de batalla, derroche de ímpetu en el filo de su machete…, nutren las anotaciones del colegial incitado a conocer la figura. Pero hay más…

Una suerte de mito moldea la estirpe del soldado hasta trocarlo en hierro. Tal efecto emana de las páginas escritas con la tinta de sus acciones. Baraguá surca el pasado para hacerse siempre presente: el español, Martínez Campos, propone la indecencia de una paz que no lo es, y el General, urgido en la firmeza, responde: "Guarde usted ese documento, que no queremos saber nada de él". Y ocurre, pues, la alteración: la piel mulata endurece, trasmuta en bronce. El hombre es ahora un Titán.

El nombramiento parece justo, aunque ningún calificativo logre abarcar la altura de sus proezas. Mal Tiempo asoma entre ellas: "¡Espantosa mutilación!", sentenció Miró Argenter en minuciosa crónica. Profusas palabras dibujan la casta del héroe, pero ninguna como las de Martí. Él, aun víctima del desafecto de Antonio —"lo quiero menos de lo que lo quería", dijo una vez el hijo de Mariana— destiló sincera su prosa: "Y hay que poner asunto a lo que dice, porque Maceo tiene en la mente tanta fuerza como en el brazo. No hallaría el entusiasmo pueril asidero en su sagaz experiencia. Firme es su pensamiento y armonioso, como las líneas de su cráneo".

Y hubiera llorado el Apóstol de haber vislumbrado su caída, de haberlo visto morir sobre el dorado corcel, en traje de holanda gris, desprovisto de estrellas… O de haber escuchado, incluso, las súplicas de compañeros suyos, mientras otra bala destrozada el pecho ya destrozado: "¿Qué es esto, General? ¡Eso no es nada! ¡No es nada!"… Armando Menocal pintó el lienzo, una obra de arte que desborda el color y desgarra el alma, tanto como la foto de Korda al Che: sobria, extraña, apocalíptica.

De Ernesto Guevara de la Serna, el hijo de Celia y Ernesto, se ha dicho mucho, especulado en demasía. Combatiente revolucionario, escritor, estadista, médico…, la huella del gaucho trasciende el suelo americano, reposa en las angustias de África, arde en los reclamos de pueblos diversos, de gente que le sigue y venera.

Algunos lo creen Dios, y le encienden velas o añaden a sus banderas. Pero no es así. Solo a los hombres atañe la guerra, solo ellos logran erguirse en el combate, marchitarse en la lucha. La Batalla de Santa Clara lo encumbró a él en la cima. La prensa extranjera lo daba entonces muerto. Radio Rebelde decía: "¡Últimas noticias de gran importancia! Gran Victoria de la octava brigada de Las Villas. Las tropas bajo el mando de Ernesto 'Che' Guevara tomaron un tren blindado y 300 soldados completamente equipados fueron capturados". Triunfa la Revolución; lo nombran cubano.

Sin embargo, no se conforma el guerrillero. La lucha para él no ha terminado. Marcha hacia el Congo, donde dice han descuartizado al Primer Ministro, y los gringos toman posesión de los cobres y minerales. Su estancia allá se prolonga durante siete meses. Luego vuelve, lleno de polvo y abatido por la confusa pelea. Y cuando el descanso lo espera, renuncia y se va a Bolivia, porque allí los comunistas han traicionado a la Patria y unido a los norteamericanos.

No regresa; no pudo hacerlo. Herido en combate en la Quebrada del Yuro, muere en la escuela de La Higuera; asesinado. Y ni siquiera dejaron su cuerpo: en aquel de octubre 1968 hubo que llorar el cadáver sin existir el cadáver, y después volverlo a llorar cuando aparecieron los restos en una fosa de Vallegrande en 1997. Las lágrimas aguardaban…

"¿Cómo podría caber bajo una lápida? ¿Cómo podría caber en esta plaza? ¿Cómo podría caber únicamente en nuestra querida pero pequeña Isla? Solo en el mundo con el cual soñó, para el cual vivió y por el cual luchó hay espacio suficiente para él", expresó Fidel el 17 de octubre de 1997. Acto solemne en la ciudad de Santa Clara.

Sufre la pluma en su evocativo empeño, pero no desmaya. 14 de junio de 1845: nace Antonio Maceo y Grajales, el hijo de Marcos y Mariana. 14 de junio de 1928: nace Ernesto Guevara de la Serna, el hijo de Celia y Ernesto. 14 de junio de 2014… vuelven ellos a nacer, y cabalgan juntos, sobre el mismo corcel. Uno carga el machete; el otro empuña un fusil. La causa es la de siempre: ¡Romántica!

Publicado en Historia

En 1990 coincidimos en cursos de habilitación radial, allí se ganó un mote: "Marí, el que viene a todo". Aquellas simientes germinan hoy, siempre he pensado que el surgimiento de Perlavisión fue una revelación y quien niega que el autor del programa histórico "Semilla nuestra" encabece las listas del liderazgo.

Hace 15 años Jorge Luis Marí realiza esos docudramas semanales, son cortos, en mi opinión películas sin producción; constituyen una mirada en sepia hacia las raíces cienfuegueras y escudriñan con lujo de detalles las memorias, génesis de nuestro presente.

Bendecido por Clío, la musa de la historia, Marí ha logrado prestigio, no solo por la calidad de la realización audiovisual, sino también por la veracidad en la contrastación de fuentes y esa capacidad de narrar al mismo tiempo pasado, presente y futuro.

¿Cuáles fueron las primeras inquietudes del realizador?

"Estudié en al Escuela Pedagógica 'Conrado Benítez', primero fui profesor de Primaria y luego de Secundaria, el bichito entró por una radiobase que tuve en el citado plantel, empecé en un programa radial diario con Agustín González, destacó en eventos de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

"Hice en 1999 un curso de un año en Televisión, desde las cuatro de la tarde hasta la noche, mucho sacrificio luego de la jornada laboral".

¿Por qué la historia?

"Durante esos estudios, previos a la salida del canal Perlavisión, había que presentar proyectos, no fui seleccionado, pero luego fueron a verme al Pedagógico para introducir un programa Histórico, tenía a lo sumo una semana poara eso. Me dio tiempo a hacerlo con título y todo, argumenté lo que llevamos en el corazón y va germinando en otros, así salió mi programa ocho febrero 2001, el primer jueves que tuvo Perlavisión".

¿Cómo fluyen los temas?

"La historia es muy rica, las personas se interesan en saber de donde venimos y hacia donde donde vamos,. me decían que iba a caducar, pero ahí está, el sitio de grabación me permite llegar a la época, al hombre, a personalidades, a gente sencilla con quehacer virtuoso y las tradiciones".

¿Has tenido al soga al cuello con los guiones en ese devenir?

"Bueno sí, porque trato de hacer un balance, lo hago geográfico, hay temas que han estado domidos, hay mucho por investigar. Hace un tiempo hice un trabajo sobre seguidores de Guiteras y Chivás, un entrevistado me pone de ejemplo que era 'caballo' del puerto.

"Otra persona me llamó y me dijo que quedó edulcorado el concepto de caballaje, entonces me salió otro tema. En 12 minutos no se puede decir todo y saco varios programas, por ejemplo de Mateo Torriente primero hice su perspectiva como escultor, luego como pedagogo, o sea se trata de profundizar las aristas, todavía tengo la libreta donde anoté los primeros temas, algunos sin concluir.

"Hace poco, por ejemplo, pude concretar el tema del exilio cienfueguero después del cinco de septiembre, fue el primer tema de aquella lista, así vas descubriendo un halo de historia atrayente, hasta por una carta, hay mucho aún por donde cortar.

¿Cuántos programas van?

"La disciplina es constante, ahora sale miércoles, también salió lunes por necesidades de mover parrilla, por eventos otros se se repone, pero salen semana, eso ha llevado mucho esfuerzo".

¿Cómo es una semana tuya?

"Tengo programas hasta con tres semanas de antelación. Una semana se me empata con la otra, es un compromiso, el televidente quiere ver productos nuevos, es un reto, hay que caminar, ir a otra provincia en busca de una fotografía, un testimoniante, lleva mucho sacrificio.

"Cienfuegos es agraciada por club de Fotografia del Ateneo, una simple foto de camarita rústica te permite una investigación, cuando di con Fabio Bosh aquel curso de Radio, él nos dijo, que del pie de una fotografía sale un programa y eso lo he comprobado, son testimonios gráficos".

¿Que más haces?

"Los programas 'Cubanos de Cienfuegos' y 'A debate'",

¿Cómo sueñas la ambioentación de Semilla nuestra?

"A partir de la fuente, En una primera temporada era de corte documental, tenia testimoniantes, voz en off, hace unos años levantamos la parada, me puse a pensar, traté de hacerlo diferente, creé actores que cuentan parte de la historia, trato de caracterizar a época a través de ellos, ha quedado con más verosimilitud".

¿Los más queridos?

"Eso só no te lo puedo decir, todos tienen un pedacito de mi corazón y de los miembros de mi equipo, sin esos ingredientes no soy nada".

Su pasión por la historia es puro empirismo, porque la buscan los amantes del conocimiento, así invoca Marí entre sus libros y fotos, a las musas, metáforas que enlazan lo divino con el hombre, para otorgarle inspiración y perpetuar su conocimiento.

Así vive este realizador incansable, quien parece andar como la propia imagen de Clío, con una figura adjunta que es el tiempo, su cómplice para aguardar memorias y hacer eterna la erudición.

Talento, liderazgo e iniciativa en Perlavisión

Publicado en Cultura

San Salvador.- Una nueva etapa en la historia de El Salvador comienza hoy con la investidura de Salvador Sánchez Cerén como presidente del país.

Por segunda vez consecutiva el partido de izquierda Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) logra ser gobierno en esta nación centroamericana, ahora con nuevos retos, pero con la experiencia de importantes logros en diversos ámbitos de la vida salvadoreña.

Durante estos cinco años el gobierno del Frente, encabezado por Mauricio Funes no solo dejó como política de Estado los programas sociales destinados a favorecer a la población más pobre del país, sino también el inicio de un camino de combate contra la corrupción y la impunidad.

La administración de Funes puso en la picota pública al expresidente Francisco Flores (1999-2004) por delitos que el propio exmandatario del partido de ultraderecha Alianza Republicana Nacionalista (Arena) confesó ante una comisión especial del legislativo salvadoreño.

Ahora, el hombre que fue presidente por elección popular está prófugo de la justicia, acusado de enriquecimiento ilícito, peculado y desobediencia y es buscado por la Interpol.

Otros casos de corrupción se destaparon en esta etapa y muchos quedan al menos señalados para su posterior investigación.

En estos años, el gobierno pensó en las mujeres, los niños, los campesinos, en los adultos mayores, para quienes instituyó iniciativas como el paquete escolar que provee a los estudiantes de uniforme, útiles y zapatos.

O el programa Ciudad Mujer, un referente internacional para la reivindicación de los derechos de las salvadoreñas.

La reactivación del agro, las reformas en Salud Pública, la creación de puestos de trabajo, la ayuda monetaria a los adultos mayores, incluso el combate a la inseguridad, pese a las críticas, forman parte de la herencia que este nuevo gobierno de izquierda recibe en su camino para una mejor nación.

"Ese país que soñamos lo hemos comenzado a construir", afirmó la víspera el jefe de Estado quien se despide con una alta nota de 7,2 puntos (de un máximo de 10) de aprobación, de acuerdo con las encuestas.

El gobierno que encabezará Sánchez Cerén, uno de los líderes históricos del FMLN y firmante de los Acuerdos de Paz en 1992, tiene entre sus prioridades el desarrollo económico, el combate a la violencia, ofrecer salud y educación a todos y seguir creando empleos.

Este domingo 1 de junio, Salvador Sánchez Cerén y Oscar Ortiz serán investidos como presidente y vicepresidente de El Salvador, respectivamente. También serán juramentados los funcionarios que integrarán su gabinete de trabajo.

En la tarde, ante el pueblo, también se hará un acto simbólico en el que ratificarán su compromiso con todos los salvadoreños, en especial con esa parte mayoritaria que fue olvidada durante siglos.

Publicado en Última hora
Lunes, 19 Mayo 2014 01:00

Vierte el corazón sus penas

Acudió a la cita con el traje negro de siempre, solo que ahora algo sucio y empolvado por el tiempo. Incluso, los botones de la chaqueta, casi desprendidos, parecían destinados a golpearse, de un momento a otro, contra el suelo.

Le envolvía cierta palidez, pero no aquella inherente al blanquecino tono de su piel; me refiero a una decoloración espiritual, propia de las almas en desgracia. Mas el agobio no le impidió llegar temprano al encuentro, tempranísimo, una hora antes de lo acordado.

Ya lo esperaba, alguien me había comentado del apresurado caminar del hombre. Llegó, hizo un ademán de saludo demasiado extraño, o qué sé yo, arcaico. Al parecer notó mi extrañeza, porque luego extendió su mano; y la sentí gélida, tan fría como el hielo.

Por un instante le creí caprichoso, se mantuvo de pie durante un largo rato. Miraba al parque, y a los niños corriendo detrás de las palomas, y al hombre tieso, hecho mármol, levantado sobre fina piedra, y el brazo estirado al infinito, y muy cerca del cielo.

Estaba desconcertado, no lo apuré; él solo, después, decidió tomar asiento. Por primera vez le vi el rostro, quiero decir: sus ojos  fijados sobre mi cara. Anhelaba esa experiencia, ahora me arrepiento; choqué con la tristeza, el desconsuelo. Entonces, incrustados ambos en un minuto enrarecido, intenté buscar la mejor salida. Le pregunté por Leonor

"El deber de un hombre está allí donde es más útil. Pero conmigo va siempre, en mi creciente y necesaria agonía, el recuerdo de mi madre", dijo con voz entrecortada, y sudando lágrimas en su interior. Descubrí, de una vez, la debilidad que lo precipitaba al barranco: la familia.

"Quien funda una, y da a la patria hijos útiles, tiene, al caer en el último sueño de la tierra, derecho a que se recuerde su nombre con respeto y cariño", expresó con la inseguridad típica de quien duda haber cumplido ese axioma. Yo quise alentarlo, decirle: sí, sucedió. Mas rehusé a la idea en el mismo segundo en que resultó concebida. Y si erro, y me cree adulador, o se niega a asentir mis palabras, pensé.

Proseguí el diálogo, o mejor, continuó su monólogo porque, de repente, no tuve siquiera que insinuar las preguntas. Él me habló de Mariano; lo hizo con la devoción infantil del pequeño que se cuelga sobre el cuello del padre para no dejarlo ir. Lo describió recto, colérico, tozudo en sus decisiones, y gente dolida. Al final, persona blanda.

"¡Qué día tan amargo aquel en que logró verme, y yo procuraba ocultarle las grietas de mi cuerpo, y él colocarme unas almohadillas de mi madre para evitar el roce de los grillos, y vio al fin, […] aquellas aberturas purulentas, aquellos miembros estrujados, aquella mezcla de sangre y polvo, de materia y fango, sobre que me hacían apoyar el cuerpo, y correr y correr!

"Prendido a aquella masa informe, me miraba con espanto, envolvía a hurtadillas el vendaje, me volvía a mirar, y al fin, estrechando febrilmente la pierna triturada, rompió a llorar […] y un abrazo rudo me arrancó de allí, y él quedó de rodillas con la tierra mojada con mi sangre, y a mí me empujaba el palo hacia el montón de cajones que nos esperaba ya para seis horas. ¡Día amarguísimo aquél! Y yo todavía no sé odiar", confesó.

La evocación trajo a luz el infierno vivido en la cárcel. Ahondar, sin pretenderlo, en el dolor ajeno devino imprudencia. Este ha de permanecer intacto cuando aún quema la entraña humana o perduran en el físico sus cicatrices.

Sin embargo, tampoco hice por rectificar el equívoco. De cualquier manera, conseguí reclutar sentimientos obstinados en cimentar, todavía más, la desazón. Por eso, sostengo (y aunque lo digo para consolarme) que remover sus angustias sirvió, al menos, de desahogo.

Él mismo se encargó de romper la tensión sobrevenida durante el coloquio. Yo no esperaba aquello. Una muchacha nos pasó por el lado, y en un instinto animal, acaso incontrolable, atascó la mirada sobre ella. La exploró toda: cabellos, ojos, labios; irrumpió en sus pechos con apetencia, y al entregarnos la joven su espalda, giró el macho la cabeza, y continuó embelesado.

"A Dios gracias el cuerpo de las mujeres se hizo para mí de piedra. Su alma es lo inmensamente grande, y si la tienen fea, bien pueden irse a brindar a otro lado sus hermosuras. Todo conseguirá la Cárcel, menos hacerme variar de opinión en este asunto”, afirmó sin mero asomo de excusa.

La sinceridad de aquel acto me confundió. Detrás de la coraza lastimada hallé a un ser obsesionado. Conocí de Carmen, la camagüeyana de sinuosas caderas que lo atrapó un día enredado, y hasta puso seria la relación. Fue el primer y único matrimonio, así consta en los papeles.

Antes de figurar intruso, me reveló, en secreto, algunas andanzas. Supe de féminas que anduvieron tras él, y las complació. También de otras que confundieron la plática casual, y terminaron víctimas de su propia paranoia. Lo juzgué, pues, estúpido Casanova, y al percibirme algo airado cambió el tema de conversación. Vino a hablar, cual paradoja, de adulterio.

"A los 18 años de mi vida, estuve, por las vanidades de la edad, abocado a una grave culpa. Lo rojo brilla y seduce,  y vi unos labios muy rojos en la sombra; pero interiormente iluminado por el misterioso concepto del deber, llevé la luz a la tiniebla, y vi de cerca todos sus horrores. Entonces, espantado, pensé en todo lo que habría de sufrir un alto hombre si con él se intentase lo que con otro hombre había osado yo pensar", expuso.

Logró redimirse con estas palabras, convencerme de ser varón digno. Y entre anécdotas compartidas, charlamos acerca de su hijo. De José Francisco (o Ismael) dijo maravillas, y me contó, afligido, de los chocolates derretidos encima del libro de poemas que le dedicara.

Me burlé del hecho y, con la risa empujando los dientes, le dije: bueno, compadre, los versos llegaron dulces. Atrevimiento el mío, no le gustó el comentario. Lo percibí en el fruncido de las cejas, y en las grietas esculpidas en su amplia frente.

No obstante, simuló evadir con elegancia el episodio Se desnudó como padre, aceptó no ser de los buenos en eso, y en cambio, ofrendó al primogénito el mayor de sus deseos: que “no sufra lo que yo he sufrido”. ¿Por qué?, le pregunté temeroso, y casi maquinalmente.

"Rara vez me río ya: no hallo nada que seduzca mi vista, nada que distraiga mi pensamiento. En cada una de las flores de mi alma, dejó una negra lágrima el dolor; pero estoy tranquilo, estoy contento, estoy hasta ufano con mis dolores", advirtió, mientras se concretaba en su semblante una expresión de aterrador regocijo.

De pronto, comenzó a toser, lo hizo de forma desmesurada. Vino un mozo y le dio agua; mejoró un poco. ¿Se encuentra bien de salud?, me adelanté a averiguar, y respondió tácitamente: "No estoy bueno, por supuesto; pero ya le echaremos un remiendo al pulmón".

Tras el incidente, reposamos un rato, y lo vi perderse, otra vez, hacia la frígida estatua. La observaba con estupor, y se interrogaba quién era ese que había merecido subir a tan elevada altura, convertido en roca y con la bandera al fondo, diferente a las momias, pero casi igual.

Publicado en Historia
Sábado, 18 Enero 2014 01:00

Efemérides del 18 de enero

La Habana.- El 18 de enero de 1894, al reabrirse en Cayo Hueso fábricas de tabaco cerradas por razones económicas, numerosos obreros cubanos son suplantados por españoles traídos de Cuba.

Los trabajadores van a la huelga y el pleito adquiere cariz político. Se recurre por teléfono a José Martí, quien se halla en Tampa y se dispone a partir hacia el Cayo, pero el joven abogado norteamericano Horacio Rubens le disuade de ir porque  las circunstancias pueden ser aprovechadas para desacreditar la causa cubana.

Ya en Nueva York, Martí moviliza todos sus recursos en defensa de los obreros atropellados (más de 800 cubanos sin medios de subsistencia). Está indignado por el carácter cesáreo y rapaz que los Estados Unidos ha ido criando. 

Escribe al patriota cubano José Dolores Poyo: "La Revolución Cubana no puede sufrir, ni en mí ni en nadie, hoy menos que nunca, la menor injuria. Mi obligación no es precipitar a mis compatriotas a un conflicto, sino salvarlos de él".

Con indignación se refiere al gobierno norteamericano, a "la hostilidad conocida de esa gente con cuya anuencia y ayuda nunca, con razón, quise contar", dice en otra carta a Serafín Sánchez.

"Yo siempre lo vi: dormíamos sobre el odio de la ciudad que habíamos enriquecido, de la gentualla hostil a la supremacía patente y justa de la raza criolla y mestiza que desdeñan", expone.

1853.- Nace en Matanzas el doctor Eusebio Hernández Pérez, miembro de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de Cuba.

General del Ejército Libertador, combatió a las órdenes de los mayores generales Máximo Gómez Calixto García y José Maceo.
     
1961.- El Consejo de Ministros aprueba suprimir el águila imperial que coronaba el monumento erigido frente al malecón habanero dedicado a las víctimas del Maine.

También ordena la disolución del Instituto Cubano-Norteamericano, instrumento de propaganda al servicio de los intereses imperialistas.

1999.- Se realiza un juego de béisbol entre jugadores veteranos de Cuba y Venezuela.

El presidente Hugo Chávez es el pitcher del equipo venezolano y el Comandante en Jefe Fidel Castro es el director del cubano.

1999.-  En el Palacio de Convenciones de La Habana se inaugura el Encuentro Internacional sobre Globalización y Desarrollo.

Con la participación de 524 delegados de 49 países y cubanos, durante su desarrollo se debatieron temas relacionados con la posición de los países subdesarrollados y las estrategias aplicadas contra ellos por las grandes potencias.

2009.- Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de Argentina, llega a Cuba en visita oficial,  invitada por el General de Ejército Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

DE LA CRONOLOGÍA DE LOS CINCO

2002.- Ramón Labañino conoce que fue designado para una prisión de máxima seguridad en Beaumont, Texas.

DE LA CRONOLOGÍA DE AGRESIONES Y TERRORISMO

1960.- Resultan heridos dos miembros de la Policía Nacional Revolucionaria al ser tiroteados por terroristas.

El mismo día, es lanzado material incendiario por dos avionetas provenientes de Estados Unidos sobre cañaverales de los centrales Corazón de Jesús (Mariana
Grajales) en Cifuentes, y Santa Teresa (Héctor Rodríguez), en Sagua la Grande.

También, en la provincia de Las Villas, otra avioneta con igual procedencia arroja sustancias incendiarias en zonas cañeras de San Rafael y San Vicente, ubicadas en Rancho Veloz y Quemado de Güines, acción en la que son quemadas aproximadamente 400 mil arrobas de caña y dos viviendas de campesinos.

1996.- Autoridades federales de Estados Unidos retiran los cargos contra el contrarrevolucionario René Cruz y su grupo, arrestados el 16 de diciembre del año anterior con un gran cargamento de armas y planes para invadir a Pinar del Río.  

Publicado en Efemérides Día