Español Alemán Francés Inglés Italiano Portugués Ruso
Hora local en Cuba:

La Habana.- Los Cinco antiterroristas cubanos recibirán hoy en esta capital el título de Héroes de la República de Cuba en un acto por el aniversario 120 del reinicio de la Guerra de Independencia en 1895.

René González, Fernando González, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández cumplieron severas condenas en cárceles estadounidenses desde 1998 por informar sobre planes violentos fraguados por grupos terroristas asentados en territorio norteamericano.

A Los Cinco —como se les conoce internacionalmente— se les otorgó este título en una sesión especial del Parlamento el 29 de diciembre de 2001.

René González y Fernando González fueron los primeros en regresar a la isla caribeña tras cumplir íntegramente sus sanciones.

Tiempo después, el 17 de diciembre pasado llegaron a sus hogares Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández.

Publicado en Última hora

Santiago de Cuba.- Ofrendas florales del líder histórico de la Revolución Fidel Castro; del General de Ejército Raúl Castro; de los Consejos de Estado y de Ministros y del pueblo de Cuba, fueron depositadas hoy, en esta ciudad, en tributo a José Martí.

En ocasión del aniversario 120 del reinicio de las guerras de independencia, tuvo lugar una ceremonia militar ante el Mausoleo que atesora los restos del Héroe Nacional, en el cementerio Santa Ifigenia, Monumento Nacional.

Alumnos de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos (EMCC), de la provincia de Matanzas y de la Academia Naval Granma, Orden Antonio Maceo, de La Habana, seleccionados por sus resultados integrales, participaron en el homenaje.

Dianelis Tejeda, estudiante de tercer año de la especialidad de Geografía y Geodesia, de la Academia Naval Granma, expresó que constituye un honor rendir tributo a quien fuera el organizador de la Guerra Necesaria, hecho trascendental que marcó la continuidad del proceso revolucionario cubano.

Pablo Enrique González, alumno de onceno grado de la EMCC, de Matanzas destacó la labor de Martí en la búsqueda de la unidad para reanudar la lucha y su alto sentido del deber, lo cual debe constituir un ejemplo para las actuales generaciones ante los retos de estos tiempos.

Funcionarios del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba y el Gobierno en el territorio, pioneros, estudiantes, combatientes de la Revolución, y una representación del pueblo santiaguero, participaron también en el acto de recordación de la gesta del 24 de febrero de 1895.

Publicado en Última hora
Domingo, 22 Febrero 2015 07:25

Efemérides del 22 de febrero

El 22 de febrero de 1920, nace en Pinar del Río el compositor Pedro Junco.

Creó más de una treintena de piezas, entre las que sobresalen Tus ojos, Soy como soy, Te espero y Estoy triste.

Pero es Nosotros, interpretada por prestigiosos artistas cubanos y extranjeros, la que devino en el mundo himno de amor imposible.

A pesar de su breve existencia, pues falleció a los 23 años, varias de sus melodías fueron éxitos de emisoras locales y nacionales, y logró penetrar en la industria del disco.

1877.- Mientras cumplía la misión de recaudar fondos y conciliar diferencias entre los emigrados cubanos, fallece en una casa de vecindad de la ciudad de Nueva York, Francisco Vicente Aguilera, uno de los iniciadores de la guerra contra el colonialismo español en Cuba.

Ocupó los cargos de Secretario de la Guerra, Vicepresidente de la República en Armas y Lugarteniente General de Oriente.

1909.- Nace el periodista Enrique de la Osa, quien en 1943 creó la Sección En Cuba, de la revista Bohemia, cuya profundidad analítica la convirtió en una voz de vanguardia renovadora ante un periodismo tradicionalista.
 
1915.- Es inaugurado en La Habana el Teatro de la Comedia.
   
1935.- Nace en Baracoa, Guantánamo, Eugenio George Laffita, entrenador de voleibol, ganador de tres títulos olímpicos, elegido como el mejor del Siglo XX por la FIVB.

1975.- Es constituido en La Habana el Comité Asesor de la Presidencia del Consejo Nacional de Ciencia y Técnica (CNCT) en la sede central de la Academia de Ciencias de Cuba.

2000.- Sin cultura no hay libertad posible, afirma el Comandante en Jefe Fidel Castro al intervenir en un encuentro con escritores, editores, periodistas y premios nacionales de la literatura y las ciencias sociales.

En el intercambio, que se desarrolla en el Palacio de Convenciones de La Habana, el líder de la Revolución reconoce: "Hubo momentos en que temimos ser absorbidos por la globalización de la cultura, pero hoy podemos decir que estamos preparados no solo para defendernos, sino para estar a la ofensiva".

2000.- El Comandante en Jefe Fidel Castro asiste a la Tribuna Abierta de la Juventud y los Estudiantes por la liberación del niño Elián González, con la participación de destacados integrantes del movimiento deportivo cubano.

Publicado en Efemérides Día
Martes, 17 Febrero 2015 11:27

El mar cuando quiere, ruge…

Estoy sentada en un banco del Muelle Real. La tempestad promete robarme una vez más los espacios; no me muevo, la reto. Transidas voces de niños y lejanos ladridos evocan alguna que otra tarde y una mujer madura pasea la mascota y su nostalgia. El viento trae la hoja que cae aquí en mis manos y he visto a través de su leve velo al fantasma añorado.

El mar cuando quiere, ruge; y está bravo y choca una y otra vez contra los límites de la ciudad. Por estos días lo he sentido con más fuerza, empapa los nuevos asientos, las farolas. El viejo espigón se duele en lo profundo.

No sabría decir claramente cuántas veces estuve aquí para cruzar la bahía de Cienfuegos. Era apenas una niña cuando mi padre nos llevaba —a mi hermano y a mí— hasta la Fortaleza de Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua. ¡Muy esperados los domingos en casa!; tanto, que hasta nos inventábamos historias de algún asalto de filibusteros, y nosotros, héroe y heroína, defendiendo a los viajeros...

Lo que sí recuerdo fue el día justo en que dejé de dar aquellos paseos, al retornar de una de aquellas excursiones, en la jornada de mi cumpleaños catorce, un 10 agosto. Casi muy cerca del muelle un pequeñín cayó al agua y su abuelo, desesperado, se lanzó a rescatarlo. Ninguno de los dos emergió, y yo nunca más pude subirme a una embarcación.

¿Saben? El mar está furioso de verdad. El señor que está sentado en la otra esquina, cree saberlo. "Le usurparon uno de sus sueños, mi'ja. ¿No lo recuerdas? Fíjate, ¿a quién ves entre las sombras? Escucha bien, allá por lontananza se siente su motor y ese pito de siempre anuncia su llegada".

"¡Es el 'Juraguá'!", le digo. Aquel barquito añejo, ¡muy añejo!, el bisabuelo de las naves de pasaje en Cuba. Se "jubiló" el 17 de febrero de 1991, cuando tenía 97 años, y a nadie le dolió. ¡Bueno, a muchos sí, pero éramos tan jóvenes! Entonces clasificaba como el más veterano de los activos en el mundo.

Cuentan que la fuerte lluvia y las ráfagas de viento hacían que las olas se encresparan y vinieran a estrellarse contra el casco blanco de la pequeña embarcación —nacida en 1893, en Filadelfia—, que quizás por la pericia y tozudez de su patrón, apellidado Orozco, continuaba imperturbable en busca de su destino: la bahía de Jagua. Corría el año 1894 cuando por primera vez cortara con el filo de su quilla las aguas que bañan la costa sureña.

José Llovio, cienfueguero, lo había adquirido a un precio de 24 100 pesos. Al principio fue de propulsión, con ruedas de paleta, las cuales se sustituyeron por hélices. Más tarde, le acoplaron un motor (soviético) 3-D-12 de 300 caballos de fuerza y doce cilindros, dispuestos en forma de V, que giraban a 1 500 revoluciones por minuto, desarrollando una velocidad de nueve nudos.

El "barquito Juraguá", como le conocían los habitantes de la región —recorría a diario las riberas de Cayo Carenas, La Milpa, El Perché, Castillo de Jagua, Pasacaballos, Ciudad Nuclear y Rancho Club—, tenía 25.13 metros (m) de eslora y 4.80 de manga. El puntal era de 1.35 m, con un tonelaje bruto de 34.40. Sería ubicado, aquel febrero cuando se despidió de "Jagua”, en el Museo Histórico Naval, único de su tipo en el país, como pieza histórica de la marinería. Sin embargo, quedó solo en la intención. Pensaron, después, hacer una maqueta del mismo. Por eso rescataron las partes originales del barco, las bombas de achique, las dos cornamusas y el timón.

La emblemática nave nunca debió ser abandonada a merced de los depredadores inconscientes, quienes se sirvieron de sus viejas tablas —las convirtieron en leña—, enterrando tanta historia atesorada.

Viejos muelles le esperan, taciturnos, como pájaros bajo la lluvia, abusados de los olores del tiempo. Por eso ruge el mar, y está bravo, choca una y otra vez contra los límites de la ciudad. Ya su salitre no baña las blancas "pieles" y extraña ver, aunque fuera detrás de los cristales, al barquito Juraguá, ese que soportó los vientos, con una fe espantosa, cada día de su casi centenaria existencia.

Vista lateral del desaparecido barco de cabotaje Juraguá, en Cienfuegos. / Foto: Archivo personal de la autora

Publicado en Historia
Domingo, 15 Febrero 2015 01:00

Efemérides del 15 de febrero

El 15 de febrero de 1920, nace en el barrio rural de La Zarza, en la actual provincia de Sancti Spíritus, el revolucionario Faustino Pérez Hernández.

Médico de profesión, fue expedicionario del yate Granma,  miembro de la dirección nacional del Movimiento 26 de Julio y jefe del combate clandestino en las ciudades.

Encarcelado en el Castillo del Príncipe de La Habana, encabezó  una histórica huelga de hambre de los presos políticos, en solidaridad con los revolucionarios recluidos en el llamado Presidio Modelo de Isla de Pinos.

Incorporado en julio de 1958 a la lucha guerrillera en la Sierra Maestra, se le designó responsable de la Administración Civil de los territorios liberados y ascendido al grado de comandante del Ejército Rebelde.

Al triunfo de la Revolución participó, entre otras misiones, en la creación del Ministerio de Recuperación de Bienes Malversados, organismo que rescató para el patrimonio nacional propiedades valoradas en cerca de 400 millones de pesos; asimismo participó en la organización del Servicio Médico Rural en las montañas orientales.

También fue el primer presidente que tuvo el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos y dirigió el Plan de Desarrollo de la Ciénaga de Zapata, mayor humedal del archipiélago cubano.

1825.- Nace Andrés Poey Aguirre, miembro fundador de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana.

1860.- Sale el primer numero del "Album cubano de lo bueno y de lo bello", editado en La Habana por Gertrudis Gomez de Avellaneda.

1898.- Explota el acorazado norteamericano Maine mientras se hallaba fondeado en la bahía habanera.

Independientemente de su causa: intencional o fortuita, la destrucción de esa nave de guerra fue manipulada por la propaganda y las autoridades de Estados Unidos, que lo utilizaron como pretexto para la intervención en el conflicto cubano-español.

1960.- Crea el Ministerio de Educación, 3 000 aulas rurales en toda Cuba.
 
1960.- Se integran las empresas Cubana de Aviación, Aerovías Q, Cuba Aeropostal y Expreso Aéreo Interamericano. Posteriormente, esta fecha será declarada Día del Trabajador de la Aviación Civil,
   
1976.- En referendo, el 97.7 por ciento de los ciudadanos que ejercieron el voto aprueba la Constitución de la República, que entró en vigor el 24 de febrero de ese año.
   
DE LA CRONOLOGÍA DE AGRESIONES Y TERRORISMO

1963.- Son atacados dos barcos pesqueros cubanos por mercenarios, tripulantes de una lancha pirata procedente de Estados Unidos.

Publicado en Efemérides Día
Viernes, 13 Febrero 2015 10:04

El "Terry", más allá del tiempo

Precisa fue la denominación escogida para la gala por el aniversario 125 del teatro Tomás Terry, de Cienfuegos, porque “Más allá del tiempo” entraña, entre otras cosas, permanencia por arriba de los muros de los lustros, décadas, e incluso, siglos. Tres de estos ya lleva erguida la construcción estrenada en la noche del 12 de febrero de 1890; y del XIX al XXI ha trenzado una historia cuyos capítulos incluyeron las voces y siluetas de figuras eternas, como eterno será el coliseo perlasureño.

A través de 125 febreros, por la institución pasaron desde Enrico Carusso y Sarah Bernhardt hasta Jacinto Benavente y Ernesto Lecuona; desde Rita Montaner y Bola de Nieve hasta Arquímedes Pous y Alicia Alonso. Fue un lujazo para los espectadores de las distintas épocas apreciar, además, a grandes talentos de la música castellana del siglo XX, a la manera de Juan Manuel Serrat, Ana Belén, Victor Manuel, Silvio Rodríguez, Leo Brower y Omara Portuondo, entre no pocos eximios.

Pero el receptor actual tampoco puede quejarse, pues cada mes tiene aquí algún colectivo o individualidad remarcada. El más reciente ejemplo de la anterior aseveración fue la velada de anoche, donde acudieron al escenario central de nuestro teatro mayor el Ballet Nacional de Cuba, el Ballet Lizt Alfonso, los pianistas Frank Fernández y Mary Kennedy, Los Novo y Lázaro García, por citar algunos de los más conspicuos participantes de un espectáculo prolongado y abierto a disímiles tendencias musicales y escénicas.

Si dos adjetivos serían capaces de definir a Más allá del tiempo, estos serían cubano y ecléctico, al modo del itinerario de vida y la toponimia constructiva del escenario geográfico del XIX cienfueguero que le dio vida a la instalación. También inclusivo, generoso en su mirada multilateral al arte, distendido y —sobre todo—, provisto de la calidad artística imprescindible en el momento central por los fastos de la institución escénica.

De lo raigal, lo autóctono, identitario, dieron señas todos los convocados. Por ejemplo, el Centro Dramático de Cienfuegos nos transportó a las primeras décadas del XX mediante su recordatorio del teatro bufo; K-fé Mezclado cimbreó la nostalgia gracias a su versión de El pregonero; la orquesta Revelación trajo a la memoria a nuestro coterráneo Felito Molina, por intermedio de su pieza Déjame vivir en paz; Concierto Sur interpretó el Danzón Legrand; el Coro Cantores de Cienfuegos hizo lo propio con el martiano Pena, según la visión musical de Beatriz Corona…, y así, todos, sin excepción.

Constituyó un hermoso, sensible, abarcador homenaje a las esencias criollas y al legado cultural, ya inmenso a estas alturas, del teatro cienfueguero.

Un teatro del siglo XIX que no cree en telones de cartón

Sueños en el "Terry"

El "Terry" en sus 125, con una intencionada obra cultural

Publicado en Cultura
Jueves, 12 Febrero 2015 14:12

Sueños en el "Terry"

La vez primera que estuve en su escenario, telones abiertos, auditorio al frente, no fue para actuar, aunque bien me hubiera gustado interpretar cualquier canción o conducir algún espectáculo. Iba a hacer una entrevista, y a ciencia cierta, no recuerdo a quién.

El teatro Tomás Terry me abrió sus puertas una noche, cuando recién descubría la ciudad de Cienfuegos, y nunca más volvió a cerrarlas.

Mis ojos no pudieron disimular tanto asombro. Tras varios años frecuentándolo, recorriéndolo incluso en mañanas de inactividad en sus tablas, me detengo en los detalles de su interior, tan exquisitamente conservados.

La primera impresión fue la de aquella elegante estructura que sobresale en el mismo Centro Histórico Urbano, con sus mosaicos venecianos que hacen alusión a las musas de la Tragedia, la Comedia y la Música.

Justo a la entrada del coliseo cienfueguero, encontramos la mirada de mármol de Tomás Terry Adams / Foto: IgorraPuedo recordarme con la boca abierta, como quien queda extasiada con tanta maravilla.
Justo a la entrada, la mirada de mármol de Tomás Terry Adams no parece la de un dueño de hacienda, rodeado de esclavos, incapaz de permitir la entrada de negros a tan lujoso inmueble cultural, más bien pareciera que contempla satisfecho cómo sus hijos hicieron finalmente realidad su sueño.

Sin embargo, detrás de las cortinas, abriendo paso al auditorio, comienza el verdadero ensueño.
Y como yo, cualquiera estaría horas mirando hacia el techo, y si no fuera porque las luces se apagan, hasta se olvidaría de la función.

Una veintena de figuras alegóricas a la aurora, la risa, el llanto, los retratos de la poetisa Gertrudis Gómez de Avellaneda, el músico Gaspar de Villate y otros motivos florales, conforman el gran mural del techo, ese que podría hipnotizarte, mientras lo vas descubriendo.

La platea intacta —dicen que aún se levanta—, las luminarias en los palcos, candelabros en los pasillos, todo es motivo de miradas indiscretas, porque ante tanta belleza es imposible disimular.

Pocos sitios en Cuba tienen un coliseo como este teatro, una reliquia del siglo XIX afortunadamente abierta todavía a la gente, frecuentada de forma sistemática por el cubano común, consciente de que pocos minutos en este lugar constituyen un privilegio.

Y pisar el escenario aquella noche de entrevista resultó todo un suceso para mí.

En las mismas tablas habían actuado Sarah Bernhardt, Enrico Carusso, Ana Pavlova, Jorge Negrete, Alicia Alonso, Joan Manuel Serrat, Antonio Gades, Ernesto Lecuona, Rosita Fornés, Silvio Rodríguez, Luisa Martínez Casado, Arquímedes Pous y tantos otros.

Me sentí grande por supuesto, aunque las sillas estuvieran vacías y nadie notara mi "ilógica" emoción. Soñé a ser uno de ellos, y casi pude escuchar el sonido de los aplausos.

Tal sensación es posible sentir cuando se pone un pie dentro del teatro Tomás Terry, no importa si es en sus hermosos palcos, su elegante segundo piso, el tercero más modesto, o en el "gallinero o cazuela". Es una joya este coliseo, en todos los sentidos. Y resulta que cada día me abre sus puertas, y puedo incluso viajar entonces, 125 años atrás.

El "Terry" en sus 125, con una intencionada obra cultural

Publicado en Cultura
Martes, 03 Febrero 2015 01:00

Efemérides del 3 de febrero

El 3 de febrero de 1999, el Comandante en Jefe Fidel Castro pronuncia un discurso en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela. La intervención ocurre cuando se cumplían 40 años y 10 días de su primera visita a aquel prestigioso centro.

Como recordará el líder cubano tiempo después, esta segunda intervención se realiza en un momento singular; Hugo Chávez, un joven Presidente, tras espectacular victoria política y apoyado por un mar de pueblo, había tomado posesión de su cargo apenas 24 horas antes.

“Con motivo de la visita que por tal causa realicé a ese país, entre otros muchos invitados –explicaría Fidel-, las autoridades y los estudiantes de la mencionada universidad se empeñaron en que yo ofreciera lo que se ha dado en llamar una conferencia magistral”.

Como expone al auditorio, muchas cosas han pasado en estos 40 años; pero lo más trascendental es que un mundo ha cambiado, en nada parecido al de entonces.

“Hoy hay un mundo, hoy hay una humanidad por liberar y por salvar –alerta- y esa no es la tarea nuestra, es la tarea de ustedes”.

Llama a buscar conceptos e ideas que permitan un mundo viable, sostenible, mejor e indica: “Sabemos muy bien que hoy ningún país solo puede, por sí mismo, resolver sus problemas, Aquí se puede decir: Nos salvamos todos o nos hundimos todos”.

Tras recordar el apotegma martiano de que "Patria es humanidad", el Comandante en Jefe precisa; “Cuando hablamos de humanidad pensamos, en primer término, en nuestros hermanos latinoamericanos y caribeños, a los que no olvidamos nunca”.

1895.- José Martí y los otros patriotas que le acompañan en su viaje hacia Cabo Haitiano, están de paso en Fortune Island.

“¡Tan cerca  de Cuba y todavía tan lejos”!, había exclamado en carta a Carmen Mantilla al anunciarle su próxima llegada a esta otra isla, donde el vapor Athos tomaria los trabajadores  para  la travesia.

1934.- A los 26 años de edad, fallece el incansable luchador universitario Gabriel Barceló.

Por su activa participación en las luchas contra su régimen, Gerardo Machado había ordenado la detención y posterior deportación de este joven comunista; pero en los Estados Unidos continuó la lucha y luego se trasladó a España.

Tras regresar clandestinamente a Cuba, el enfrentamiento a los porristas, las persecuciones y luego la cárcel, minaron la salud y provocaron su muerte a causa de la tuberculosis.
   
1959.- El Ballet Nacional de Cuba, bajo la dirección de la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, ofrece la primera gala conmemorativa ofrecida al Gobierno Revolucionario y al Ejército Rebelde.

La función, realizada en el Teatro Blanquita (hoy Karl Marx) tuvo las actuaciones especiales de Alicia e Igor Youskevitch.

1994.- Raúl inaugura el primer centro para la investigación y desarrollo de la montaña, en Sabaneta, provincia de Guantánamo, el cual deviene laboratorio nacional del Plan Turquino.

DE LA CRONOLOGÍA DE AGRESIONES Y TERRORISMO

1962.- Al amparo de la Ley de Ayuda Externa de 1961, John F. Kennedy decreta la Proclama Presidencial 3447 que impone el bloqueo sobre el comercio entre Estados Unidos y Cuba, aunque desde 1959 ese país ya aplicaba medidas económicas contra la joven Revolución.

Las sucesivas administraciones han aprobado nuevas regulaciones para arreciar esta infamia, y en 1992 el Congreso norteamericano incrementó aún más esa madeja de sanciones con la Ley Torricelli, en la cual resalta su carácter extraterritorial.

Publicado en Efemérides Día
Lunes, 02 Febrero 2015 16:23

Efemérides del 2 de febrero

Desde el vapor donde se dirige a Cabo Haitiano para reunirse con Máximo Gómez, el 2 de febrero de 1895, José Martí le escribe a María Mantilla.

"Los dos seremos buenos, yo para merecer que me vuelvas a abrazar, y tú para que yo te vea siempre tan linda como te  vi entonces", asegura.

Hacia su "niña querida", a la cual  vio  nacer en noviembre de 1880, canalizó Martí los riachuelos de ternura que nunca pudo depositar en el hijo.

Con el amor con que había cuidado de la instrucción de ella durante casi 15 años, Martí le aconseja tratar de valer tanto como quien más  valga, "con  la receta  que yo tengo para todo, que es saber más que los demás, vivir humildemente, y tener la compasión y la paciencia que los demás no tienen".

El mismo día también escribe a Carmita,  la joven hermana de María : "tú sabes que yo quisiera hacerme como un manto de mis entrañas, y abrigarte del mundo con ellas: -te quiero como a hija", le confía.

1512.- Los conquistadores españoles queman vivo en la hoguera al cacique Hatuey.

1514.- Nace la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, hoy Camagüey, una de las siete primeras instituidas en Cuba por España durante el siglo XVI.

1849.- Nace en Majaguabo, en la hoy provincia de Santiago de Cuba, el Mayor General del Ejército Libertador, José Maceo y Grajales, quien por su audacia y combatividad ganó el nombre de León de Oriente.
   
1880.- En sesión de la Sociedad de Estudios Clínicos de La Habana, el doctor Carlos J. Finlay Barrés propone la creación de una comisión que estudie la fiebre amarilla.

1954.- Es elegido José Antonio Echeverría, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

1965.- El Comandante Ernesto Che Guevara llega a Cantón, en la República Popular China, al frente de una delegación oficial cubana.

1969.- Fallece el pintor Víctor Manuel García, considerado el pionero del nacimiento y desarrollo de la corriente modernista en Cuba.
   
DE LA CRONOLOGÍA DE AGRESIONES Y TERRORISMO

1959.- Es detenido el ciudadano norteamericano Allen Robert Mayer cuando intentaba penetrar ilegalmente en Cuba por las cercanías de la oriental ciudad de Bayamo, a bordo de una avioneta.

Mayer, quien había pertenecido a las fuerzas aéreas de Estados Unidos y era veterano de la guerra de agresión contra Corea, pretendía atentar contra la vida del Comandante en Jefe Fidel Castro.

1964.- Cuatro embarcaciones pesqueras son secuestradas y conducidas con todos sus tripulantes por unidades de la Marina de Estados Unidos a Cayo Hueso, mientras se encontraban en sus actividades normales de pesca en aguas internacionales.

Ante la vandálica acción, el Gobierno Revolucionario suspende el suministro de agua a la Base Naval de Guantánamo, que ese país mantiene contra la voluntad del pueblo cubano.

Publicado en Efemérides Día

La historia de Cuba se sustenta en la dignidad, porque desprovistos de esta no hubiésemos poseído historia ni hubiésemos tenido Cuba: al menos esa Patria independiente tal cual la entendemos —la inmensa mayoría, por fortuna— quienes no nos plegamos a la lacayuna moral pro anexionista de los infieles de ayer, hoy y siempre, ni sucumbimos a tambaleantes visiones marcadas por la ingenuidad política.

Sin la dignidad, ese don tan característico del ser nacional, no hubiese habido Guamá, libertad de los esclavos, Grito de Yara, Baraguá, rescate de Sanguily, Dos Ríos, Revolución del ’30, el “Morrillo”, la lucha clandestina, el “Moncada”, el “Granma”, la Sierra Maestra, el 1ro. de enero de 1959, Angola, el encabezamiento de la lucha internacional contra el ébola y la resistencia heroica contra la hostilidad permanente de los sucesivos gobiernos norteamericanos desde el inicio mismo de la Revolución y ante su criminal e inhumano bloqueo. Ese cerco que tanto daño nos ha provocado en todos los aspectos de la vida cotidiana, al constituirse en el principal handicap, la causa fundamental de entorpecimiento del desarrollo económico insular a través de más de medio siglo y en vector de generación de la mayoría de los problemas aquí.

Por dignidad, valentía, numantina capacidad de resistir y consecuencia para lo que somos y cuanto representamos desde el plano ideológico para la humanidad, es que tuvimos la victoria popular, política, diplomática, estratégica propalada al mundo el pasado 17 de diciembre de 2014. Nunca por una dádiva de nadie. Los imperios, jamás, regalaron nada.

El reconocimiento oficial del presidente Barack Obama del fracaso de la política de asfixia económica contra nuestro pueblo, el anuncio de la decisión del restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba y su orden de revisar la injustificable inclusión del archipiélago antillano en la Lista de Países Patrocinadores del Terrorismo Internacional, constituyen, en primer caso, “el resultado de casi siglo y medio de heroica lucha y fidelidad a los principios del pueblo cubano”, como expresó certeramente el presidente cubano, Raúl Castro Ruz, el 28 de enero, durante el discurso pronunciado en la III Cumbre de CELAC.

Dos días antes de tales pronunciamientos, Fidel, el líder histórico de la Revolución, escribió en su mensaje a los jóvenes universitarios: “No confío en la política de Estados Unidos ni he intercambiado una palabra con ellos, sin que esto signifique, ni mucho menos, un rechazo a una solución pacífica de los conflictos o peligros de guerra. Defender la paz es un deber de todos”.

Se tienden los puentes, ahora, de los procedimientos iniciales para el inicio de un proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales, con la confianza de que un futuro de convivencia civilizada basado en el respeto a las diferencias entre ambos gobiernos resulta posible, bajo la inalienable premisa del respeto de los principios de soberanía y la no injerencia en los asuntos internos.

A lo largo de la reciente ronda de conversaciones binacionales, la parte cubana enfatizó que los futuros nexos y las misiones diplomáticas deben basarse en los principios del derecho internacional refrendados en la Carta de las Naciones Unidas y las Convenciones de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares.

Resta un camino largo y no exento de dificultades o aviesos escollos que sectores reacios al cambio interpondrán en los Estados Unidos, pero se dan los primeros pasos de un acercamiento posible, el cual puede rendir valiosos frutos para ambos países.

Como es sabido, el bloqueo solo puede eliminarse en el Congreso, pero el presidente Obama posee prerrogativas que, de aplicarlas, lo pondrían en virtual posición anulatoria. Así, el inquilino de la Casa Blanca está en capacidad legal de autorizar el uso del dólar en las transacciones financieras y el otorgamiento de créditos para adquirir bienes y servicios en el terreno agrícola, los vuelos comerciales directos entre los dos países, la libre transportación marítima, las inversiones en Cuba en sectores distintos al de las telecomunicaciones, la adquisición por nuestra parte de productos con componentes norteamericanos y la importación a Estados Unidos de productos contentivos de materias primas criollas, entre otras facultades.

La historia le premiará, verdaderamente, si se atreve a tomar tales decisiones.

Publicado en Opinión