Español Alemán Francés Inglés Italiano Portugués Ruso
Hora local en Cuba:

Lunes, 28 Julio 2014 08:39

Efemérides del 28 de julio

En su reflexión El mensaje de Chávez, el 28 de julio de 2008, Fidel Castro recuerda que este día es el cumpleaños del mandatario venezolano.

El líder histórico cubano asevera que en Hugo Chávez reencarnaron las ideas de Bolívar, y comenta: "Raúl y yo le enviamos un cuadro del Che emergiendo de la tierra, tal como lo vio un pintor de la provincia más occidental de Cuba".

En 1954, había nacido en los llanos de Barinas el hombre que devolvería a su patria el liderazgo de la unión de los pueblos de América.

Cuando el 5 de marzo de 2013 llegó el término de la vida física del más fiel discípulo del Libertador, Fidel le dedicó una dolorosa despedida: "falleció el mejor amigo que tuvo el pueblo cubano a lo largo de su historia (.) Ni siquiera él mismo sospechaba cuán grande era.¡Hasta la victoria siempre, inolvidable amigo!".

1921.- Nace en Cruces, en la actual provincia de Cienfuegos, la heroína del Moncada, Melba Hernández Rodríguez del Rey.

1958.- Comienza el combate de Vegas de Jibacoa, en el que cae el capitán del Ejército Rebelde, Ángel Verdecia.

1977.- El Comandante en Jefe Fidel Castro inaugura en Manzanillo, oriental provincia de Granma, la fábrica de tubos e implementos para riego por aspersión José Luis Tassende.

1978.- Bajo la consigna Por la solidaridad antiimperialista, la paz y la amistad, comienza en La Habana el XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

Durante nueve días, Cuba mantuvo abiertas sus puertas a más de 18 000 jóvenes de 145 países y fue sede de un amplio programa que sobrepasó las mil actividades diarias.

Publicado en Efemérides Día

De melodías también está hecha la Patria y la Revolución cubanas. Algunas de las más trascendentales surgidas en el fragor de la lucha insurreccional, otras al calor de historias de hombres y mujeres cuyas vidas iluminaron el futuro.

De esas que surgieron por los asaltantes al Moncada disfrutamos en los 61 años apasionados desde aquellos sucesos. Pasiones que quedaron en la melodía de estos cantos de lucha.

MARCHA DEL 26 DE JULIO

Compuesta por Agustín Díaz Cartaya a petición de Fidel, el Himno del 26 de Julio es un canto entonado o tarareado por varias generaciones de cubanos.

Surgió con el propósito de acompañar a los asaltantes de los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes el 26 de julio de 1953 y luego se convirtió en un himno para los revolucionarios.

Después de los asaltos, y prisionero junto a compañeros de ideas y armas, Díaz Cartaya le cambió una estrofa a partir de la observación de Fidel Castro, quien escribió en una nota: "y a Thompson (seudónimo del autor) que recuerde la sangre derramada".

Por la sugerencia, compuso entonces: La sangre que en Oriente se derramó nosotros no debemos olvidar por eso unidos hemos de estar recordando a aquellos que muertos están; y sustituyó una de las partes originales.

Años posteriores, al ser musicalizado por Carlos Faxas y otros compañeros en la emisora Radio Cadena Habana, en febrero de 1957, el Himno del 26 de Julio tuvo otra modificación, testimonió su creador.

La palabra Oriente (de la estrofa mencionada) fue sustituida por la de Cuba para evitar regionalizarlo, señaló el también padre de la Marcha de América Latina.

De acuerdo con destacados revolucionarios, este himno estuvo presente en las cárceles, acciones clandestinas, combates e infinitos episodios de heroísmo.

Quizás el más recordado es aquel cuando en una visita de Batista al Presidio Modelo de Isla de Pinos (hoy Isla de la Juventud), los llamados moncadistas lo entonaron con fuerza para que al tirano le fuera imposible no escucharlo.

Desde el nacimiento de la emisora Radio Rebelde, creada por el legendario guerrillero argentino cubano Ernesto Che Guevara el 24 de febrero de 1958 en la Sierra Maestra, el himno estuvo entre sus trasmisiones.

Traducido a varios idiomas, entre ellos, ruso, inglés, francés, chino y alemán, se convirtió también después del triunfo revolucionario en canto de multitudes a nivel nacional e internacional. (Con información de Prensa Latina)

La letra del Himno, como se cantaba en la cárcel de Boniato y se tarareaba en el juicio.

Marchando, vamos hacia un ideal
sabiendo que hemos de triunfar
en aras de paz y prosperidad
lucharemos todos por la libertad.

Adelante cubanos
que Cuba premiará nuestro heroísmo
pues somos soldados
que vamos a la Patria liberar
limpiando con fuego
que arrase con esta plaga infernal
de gobernantes indeseables
y de tiranos insaciables
que a Cuba han hundido en el Mal.

La sangre que en Oriente se derramó
nosotros no debemos olvidar
por eso unidos hemos de estar
recordando a aquellos que muertos están.

La muerte es victoria y gloria que al fin
la historia por siempre recordará
la antorcha que airosa alumbrando va
nuestros ideales por la Libertad.

El pueblo de Cuba...
sumido en su dolor se siente herido
y se ha decidido...
hallar sin tregua una solución
que sirva de ejemplo
a ésos que no tienen compasión
y arriesgaremos decididos
por esa causa hasta la vida
¡que viva la Revolución!

Letra del Himno, como se canta en la actualidad

Marchando, vamos hacia un ideal
sabiendo que hemos de triunfar
en aras de paz y prosperidad
lucharemos todos por la libertad.

Adelante cubanos
que Cuba premiará nuestro heroísmo
pues somos soldados
que vamos a la Patria liberar
limpiando con fuego
que arrase con esta plaga infernal
de gobernantes indeseables
y de tiranos insaciables
que a Cuba han hundido en el Mal.

La sangre que en Cuba se derramó
nosotros no debemos olvidar
por eso unidos debemos de estar
recordando a aquellos que muertos están.

El pueblo de Cuba...
sumido en su dolor se siente herido
y se ha decidido...
hallar sin tregua una solución
que sirva de ejemplo
a ésos que no tienen compasión
y arriesgaremos decididos
por esta causa hasta la vida
¡qué viva la Revolución!

Importante fue la inspiración que causó Haydée en los jóvenes que cultivaron la nueva trova cubana. Se inspiraron en los relatos de la heroína para componer varias de sus canciones. En 1969 lanzaron el fonograma colectivo, "26 de julio: los nuevos héroes", cuya canciones ponemos a su disposición.

Silvio Rodríguez

Todo el mundo tiene su Moncada o (Existen) de Silvio Rodríguez, inspirado en el asalto al cuartel Moncada y compuesto para un aniversario del mismo. Fue Haydée Santamaría quien le explicó la gesta revolucionaria.

Menos mal que existen
los que no tienen nada que perder,
ni siquiera la muerte.

Menos mal que existen
los que no miden qué palabra echar,
ni siquiera la última.

Se arriman a la noche y al día
y sudan si hay calor
y si hay frío se mudan.

No esperan echar sombra o raíces
pues viven
disparando contra cicatrices.

Escuchan se proyectan y lloran
debajo
de sus huellas, con tanto trabajo.
Se mueren sin decir de qué muerte
sabiendo que en la gloria
también se está muerto.

Menos mal que existen,
menos mal que existen,
menos mal que existen para hacernos.

Menos mal que existen
los que no tienen nada que perder,
ni siquiera la historia.

Menos mal que existen
los que no dejan de buscarse a sí
ni siquiera en la muerte
de buscarse así.

Canción del elegido (dedicado a Abel Santamaría)

Silvio contaría que: Haydée hablaba de Abel y de todos con tanta poesía, que eso fue lo que inspiró la Canción del elegido. Después se me ha querido dar mérito por el lenguaje de esa canción, y yo creo que en gran medida se debe a la forma en que hablaba Yeyé. Y es muy satisfactorio para mí que esa canción sea tan conocida en tantos pueblos, sobre todo, en los pueblos de Nuestra América, porque es una canción que en gran medida es ella, que amaba tanto a los pueblos y a sus luchas.

Siempre que se hace una historia
se habla de un viejo, de un niño o de sí,
pero mi historia es difícil:
no voy a hablarles de un hombre común.
Haré la historia de un ser de otro mundo,
de un animal de galaxia.

Es una historia que tiene que ver
con el curso de la Vía Láctea.

Es una historia enterrada.
Es sobre un ser de la nada.
Nació de una tormenta
en el sol de una noche,
el penúltimo mes.

Fue de planeta en planeta
buscando agua potable,
quizás buscando la vida
o buscando la muerte
—eso nunca se sabe—.

Quizás buscando siluetas
o algo semejante
que fuera adorable,
o por lo menos querible,
besable, amable.

Él descubrió que las minas
del rey Salomón
se hallaban en el cielo
y no en el África ardiente,
como pensaba la gente.

Pero las piedras son frías
y le interesaba
calor y alegrías.

Las joyas no tenían alma,
sólo eran espejos,
colores brillantes.
Y al fin bajo hacia la guerra...
¡perdón! quise decir a la tierra.
Supo la historia de un golpe,
sintió en su cabeza
cristales molidos
y comprendió que la guerra
era la paz del futuro:
lo más terrible se aprende enseguida
y lo hermoso nos cuesta la vida.

La última vez lo vi irse
entre el humo y metralla,
contento y desnudo:
iba matando canallas
con su cañón de futuro.

Pablo Milanés también recibió inspiración a sus canciones de la compañía y relatos de Haydée Santamaría. Así lo expresó el día que se le confirió la medalla con el nombre de la heroína.

"Haydée fue como un rayo que iluminó mi vida para siempre, Haydée fue una flor herida como la de Rostgaard para la sensibilidad y la tolerancia, una espina clavada en el mal gusto y en el oportunismo, de quien pretendiera interrumpir lo que estábamos haciendo, no la música, sino la revolución, y así me persigue y la recuerdo en cada desafío cotidiano y lo constataré más con esta medalla en mi pecho de la que ella, naturalmente, estaría orgullosa".

Su canción Moncada fue un homenaje a aquellos jóvenes que dieron su vida por la Patria y acompañaron a Haydée en aquellos días de julio de 1953.

Del último amanecer sin alba quiero hablar,
no sé tendré palabras para decir.
Se dejaron de dar besos,
dejó de mirarse un árbol,
se iba buscando en el tiempo
que era largo.

Del último amanecer sin alba quiero hablar,
no sé tendré palabras para decir,
que cuando el orden de fuego se dio
una madre a su niño parió,
hubo tres gritos al tiempo,
se detuvo el viento.

Del último amanecer sin alba quiero hablar,
no sé tendré palabras para decir
que cuando el aire se tiñó
hasta la hormiga lloró en su dolor dolorida,
terminó la vida.

Del último amanecer sin alba quiero hablar,
no sé tendré palabras para decir.
Después de mucho anochecer
siete gigantes aún por caer,
una verdad,
mil mentiras,
se hizo el día.

Del último amanecer sin alba quise hablar...
(1969)

Noel Nicola

También Noel Nicola recibió de los relatos de Haydée inspiración para sus canciones y fue así como surgió Hay un almanaque de 26 (o 26), y Qué hay (o Qué hay delante, detrás, al lado). El 18 de febrero de 1968, en la Haydée

Hay un almanaque de 26 (o 26)
¿Cuestión de julios?
Más o menos siempre es julio.
¿Cuestión de hombres más o menos?

Por ahí andan.
¿Cuestión de decisiones?
Más o menos, casualmente,
momento más ser humano suman 26.

¿Cuestión de seres superiores?
No lo creo.
¿Cuestión de hombres con “H” grande?
Eso sí.

Si le cupiera más de un corazón
a un ser humano,
cada de uno de ellos
tuvo de seguro 26.

Amanece,
y a cualquier hora se siente
pero ahora está amaneciendo.
 ¿Cuestión de esquemas y valores?
No lo dudo.

¿Cuestión de haber nacido a tiempo?
Puede ser.
¿Cuestión de mostrarse similares?
Siempre hay tiempo:
hay un almanaque lleno de días 26.
 Amanece.

También el tema ¿Qué hay? fue incluido en el disco. (+ Video)

Qué hay (o Qué hay delante, detrás, al lado)
¿Qué hay delante de la vida,
 por detrás de la muerte,
 al lado del amor?

¿Qué hay, qué hay en una sonrisa,
qué hay en una hoja escrita,
qué hay en un reloj?

Lo cotidiano se agiganta ante los ojos,
o es que los ojos se hacen grandes para verlo,
de los participantes en la historia,
de los que tuvieron la acción entre los dedos.

La gente como yo que por entonces no vivía aún,
 o que era niña o niño aún,
quiere saber qué olor tenía la ropa limpia,
qué se sintió en los dientes y cómo se sudó.
(1969)

Importante fue la inspiración que causó Haydée en los jóvenes que cultivaron la nueva trova cubana./ Foto: Internet

Importante fue la inspiración que causó Haydée en los jóvenes que cultivaron la nueva trova cubana. /Foto: Internet

Importante fue la inspiración que causó Haydée en los jóvenes que cultivaron la nueva trova cubana. /Foto: Internet

Haydée junto a trovadores

Tomado del blog Una tunera en Cienfuegos

Publicado en Historia

Quizás para las nuevas generaciones pase desapercibido su nombre, pero en la historia queda el recuerdo de una vida entregada a no pocas causas: la lucha revolucionaria durante la primera mitad del siglo XX y la vorágine intelectual de su tiempo. Por ello, al cumplirse el próximo 26 de julio el centenario de su natalicio en Cienfuegos, la figura Luis Felipe Gallardo parece volcada a una eterna remembranza.

Así trascendió durante la jornada conmemorativa organizada este martes por la Oficina del Conservador de la Ciudad, cuyo programa de actividades incluyó la visita al Cementerio de Reina –donde reposan los restos del ilustre cienfueguero–, así como la realización de un evento teórico, con el propósito de profundizar en su obra.

Irán Millán Cuétara, director de la institución auspiciadora, aludió a la necesidad de perpetuar la memoria de Gallardo mediante encuentros similares que contribuyan a desmantelar el silencio en torno a su quehacer, en un intento también por canalizar el sentir de familiares y amigos.

"De ahí la pertinencia de convocar a un programa científico con el objetivo de adentrarnos en las facetas de un hombre que, incluso, llegó a estudiar y comprender el marxismo de manera autodidacta. No por gusto trasciende como uno de los grandes intelectuales de nuestro territorio en la pasada centuria", precisó Sarima Jorrín Cabrera, jefa del Departamento de Historia de la Oficina del Conservador.  

Nacido en el barrio de Reina, desde muy joven Luis Felipe se incorporó a la resistencia cívica contras las dictaduras de Gerardo Machado y Fulgencio Batista, además de formar parte de los comités de ayuda al pueblo español  durante la guerra civil acontecida en la nación ibérica.

A la cultura dedicó buena parte sus años, al enrolarse en la sección de artes escénicas del Ateneo de Cienfuegos, donde dirigió, junto a Juan José Fuxá, las piezas La fiebre del heno (1955) y El Mariposón (1956). De su obra escrita queda la huella de una profusa vocación poética consumada en su libro En el brocal, y el paso por el periódico Liberación, en el cual ejerció como editorialista.

La muerte lo sorprendió el 5 de julio de 1975. Desde entonces, solo queda un espacio para la evocación.

Publicado en Historia

El lugar de la conmemoración no pudo ser mejor escogido. Justo a la vera de la rada por donde en 1893 zarpara Antonio Maceo hacia Jamaica y Julio Antonio Mella reeditara la experiencia 33 años en rumbo hacia México transcurrió el acto de los cienfuegueros en recordación del aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, el 26 de Julio de 1953.

Las palabras pronunciadas por la miembro del Comité Central y primera secretaria del Partido en la provincia, Lidia Esther Brunet Nodarse, iniciaron precisamente a través de la evocación de ambos hechos históricos, como preámbulo de un edificio oratorio cuyos pilares fueron la salvaguarda de nuestros postulados éticos e ideológicos sobre la base de la constatación permanente de la grandeza de nuestro pasado heroico y la certeza clara de un porvenir sustentado en dicho credo.

La dirigente instó a preservar nuestros más grandes valores, así como a a seguir perfeccionando el modelo cubano a partir de la guía metodológica de los Lineamientos y los objetivos dimanados de la I Conferencia Nacional del Partido, al tiempo que reclamó la liberación de los tres héroes cubanos aun presos de manera injusta en las mazmorras del imperio

La provincia culmina un semestre de resultados plausibles, con un 102 por ciento en la circulación mercantil, exitosos resultados en el campo educacional y el cumplimiento de la mejor zafra del país. Los dos últimos sistemas, el docente y el azucarero, recibieron el reconocimiento político durante el encuentro al cual asistieron miles de habitantes de esta ciudad.

De igual manera, once entidades de relieve resultaron distinguidas, con especial destaque para la Termoeléctrica Carlos Manuel de Céspedes, acreedora por 34 ocasiones consecutivas de la distinción de Vanguardia Nacional del Ministerio de Energía y Minas.

Un gran cantor de Cienfuegos, Lázaro García, representó el bello prefacio de la jornada; mientras los vítores y exhortaciones a continuar la lucha -con redoblados bríos-, constituyeron el fundamental epílogo de la recordación rojinegra de una ciudad que nunca le ha fallado, ni le fallará, a su Revolución.

Publicado en Sociedad

Fernando Fernández-Cavada, sobrino nieto de los Mayores Generales del Ejército Libertador, Federico y Adolfo Fernández-Cavada Howard, donó a las instituciones patrimoniales de Cienfuegos, valiosos documentos relacionados con la vida de esos patriotas y su hermano Emilio, abuelo paterno del benefactor.

En la carta enviada a propósito de la entrega, Fernández-Cavada agradeció por las cosas que se están haciendo por la ciudad de su nacimiento.

Irán Millán Cuétara, director de la Oficina del Conservador de la Ciudad destacó la importancia de este obsequio que incluye 54 folders con documentos relacionados con los hermanos Emilio, Federico y Adolfo Fernández-Cavada Howard.

Indicó que esa donación, hecha al Museo Provincial, tiene un valor histórico relevante, el cual permite aumentar los fondos relacionados con la participación de cienfuegueros en las luchas por la independencia de Cuba en el siglo XIX.

"El envío incluye el diario de Emilio, correspondencia por expedición naval, cartas, entre otros papeles. Gran trascendencia tiene en esta provincia esta nueva información teniendo en cuenta que los hermanos Federico y Adolfo son considerados patriotas insignes de este territorio".

Subrayó que estas entregas se han materializado también gracias a la colaboración de la Oficina del Historiador de la Habana

Magda Chávez Directora del Centro Provincial de Patrimonio agradeció a Fernando Fernández-Cavada por su progresiva contribución al engrosamiento de los fondos históricos del Museo Provincial.

"Hace apenas unos meses nos envió dos retratos en perfecto estado de conservación de sus abuelos paternos Inés Suárez del Villar y Emilio Fernández-Cavada, este último se encuentra expuesto en la sala de arte.

"Ahora es responsabilidad de los museólogos, -quienes estaban ansiosos por la llegada de estos documentos-, conservarlos, revisarlos, organizarlos y hacer un catálogo que esté a la disposición de los investigadores y aquellos que busquen información sobre estas personalidades o esa etapa de las guerras independentistas".

Los hermanos Federico y Adolfo Fernández-Cavada Howard fueron dos patriotas cienfuegueros que participaron en la Guerra de Secesión en Estados Unidos y se incorporaron luego en Cuba a la de los Diez Años.

Ambos fueron ascendidos al grado de Mayor General y Federico fue conocido como "El General Candela" por practicar la tea incendiaria a las propiedades de los criollos que apoyaban a España.

Magda Chávez directora del Centro Provincial de Patrimonio en Cienfuegos

Mensaje de Fernando Fernández-Cavada

Irán Millán Cuétara Director de la Oficina del Conservador de Cienfuegos

Publicado en Historia

Cuando Haydée Santamaría Cuadrado vio por primera vez a Boris Luis Santa Coloma, no creyó que sería él precisamente su novio. Dos veces tocó a su puerta aquel joven. Dos veces creyeron los dos que él se había equivocado de lugar. Más, era justamente aquel apartamento del Vedado, el sitio que buscaba.

Cuenta Yeyé (así le decían a Haydée), que durante su estancia en La Habana, la casa de 25 y O, en que vivía junto a su hermano Abel, se había convertido en sitio de reunión y conspiración de los jóvenes revolucionarios.

Por tal motivo no podía mirar a muchachos que no integraran ese grupo; cómo iba a decirles dónde vivía, o quien era su familia. Apenas se limitaba a mencionar su nombre.

Un día vio a Boris desde lejos y le dijo a Jesús Montané: "Oye, la verdad yo quisiera conocer a ese joven, aunque ahora no puedo, porque después pregunta dónde vives y no se lo puedo decir".

Pero casualmente, Montané y Boris eran amigos. Y también el joven se interesó en Yeyé.

Cuando fueron presentados por picardía del amigo común, Yeyé pensó, "Ahora qué lío, y cuando me pregunte dónde vivo y esas cosas, ¿qué digo? Así fue. ¿Dónde tú vives? ¿Quién tú eres? La hija de nadie, la hermana de nadie, no podía decirlo".

LA PRIMERA VISITA AL APARTAMENTO

Pasados unos días tocan a la puerta de Haydée. Es Boris. Y ella pensó que aquel muchacho la había seguido. Cuando abre la puerta él pregunta:

-"¿Y tú qué haces aquí?"

Ella le responde con la misma pregunta.

-"A mí me mandaron a esta casa. Vengo a ver a la muchacha que vive aquí para darle un recado".

-"Bueno, esa soy yo".

-"No, tú no puedes ser".

-"A lo mejor tú te equivocaste de apartamento, a lo mejor es el de al lado, el del frente", - y se formó un lío tremendo.

Ni él quería dar el recado, ni ella quería cogerlo.

Al llegar Abel a la casa le preguntó a su hermana si había ido alguien a dar un recado. Haydée le explicó lo que había sucedido pero nunca le dijo que el muchacho se llamaba Boris, porque tenía una especie de culpa por dentro.

Horas más tarde Montané y Boris vuelven a la casa y al verla le dice otra vez: "¿Qué tú haces aquí?"

Y entonces, días después sucedió lo anhelado: Boris resultó también ser un revolucionario, a quien Haydée no tenía que esconderle sus ideales.

El muchacho de los zapatos de dos tonos Boris Luis era atractivo, alegre y lleno de vida, un "tipazo de hombre" -como recordaría una amiga común de la pareja-, pero además de aquella belleza física, contaba con la bondad necesaria para cultivar un lindo amor.

De I a D, Boris, Haydée, Elda Pérez, Melba y Montané./Foto: ArchivoBoris era un joven audaz y sereno, de sangre fría, como decimos los cubanos. En una oportunidad él y Jesús Montané trasladaban un cargamento de uniformes y gorras del ejército en un automóvil, cuyo maletero no cerraba bien y que se abrió tras no poder evadir un bache.

Boris, detuvo el auto, se bajó a recoger la gorra que se había caído y como si nada, la devolvió a su lugar. Luego continuó el viaje tranquilamente, mientras Montané daba por seguro que serían detenidos de un momento a otro.

CAMINO AL MONCADA

El día de su partida para Santiago de Cuba, Boris se despidió de su madre con un beso y le dijo que iba a unas regatas en Varadero.

Consciente del riesgo de las acciones, al conversar con su novia Haydée, le decía: "Después de todo, ¿tú sabes Haydée lo que es morir así? Eso no lo va a tener todo el mundo. Yo lo único que pienso es en la vieja. Además, tú eres joven y tú vas a seguir luchando, pero, ¿y la vieja?".

Horas antes del asalto, Haydée y Melba Hernández tuvieron que limpiar la granjita Siboney. Yeyé se percató de que iban a parquear allí muchas máquinas y sabía que en una de estas vendría Boris. Entonces se puso a limpiar un pedazo con mucho esmero. Melba le decía:

-"¡Yeyé pero está bueno!"

-"No, porque yo voy a velar cuando venga la máquina de Boris, para que la parquee aquí".

Ese 25 de julio, como a las diez u once de la noche, cuando vio a Boris, lo primero que le dice es:

-"¿Y tú dónde parqueaste?"

Él, sorprendido por su pregunta, le responde: "Yo parqueé donde me dijeron".

-"¡Ay! ¡Y tanto que yo he limpiado tu pedazo!"

Y casualmente la máquina de Boris, se ponchó.

En la noche Fidel y Abel explicaron a los jóvenes los detalles de la acción, hasta ese momento desconocidos por ellos. Cada uno tomó un arma y Boris cogió la única ametralladora y no había quién se la quitara.

LA MAÑANA DE LA SANTA ANA

El día del asalto los revolucionarios partieron en las primeras horas de la mañana. Con aquellos movimientos Haydée no pudo despedirse de su hermano, quién le había pedido que junto a Melba se quedara en la granjita. Tras varias protestas, Fidel accedió a enviarlas hacia el hospital, que era supuestamente el sitio más seguro y dónde podrían ayudar a curar heridos.

Feliz por ir al encuentro de Abel, un dolor comprimió su pecho cuando vio el carro de Boris con las puertas abiertas, abandonado en una cuneta.

Comprendió entonces que se había ponchado y que sus ocupantes debían haberse redistribuido en el resto de los vehículos. Para ella, después del empeño en limpiar el lugar de parqueo de su novio, aquello constituyó una curiosa casualidad.

La sensación de incertidumbre que sentía en ese momento, se disipó cuando al acercarse al Moncada, reconoció al instante, entre el grupo de combatientes, a Boris, quien entre tiros, extendió su mano para saludarla.

Horas después de haber sido detenidos en el hospital, y llevadas al cuartel, desgarrada por la muerte de su hermano, Haydée escuchó una conversación entre dos guardias que le apretó aún más el corazón.

-"¿Qué se habrá creído ese de los zapaticos de dos tonos?-", escuchó desde su celda.
A lo que siguieron comentarios del recio carácter de aquel revolucionario.

El único que llevaba zapatos así era Boris, quien tras la retirada había logrado llegar a salvo a la granjita Siboney, y cuando vio que ni las muchachas ni los compañeros del hospital habían llegado, regresó a prestarles ayuda. En la carretera lo apresaron y lo condujeron al cuartel.

Haydée solo atinaba a recordar las últimas frases que le había dicho su novio, con la certeza de que él moriría también.

"Yo tenía la seguridad de que moriría. Cuando él salió en la máquina y me dijo adiós, yo sabía en ese momento que más nunca lo iba a volver a ver".

Reynaldo Boris Luis Santa Coloma, hubiera cumplido este nueve de diciembre 85 años. Aquel 26 de julio de 1953 pudo haber salvado su vida, pero decidió regresar por sus compañeros. Decidió volver por el amor que a una mujer y a su Patria, lo había llevado al Moncada.

Bibliografía
La pasión que me llevó al Moncada, Yolanda Portuondo

Publicado en Historia

La Habana.- Las selecciones de Argentina y Holanda chocarán hoy en la Arena Corinthians de Sao Paulo por el segundo cupo a la final del Mundial de Fútbol Brasil 2014, en un duelo con antecedentes en estas lides.

En cuatro oportunidades han chocado ambas naciones en Copas del Mundo, con par de éxitos para el plantel europeo y una victoria a la cuenta de la escuadra albiceleste, además del más reciente empate sin goles reportado en la fase de grupos de Alemania 2006.

La Naranja Mecánica holandesa salió airosa en su primer compromiso mundialista ante Argentina, desarrollado también en suelo alemán en 1974, por aplastante goleada de 4-0 en partido correspondiente a la segunda ronda de aquella justa del orbe.

Sin embargo, la escuadra argentina tuvo su venganza cuatro años después en el certamen organizado en esa nación sudamericana, al vencer 3-1 en la final a un colectivo de Holanda que por segunda ocasión consecutiva se quedaba a un paso de alzar el título de monarca.

El otro enfrentamiento entre ambos conjuntos en lides universales se desarrolló en los cuartos de final de Francia 1998, cuando los europeos lograron la victoria por cerrado margen de 2-1.

De regreso a Brasil 2014, Argentina llega a la antesala de la gran final tras vencer 1-0 a Bélgica en la fase precedente, en tanto Holanda debió apelar a la veleidosa tanda de penales para superar 4-3 a la sorprendente Costa Rica, luego de empatar sin goles durante dos horas de juego.

De la mano del astro Lionel Messi, autor de cuatro dianas y una asistencia siempre definitorias, la selección albiceleste regresa a las semifinales de una Copa del Mundo por primera vez desde Italia 1990, mientras los subcampeones holandeses repiten la experiencia de Sudáfrica 2010.

El incombustible Arjen Robben se erige como referente ofensivo de Holanda, y sus peligrosas incursiones en el área rival podrían poner en aprietos a una línea defensiva que constituye el principal talón de Aquiles del plantel sudamericano.

La escuadra ganadora del choque de hoy miércoles entre Argentina y Holanda disputará el título del Mundial de Fútbol Brasil 2014 ante la selección de Alemania, que este martes logró avanzar a la final tras batir en escandalosa goleada de 7-1 al elenco anfitrión.  

Publicado en Última hora

El futbolista Miroslav Klose, que este martes anotó en el minuto 23 el segundo gol de Alemania ante Brasil, ya es el máximo goleador de la historia de los Mundiales, con un total de 16 goles en cuatro Copas del Mundo.

Klose marcó doce años y una semana después de estrenarse como artillero en una Copa del Mundo. Con este gol, supera al brasileño Ronaldo, que totalizó 15 tantos en las ediciones de 1998, 2002 y 2006.

El atacante alemán, que en la ronda de grupos logró el gol del empate contra Ghana, ha marcado en todas las fases finales en las que ha participado (2002, 2006, 2010 y 2014).

El futbolista de origen polaco estrenó su marcador mundialista con un "hat trick" en la goleada a Arabia Saudí (8-0), el 1 de junio de 2002, en la Copa del Mundo de Corea-Japón. En ese mismo torneo, en el que Alemania fue subcampeona tras caer en la final frente a Brasil, el artillero volvería a marcar sendos goles ante Irlanda y Camerún.

En el Mundial de Alemania 2006, Klose comenzaría su cuenta con un doblete en el partido inaugural, contra Costa Rica, lo que repetiría también en la fase de grupos frente a Ecuador.

En este torneo, el germano-polaco marcó el gol del empate en cuartos de final ante Argentina, a la que Alemania acabaría batiendo en la tanda de penaltis, antes de sucumbir ante Italia en la semifinal.

En Sudáfrica 2010, cuando la "Mannschaft" repitió el tercer puesto del Mundial anterior, el delantero anotó cuatro tantos: uno frente a Australia en la fase de grupos, otro frente a Inglaterra en octavos y dos frente a Argentina en cuartos, antes de que la selección alemana fuera eliminada en la semifinal por España.

Los goles de Klose en los Mundiales

01-6-2002 Alemania 8 - Arabia Saudí 0 Corea-Japón 3
05-6-2002 Alemania 1 - Irlanda 1 Corea-Japón 1
11-6-2002 Alemania 2 - Camerún 0 Corea-Japón 1
09-6-2006 Alemania 4 - Costa Rica 2 Alemania 2
20-6-2006 Alemania 3 - Ecuador 0 Alemania 2
30-6-2006 Alemania 1 - Argentina 1 Alemania 1
13-6-2006 Alemania 4 - Australia 0 Alemania 1
27-6-2010 Alemania 4 - Inglaterra 1 Sudáfrica 1
03-7-2010 Alemania 4 - Argentina 0 Sudáfrica 2
21-6-2014 Alemania 2 - Ghana 2 Brasil 1
08-7-2014 Alemania - Brasil Brasil 1

-Máximos goleadores en fases finales:

16 Miroslav Klose (GER) 2002, 2006, 2010, 2014
15 Ronaldo Nazário (BRA) 1998, 2002, 2006
14 Gerd Müller (GER) 1970, 1974
13 Just Fontaine (FRA) 1958
12 Pelé (BRA) 1958, 1962, 1966, 1970

Publicado en Última hora
Martes, 08 Julio 2014 13:44

Cuba pensada desde el orgullo

Muchas de las calles norteamericanas están llenas de casas con banderas en el pórtico. El pendón nacional aparece sin falta en las obras audiovisuales. La historia patria, más allá de las notables distorsiones incorporadas, es motivo argumental recurrente de disímiles series, documentales y filmes de ficción; así como de innumerables libros.

En Cuba, salvo en instituciones estatales, resulta muy raro apreciar la enseña de la estrella solitaria en el portal de una vivienda; no sea en conmemoraciones especiales. El tema histórico, excepciones a un lado, sigue siendo poco tratado, soslayado o simple y llanamente mal contado en obras de ficción pertenecientes a cualquiera de las dos pantallas. Los intentos, las buenas intenciones existieron, existen; pero una extraña ecuación creativa (no solo relacionada con presupuesto) las hace naufragar en lo artístico.

En fecha reciente (el pasado 20 de junio) un articulista experto en temas cubanos del periódico izquierdista mexicano La Jornada se solidarizaba con su compatriota -también ducho conocedor de nuestro país-, Pablo González Casanova, en el sentido de difundir mejor la verdad de la Isla y la necesidad de contar con una historia general de la Revolución, para conocimiento de las nuevas generaciones o de muchas personas en el mundo requeridas e interesadas en poseer ese gran volumen.

Cuba y el tesoro de su historia, así se tituló el artículo, postulaba que "entre quienes estudian América Latina y el Caribe (ALC) y su historia en medios académicos no es infrecuente encontrar una visión sesgada, basada en bibliografía “posmoderna” sobre este acontecimiento, que con posterioridad a la Revolución Mexicana continúa siendo el terremoto cultural, político y social más importante de la historia de nuestra América y una de las mutaciones históricas que más influyó en el siglo XX y continúa influyendo notablemente en el siglo XXI. Sin el ejemplo de la resistencia de Cuba por más de medio siglo al bloqueo yanqui y a las ideas de libre mercado, nadie podría explicar coherentemente la clara orientación anti Consenso de Washington y la visión bolivariana y martiana de integración, de la extraordinaria rebelión de masas provocada en ALC por las políticas neoliberales y el consiguiente arribo al poder de gobiernos apartados del credo neoliberal (…)".

Uno experimenta la inusual emoción de que un extranjero, con independencia de sus filias, simpatías e ideología, venga a recordarte lo anterior. Esa historia que hablan ambos, el filósofo y el periodista, en realidad está ya hecha a retales; pero no ha sido unificada, y en lo tocante al área post período especial permanece aun semivirgen.

No duele tanto eso de cierto, sin embargo, como que la magna historia de la colonia y la neocolonia (pasajes y personalidades con un sedimento real harto proclives a la ficcionalización fílmica, como todos sabemos) no convoque a más guionistas de episodios juveniles, aventuras, series, novelas para la televisión…, para no hablar del cine, que en el género histórico demanda un volumen mayor de recursos que para otras parcelas temáticas. Dichas obras, por hacer todavía buena parte de ellas, contribuirían a fomentar el orgullo por poseer un pasado tan glorioso, a aquilatar/comprender mejor el espíritu de resistencia de la nación, a hacer sentir ufanos a muchos de que fue en Cuba donde se vivieron hazañas tan valerosas y grandes como las de cualquier cultura o civilización. Esa carga de orgullo patrio no vendría mal ahora mismo.

Publicado en Opinión

Tanta claridad adornaba la madrugada del jueves 13 de mayo de 1943 sobre las aguas atlánticas que bañan las costas del Oriente cubano, que resultaba una invitación para poetas y enamorados insomnes. Pero no eran aquellos tiempos de lirismo.

El primer torpedo del U-boot alemán hizo diana en el cuarto de máquinas de "El Mambí" y lo partió en dos mitades casi exactas. Por si no fuera suficiente aquel acto de cirugía metálica de la muerte, un segundo proyectil emergido de los dominios de Neptuno, acertó la popa del pequeño buque tanque cubano, tripulado por 31 marinos nacionales y cinco guardias estadounidenses.

  La prensa cienfueguera de la época reseñó el suceso./Foto: ArchivoLa embarcación, matriculada por la Cuban Destilling Co., empresa mielera asentada en Cienfuegos, que navegaba en lastre, voló en pedazos y fue tragada por las aguas en un santiamén. Junto con el amasijo de hierros, se hundieron para siempre 24 cuerpos de hombres que dormían el cansancio de la jornada anterior o alimentaban las calderas del navío antes de convertirse en catafalco. Serían las tres de la madrugada, aunque las tragedias no requieren de tanta exactitud a la hora de registrarse en la historia.

Momentos antes, el Unterseeboot nazi había torpedeado al mercante americano Linken Lykes y desperdigado por la atmósfera el cargamento de amoníaco que transportaba con destino a las obras de la industria niquelífera de Lengua de Pájaro, en el norte de la provincia de Oriente.

El par de barcos siniestrados, más otros dos con la bandera de las barras y las estrellas e igual cifra de cazasubmarinos cubanos, navegaban en convoy por las aguas que tuvieron la primicia de ser surcadas por las tres carabelas más famosas de la historia. Como el "Linken Lykes" tardó 46 minutos en hundirse, sus 30 tripulantes lograron salvarse.

La prensa cienfueguera de la época, situó las coordenadas de la muerte a diez millas de Puerto Padre y 27 de Nuevitas, rada a donde llegaron al amanecer los 11 hombres de "El Mambí", que lograron alcanzar las balsas salvavidas. Uno de los náufragos era el yanqui apellidado Sheper.

En el principal puerto de la provincia de Camagüey, recibió cristiana sepultura el ayudante de máquinas José Fernández Rey, el único cadáver que devolvieron las aguas en la clara madrugada impropia para poetas trasnochados. Al sepelio del marino cienfueguero asistió Isabel Brenllas, que estrenó su viudez apenas a los cuatro meses de casada.

Peor fortuna le tocó a Milagros Prats, que tres días más tarde tenía señalada la cita ante el altar con el timonel Antonio Fernández Rueda, uno de los cienfuegueros tragados por el Canal Viejo de Bahamas.

La muerte tocó por partida doble en una casa de San Fernando y Holguín, para avisar que los hermanos Oscar y Armando Ferrer López, pañolero el uno y ayudante de cocina el otro, desde ya habitarían por siempre en el recuerdo.

  “El Mambí” tenía suficiente edad para la jubilación. De hecho había permanecido inactivo por doce años en los astilleros de Regla, pero ante la escasez de tonelaje impuesta por la Segunda Guerra Mundial, la Cuban Destilling Co., que lo había comprado en la segunda década del siglo, lo arboló de nuevo en marzo de 1940./Foto: ArchivoMientras la tragedia de "El Mambí" enlutaba Cienfuegos, principalmente la barriada de Reina, el tercer maquinista Bernardo García y el ayudante Mario Miranda agradecían al ángel de la guarda que los invitó a quedarse en La Habana, cuando el mercante regresó del puerto de Jacksonville.

Por asuntos familiares, ambos habían venido a la Perla del Sur con la encomienda de reintegrarse a la tripulación en otro puerto de la Isla. García contó que su camarote habitual quedaba justo sobre el sitio por donde el bisturí hitleriano diseccionó la armazón del vapor.

"El Mambí" tenía suficiente edad para la jubilación. De hecho había permanecido inactivo por doce años en los astilleros de Regla, pero ante la escasez de tonelaje impuesta por la Segunda Guerra Mundial, la Cuban Destilling Co., que lo había comprado en la segunda década del siglo, lo arboló de nuevo en marzo de 1940.

Con mil 975 toneladas de desplazamiento, sus bodegas podían cargar 475 mil galones, que casi siempre eran de mieles cubanas, materia prima esencial para la industria bélica estadounidense. Las carencias del transporte marítimo en aquella coyuntura, lo habían revalorizado en medio millón de pesos. Ya en una oportunidad había logrado esquivar un torpedazo fascista.

El homenaje de Cienfuegos a las víctimas de "El Mambí" fue cuajado en bronce prieto por el artista Mateo Torriente Bécquer. La escultura Caracola con cuernos y estrella, imagen de la Nereida del Mar que con su trompeta alerta de nuevos peligros a la marinería de todos los tiempos, fue develada por el Ateneo de Cienfuegos en la rotonda de Punta Gorda como parte de las fiestas de la Noche del Camaronero, el domingo 26 de abril de 1959. La ciudad aún celebraba su cumpleaños 140.

Luego de ciertos desencuentros urbanísticos, la pieza recaló por último a finales de los '80 en el parque de Los Pinitos, desde donde su cuerno parece convocar a los hombres de la Tierra para que nunca más una madrugada de plenilunio sea el cadalso del lirismo en cualquier mar del planeta.

CARACOLA CON CUERNO Y ESTRELLA

El 17 de marzo de 1953, la cámara municipal dio a conocer el dictamen favorable emitido por la Comisión de Urbanismo y Obras Públicas en relación con el emplazamiento en la rotonda de Punta Gorda del Monumento a "El Mambí". Con once concejales a favor y solo el voto en blanco de Eliseo Cruces.

No fue hasta el 25 de abril de 1959, a la una de la tarde, que se develó el monumento, por gestiones del Ateneo. Pero no fue hasta septiembre de 1988 que se emplazó definitivamente. Está desde ese momento al final del Malecón, en calle 37, Punta Gorda.

Mateo Torriente Bécquer fue el artista de Cienfuegos que realizó en 1951 la escultura bautizada Caracola con cuerno y estrella, obra dedicada a la memoria de los trece marineros de esta ciudad portuaria, muertos a bordo del buque mielero El Mambí, torpedeado por un submarino nazi el 13 de mayo de 1943, en plena Segunda Guerra Mundial.

El escultor cienfueguero partió del modelado en barro de las piezas, que luego de ensambladas conformarían la obra final, fundida con posteridad en dependencias del Ministerio de Obras Públicas en la ciudad. En la edición del periódico Liberación, del 11 de mayo de 1959, el propio autor, al describir su creación, destacó que la figura central del monumento a las víctimas del nazismo, representa una Nereida o divinidad del mar, presente como atributo en algunos instrumentos marinos. Propio de estos seres mitológicos es la emisión de fuertes sonidos, complementados por caracolas, madréporas y formaciones caprichosas, como corales, a modo de flauta o bocinas marinas.

Publicado en Historia