Español Alemán Francés Inglés Italiano Portugués Ruso
Hora local en Cuba:

La Habana.- La filmografía chilena saldrá hoy a competir en el festival de cine habanero con dos cintas, una de ellas su carta de presentación este año en los premios Oscar como mejor película extranjera.

Se trata de Gloria, de Sebastián Leilo, que inauguró el jueves último la cita fílmica, una mirada al tema de la separación conyugal y la búsqueda de una nueva relación al borde de las seis décadas de vida.

De Chile se estrenará además Cirqo, de Orlando Lubbert, basado en las consecuencias de las dictaduras en América Latina en la segunda mitad del pasado siglo.

La cinematografía mexicana llega a las pantallas cubanas con el multilaureado filme Club sándwich, de Fernando Eeimbcke, así como Heli, de Amat Escalante, inspirado en los conflictos de la adolescencia.

También otras dos óperas primas de México estarán en competencia: Halley, de Sebastián Hofmann y La jaula de oro, de Diego Quemada.

Argentina presenta Pensé que iba a haber fiesta, de Victoria Galardi, mientras se exhibirá fuera de concurso Metegol, el popular animado del consagrado realizador Juan José Campanella.

La cinta venezolana Pelo malo, de Mariana Rondón, con una fructífera andadura por varios certámenes en el orbe, será proyectada también en la tercera jornada de la fiesta habanera de cine.

En plena efervescencia en su primer fin de semana, el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano es uno de los acontecimientos culturales más esperados por los cinéfilos, por su diversidad de propuestas.

La víspera estrenó la comedia Boccacerías habaneras, de Arturo Soto, el homenaje del realizador cubano al Decamerón, la obra de la literatura universal del escritor italiano Giovanni Boccaccio.

Publicado en Última hora