Español Alemán Francés Inglés Italiano Portugués Ruso
Hora local en Cuba:

Los herboristas chinos estimaban mucho las propiedades curativas del ajenjo dulce.Pero no eran los únicos.Según la bibliografía consultada muchos pueblos de la antigüedad usaban la Artemisia annua para el tratamiento de algunas enfermedades o dolencias del organismo humano, práctica que ha trascendido hasta nuestros días en varias regiones del planeta.

Empleado en forma de té, los entendidos en la materia dan cuenta de que es efectivo para contrarrestar la gastralgia (dolores de estómago), mala digestión, diarreas, problemas de riñones, dolores intestinales, hidropesía, dificultades en la respiración, pirosis (ardor de estómago) y gripes.
 
Otros aconsejan la infusión en la erradicación de problemas urinarios, histeria, dolores de muelas, mal aliento, flujo, menstruación dolorosa, atrasos menstruales, envenenamientos con plomo y de otros elementos, pestes, intoxicaciones, parásitos intestinales, parásitos de la piel y picazones.

Como puede verse,la farmacopea considera a esta planta como una especie de panacea en múltiples males que aquejan al ser humano. En casos de diarreas o problemas de ventosidades o vómitos, por ejemplo, puede hacerse una cataplasma caliente con las hojas de ajenjo, se coloca sobre el vientre de la persona afectada y se cubre con un lienzo seco.
 
Para el tratamiento de casos como los anteriores se deja por espacio de unos 15 minutos y luego se retira, volviendo si es necesario a repetir la operación. De esta manera inofensiva puede aplicarse en niños pequeños, cuidando que la temperatura de la cataplasma sea adecuada, no muy caliente.

En el caso de  dolor de muelas, también es aconsejable prepararse un té de ajenjo y hacerse buches con el mismo por espacio de unos minutos, mantener el líquido tibio sobre la zona afectada y en pocos minutos el dolor desaparecerá. Pero ese es solo un paliativo, así que lo mejor sería visitar al estomatólogo. (continuará)

El ajenjo dulce o ajenjo chino, cuyo nombre científico es Artemisia annua, resulta conocido desde la antigüedad y ha sido usado en diversas patologías con probada eficacia.
 
Una de las versiones sobre el origen etimológico de la planta, da cuenta de que debe su nombre a Artemisa, hermana gemela de Apolo y diosa griega de la caza y de las virtudes curativas, especialmente de los embarazos y los partos.

Otra teoría sostiene que el género fue otorgado en honor a Artemisia II, hermana y mujer de Mausolo, rey de la Caria (353-352 a. C.), que reinó después de la muerte del soberano. En su homenaje fue erigido el Mausoleo de Halicarnaso, una de las Siete Maravillas del Mundo. Era experta en Botánica y Medicina.
 
Lo cierto es que el ajenjo está considerado como una de las más maravillosas plantas medicinales que existen. Si bien su sabor es amargo, esto no impide que sea usada para el alivio de muchas enfermedades y con mucho éxito. Los antiguos herboristas chinos la aprovechaban para tratar la fiebre.
 
El té de ajenjo ha ayudado a través del tiempo a muchísimas personas para restablecer la salud. Es una hierba que se ha empleado históricamente con variados fines, especialmente en la medicina natural por su alto valor curativo.

En la Edad Media era común tomar tintura de ajenjo, pero se comprobó que el tratamiento en grandes cantidades y de manera prolongada, podía causar problemas cerebrales. Mientras, si se tomaba en dosis pequeñas y por un tiempo limitado, actuaba favorablemente en el organismo.

Se puede preparar un té de Artemisia annua secando partes de la planta y luego conservándola en polvo, en lugar seco. De optar por esta forma de infusión, utilizar 5 gramos de la hierba en una taza con agua hirviendo, dejar reposar y luego tomar de a cucharadas durante el día. (continuará)

Un cable citado por la agencia Prensa Latina da cuenta de que  científicos hallaron un tratamiento contra la malaria basado en el  ajenjo dulce, planta de la cual se extrae un ingrediente para fabricar medicamentos contra esa enfermedad, según la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Precisa el despacho que  el equipo del microbiólogo Stephen Rich, de la Universidad de Massachusetts Amherst, encontró que usar directamente el ajenjo dulce (Artemesia annua) es tres veces más duradero que utilizar la dosis estándar de los fármacos que contienen artemisinina, la forma estándar de tratar la malaria a nivel mundial.

"Afirman los estudiosos que utilizar la planta es dos veces más eficaz que duplicar la dosis del fármaco. Los investigadores evaluaron en los tipos de malaria que afectan a los roedores qué tratamiento era más eficaz y cuales parásitos resistían la enfermedad", refiere PL.

Y continúa el texto: "Eligieron dos de los tipos de malaria que afectan a los roedores. La primera, Plasmodium yoeliibecause, una cepa resistente a los medicamentos elaborados con artemisinina, que puede ser combatida con el nuevo tratamiento.

En tanto, la segunda cepa, el Plasmodium chabaudi, una malaria propia de los roedores de las que más se parece biológicamente al Plasmodium falciparum, es el más mortal de los cinco parásitos del paludismo humano.

Desde hace mucho tiempo atrás, la famacopea popular recomienda el uso del vencedor, cuyo nombre científico es Vitex agnus-castus L., para contrarrestar la amenorrea, es decir la falta temporal de la menstruación en las mujeres, además de actuar sobre el sistema nervioso.

Las bayas de esta planta  son consideradas tónicas para el sistema reproductor masculino y femenino. Por cierto, se ha encontrado una ligera reducción de niveles de prolactina. Una disminución de esta sustancia influenciará en los niveles de hormona estimulante folicular (FSH) y en estrógeno en mujeres; y de testosterona en hombres, por lo que ha sido empleado por ellos con fines de suplementos culturistas.

Los flavonoides, alcaloides, diterpenoides, vitexina, casticina y precursores de hormona esteroidal se han aislado de Vitex agnus-castus. Se cree que algunos de esos compuestos obran en la glándula pituitaria lo que explicaría sus efectos en los niveles hormonales.
 
Por otro lado, un estudio muestra que los extractos de la fruta pueden ligarse a los receptores de opiatos, esto revela por qué pueden reducir los síntomas premenstruales.

El uso más frecuente de las hojas y tallos superiores (los 10 cm finales) y flores y semillas maduras (bayas)  es en decocción, tintura tradicional, tintura de vinagre de manzana, jarabe, elixir, o simplemente se comen. Aunque se recomienda que se evite durante el embarazo por la posibilidad de complicaciones.
 
Como dato curioso añadir que a la especie se le llama árbol casto debido a ser originalmente usada como medicina antilibido por monjes para ayudarlos en su celibato.

Según la creencia religiosa en Cuba, el palo vencedor le pertenece a Obbatalá, una de las deidades del Panteón Yoruba.

Las plantas están asociadas a los Oshas y Orishas, del Panteón Yoruba,  mediante determinados procedimientos rituales En tales casos se les extrae su sabia para hacer un líquido denominado Omiero con el cual se purifican las Otá (piedras), objetos y atributos religiosos que en determinado número representan a las deidades. El Omiero se usa también en algunas ocasiones como una bebida y/o para darse baños, baldear la casa, etc.

Según la tradición popular, a una de esas deidades, Obbatalá, le pertenece el vencedor. Esta es una  planta representada por bello y llamativo arbusto, perteneciente a la familia de las verbenáceas, género  muy frecuente en las zonas tropicales de todo el mundo.
 
En Cuba, el  palo vencedor, como se conoce a este arbolito, es propio de las costas altas y secas, principalmente en el oriente del país, donde se le encuentra alrededor de la bahía de Santiago de Cuba y por la costa sur hasta Baracoa y en la costa de Puerto Padre.
 
En esta región de la Isla  la gente del pueblo  emplea el tronco y las hojas, para baños como aromático y para obras, es decir, con fines misteriosos y le atribuyen virtudes maravillosas.

Ahora bien, aparte de su uso religioso, esta especie vegetal, cuyo nombre científico es Vitex agnus–castus L,  tiene como utilidad práctica el empleo en jardinería, y tal es así que abunda en patios de casas y el entorno público de plazas y parques,  pues además de su belleza resulta estimada como planta medicinal en estados gripales, para ello lo usan en forma de tisanas. (continuará)

Lunes, 29 Diciembre 2014 11:01

Frutas vs tristeza

Escrito por

Resulta que comer al menos dos bocados de frutas diarias puede prevenir la depresión. Como lo lee. A esta certeza se llegó luego de un estudio divulgado, tras las  pruebas realizadas con 6 000 personas por científicos australianos.

Según la investigación estos vegetales tienen propiedades antinflamatorias que ayudan a potenciar los químicos vinculados a la producción de sensaciones de bienestar en el cuerpo y la mente.

En declaraciones  la televisión, citadas por la agencia de noticias española EFE, Gita Mishra, de la Univeridad de Queensland, aseguró que mujeres que comen dos o más raciones de frutas en 24 horas son menos propensas a presentar síntomas de depresión.

No obstante, la propia fuente agregó que el estudio no pudo determinar el vínculo exacto entre la ingesta de estos alimentos y ese estado mental. Por lo pronto, es buena propuesta para continuar con la investigación, pues los resultados son alentadores para una época en que el estrés forma parte de la cotidianidad de los habitantes del planeta Tierra.
 
Está demostrado el valor de las sustancias nutricionales y medicinales de las frutas para el organismo humano: proteínas, vitaminas, sales minerales, oligoelementos, etc., que ayudan a metabolizar los azúcares, los lípidos y las proteínas, además de actuar sobre los órganos afectados por enfermedades.

Incluso, en los últimos años, sobre todo en Europa, se ha hecho muy popular el término de Frutaterapia una práctica que ve en este regalo de la naturaleza una buena contribución a la salud y el bienestar.

El cedro de las cajas de los puros (Cedrela odorata), también conocido como cedro antillano, pertenece a la familia de la caoba, es un árbol de hojas anchas, pinadas y deciduas. La madera es muy durable, fragante y es valiosa en las Antillas para la manufactura de gabinetes, vitrinas o armarios, muebles y canoas.
 
El cedro de Líbano (Cedrus libxni) y el cedro atlas (C. atlántica) se parecen al alerce, pero las hojas son perennes y los conos mucho más grandes y erectos sobre las ramas. El primero es nativo de Asia menor y considerado el árbol nacional de ese país, incluso su silueta está estampada en la enseña de de esa nación.

La madera de cedro del Líbano fue profusamente utilizada como material de construcción en el Antiguo Egipto y ?según la Biblia? se utilizó para construir el primer Templo de Jerusalén.
 
Por su lado, el aceite natural aromático del cedro del Atlas tiene propiedades antisépticas. No confundir este aceite con el «aceite de cedro» utilizado para la observación microscópica, extraído del enebro de Virginia, por eso llamado cedro de Virginia.

Para los egipcios antiguos, la esencia del cedro se utilizaba en el proceso de embalsamamiento de momias.

.

Sin lugar a dudas, el mejor tabaco del mundo es el cubano. Los habanos son reconocidos por su calidad entre los buenos fumadores del planeta. En la Mayor de las Antillas se producen cada año más de 120 millones de unidades, fundamentalmente torcidas a mano.

Desde tiempos remotos fue una práctica envasar los puros en cajas o estuches de la madera del cedro, que por sus propiedades naturales permitían conservar la humedad y olor característico del producto.

Con este mismo propósito se fabrica el humidor o humidificador, llamado también humectador. Este es un recipiente cerrado cuya función consiste en añadir la humedad necesaria para mantener los tabacos en las condiciones idóneas.

Existen tres tipos de madera que pueden utilizarse para el recubrimiento interior de estos receptáculos. Los especialistas recomiendan para ello en primer lugar el cedro español, el más popular, cuyas cualidades permiten, por el olor que desprende, proteger contra los escarabajos de la hoja, además de alta capacidad de absorción y promover el proceso de añejamiento del cigarro.

Por otro lado, el cedro rojo americano es menos absorbente de la humedad y tiene un aroma más penetrante. Algunos fabricantes lo utilizan porque es menos costoso y no se forma resina. En general, cuando se almacenan los tabacos  por un período prolongado, toman un fuerte sabor a madera que no suele ser lo ideal.

En tanto, la caoba hondureña, otro de los empleados, tiene una tasa de absorción de humedad similar a la del cedro español y tiene también un olor menos intenso. No obstante, no ofrece la misma protección contra los parásitos ni el sabor que deja en los cigarros es tan agradable como el español.
 
Los cedros, del latín Cedrus por su nombre científico, constituyen un género de coníferas pináceas. Son árboles de gran tamaño, que pueden alcanzar hasta 50 metros de altura, de madera olorosa y copa cónica o vertical, muy utilizados para ornamentación de parques. Poseen una distribución disjunta: Norte de África, Medio Oriente y el Himalaya. Estas plantas pueden vivir hasta 2 000 años.

Las propiedades de imputridez de la madera lo hacen idóneo en la industria  naval y la fabricación de sarcófagos. Se usa, además, en la construcción, sobre todo como recubrimiento de muros exteriores (bevel-siding) y para tejas de madera (shingles). También es apreciado para la confección de  instrumentos musicales, ebanisteria, chapas decorativas, cajas para empaque, pisos, paneles, puertas y ventanas. (continuará)

Lunes, 08 Diciembre 2014 12:18

Pan de mono para el mundo (III y final)

Escrito por

Para muchos el boabab africano, además de su bella estampa natural, encierra un halo de misticismo. Según las leyendas, los árboles solitarios de esta especie albergan espíritus y no es raro encontrar ofrendas a los pies de los ejemplares más grandes.

El uso más reconocido de esta planta, que crece en todas las zonas semiáridas de África, consiste en las propiedades alimenticias del fruto y algunas partes del árbol. De la semilla se extrae un aceite apropiado para cocinar y de la corteza fibras para cordajes  y fabricación de papel.

Ahora bien, desde el punto de vista medicinal posee marcadas propiedades como  febrífugo, sudorífico, aperitivo, astringente. Los frutos dan una bebida usada para la fiebre, también se ha empleado para la disentería, puede ser un buen sustituto de la quinina, aunque su sabor es intensamente amargo.

Como dato curioso agregar que Sudáfrica estableció la Orden del Baobab para premiar a sus ciudadanos excepcionales. Las razones que justifican a esta especie vegetal para distinguir con su nombre tan alto reconocimiento están en que es símbolo de resistencia, tolerancia, vida comunitaria y longevidad, además de ser valorado también como manifestación de vitalidad.

La Orden se entrega a aquellos que de manera extraordinaria hayan contribuido con sus   servicios  a la lucha por la democracia y los derechos humanos, así como a la paz y a la seguridad de la nación.
 
Son merecedores de la misma personalidades asociadas al periodismo, la literatura, las artes, cultura, deportes, la música; innovadores de las ciencias, la medicina y la tecnología. La Medalla se otorga en tres clases: Consejero Supremo de la Orden del BaobabOro, Plata y Bronce, respectivamente.

Lunes, 01 Diciembre 2014 11:30

“Pan de mono” para el mundo (II Parte)

Escrito por

El boabab africano es un árbol impresionante. Entre sus características más sobresalientes está la forma de botella adquirida ya en la madurez, y por lo general en ese estadio el tronco, de hasta 10 metros de diámetro, se ahueca y puede convertirse en depósito para almacenar cerca de 6 000 litros de agua.

Otra de las notoriedades de esta especie  botánica consiste en su longevidad. Se dice que alcanzan vivir de 800 a 1000 años; sin embargo, se habla de ejemplares que llegaron a sobrepasar los cuatro milenios de existencia.

La fruta del boabab es rica en fibra y  un excelente alimento, se produce pasta y se elabora con él una bebida refrescante. Por su parte, los elefantes lo encuentran simplemente irresistible, no sólo para comerlos en cuanto están creciendo como plantas verdes, sino además para degustar la suave madera de su tronco, socavándolos con sus colmillos y trompa.

Con las hojas de la planta suele hacerse una sopa y tribus como los Dogones de la Falla de Bandiagará (Malí) y antes los Telem aprovechan su corteza para fabricar cuerdas. También con esta parte del árbol puede elaborarse papel.

En tanto, las semillas negras y la cáscara gruesa de sus frutos, proporcionan aceite de mesa y sirven par fabricar esmalte. Las hojas jóvenes se consumen como verduras. A partir de la corteza se extrae el alcaloide Adansonina, el cual es un antídoto contra las flechas venenosas de las especies de Strophantus.
 
Por sus características botánicas, prestancia y apariencia, el “Pan de mono”, como también se le conoce,  es símbolo de resistencia, tolerancia, vida comunitaria y longevidad. Resulta valorado también por manifestación de vitalidad; en fin, un árbol dotado a la vez de propiedades mágicas y utilitarias. (continuará)