Español Alemán Francés Inglés Italiano Portugués Ruso
Hora local en Cuba:

Resulta que el ejército italiano, con la asesoría del Ministerio de Salud de ese país, producirá cannabis para uso médico, en particular para las terapias del dolor y la esclerosis.

Un despacho de la Agencia Francesa de Prensa (AFP) señala que los cannabinoides, extraídos de la planta, son importados y resulta muy caros (unos 15 euros el gramo)  para el tratamiento esas enfermedades, por lo que las autoridades autorizaron su producción local.

Y sigue la información señalando que las ministras de Salud Beatrice Lorenzin y de Defensa, Roberta Pinotti, presentaron la iniciativa en una rueda de prensa.

“Se trata de producir medicamentos específicos para patología extremadamente graves”, explicó Lorenzin, quien mencionó la esclerosis múltiple y la terapia del dolor. “No queremos –recalcó- dar un valor ideológico ni cultural a la decisión, es una operación que va a beneficiar sobre todo a los enfermos”.

Según el cable, el cannabis será cultivado y tratado en un cuartel especial de Florencia, un laboratorio químico y farmacéutico militar desarrollará el producto (entre 80 y 100 kilogramos al año, y posteriormente distribuido también al sector civil en farmacias locales y hospitales.

Los términos cannabis y marihuana se refieren  a las sustancias psicoactivas que son consumidas de la planta Cannabis sativa con fines recreativos, religiosos y medicinales.


De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas se trata de la sustancia ilícita más utilizada en el mundo. La regulación legal del consumo de cannabis varía dependiendo de los países, existiendo tanto detractores como defensores de su despenalización.

El compuesto químico psicoactivo predominante en el cannabis es el tetrahidrocannabinol, también conocido por sus siglas, THC. Este vegetal contiene más de cuatrocientos compuestos químicos diferentes, entre ellos al menos sesenta y seis cannabinoides aparte del THC, tales como el cannabidiol (CBD), el cannabinol (CBN) o la tetrahidrocannabivarina (THCV), que tienen otros efectos distintos a los del THC, y también actúan en el sistema nervioso. (continuará)

Las ciencias, y en particular las médicas, realizan denodados esfuerzos en investigaciones sobre el cáncer y su posible cura, incluyendo vacunas para prevenirlo. Como otros padecimientos malignos, las personas están ávidas de información sobre la enfermedad y cuanto trabajo se publique en los medios de comunicación es leído.

El tratamiento de los diferentes cánceres, incluyendo los remedios caseros siempre despierta la curiosidad. Sobre el tema, una de las recetas que mayor repercusión tuvo a finales del pasado siglo fue la divulgada por la Internet, cuyo autor es el sacerdote brasileño Romano Zago y cuyos componentes son el aloe vera o sábila, miel de abeja y aguardiente o cualquier otro alcohol bebible.

La miel  es un sano alimento que tiene  un alto valor energético ya que posee 322 calorías por cada 100 gr y además presenta la ventaja de ser fácilmente digerible debido al tipo de azúcares que lo componen. Hay que añadir que hasta la fecha se han descubierto en la miel más de 180 sustancias distintas beneficiosas para el organismo humano.

Este agradable y dulce  producto aportado por las abejas ha sido utilizado a través del tiempo por sus propiedades curativas ante quemaduras, como antimicrobiano y además como suave laxante y efecto purificador.

En cuanto a los beneficios de la miel para el tratamiento del cáncer, un equipo de la Universidad de Zagreb, de Croacia, liderado por la doctora Nada Orsolic,ha tenido revelaciones interesantes. Según los estudios realizados este jarabe natural  y otra gama de derivados de esos insectos, como el propóleo,  en pruebas hechas a ratones habría detenido el crecimiento de tumores cancerosos.

El grupo de científicos sostiene que estos componentes podrían ser una herramienta útil en el control del crecimiento tumoral y la prevención de la metástasis. En esa misma cuerda, la doctora Emma Croager, también estudiosa del tema, señaló que no existe dudas de que la miel de abeja tiene propiedades beneficiosas para todos, sin embargo se trata solo de un estudio preliminar.

Por su parte, los doctores  del Christie Hospital de Manchester, en Didsbury, están importando miel de abeja de Mankuta, Nueva Zelanda, para tratar el cáncer de garganta después de cirugías, con el propósito de que sea un buen bálsamo para reducir la inflamación y prevenga la resistencia a los estafilococos  aureus (dorados) a la metilicina.

Y más reciente aun. Un estudio desarrollado por una universidad sueca, concluyó que los componentes bacteriales de la miel fresca son más eficientes que los antibióticos convencionales en el tratamiento de infecciones resistentes a los medicamentos, según un reporte del portal digital Russia Today.

Según el cable, se trata de 13 componentes que pueden combatir un gran espectro de infecciones típicas, como el SARM (el staphylococcus auereus resistente a la meticilina).

Veamos lo que señala otra parte del despacho:
 
"Los antibióticos suelen ser solo una sustancia activa, eficiente solo contra un pequeño espectro de bacterias. Al ser usadas vivas, estas 13 bacterias del ácido láctico (BAL) pueden producir exactamente el elemento antimicrobial que se requiere, dependiendo de la amenaza", señala Tobias Olofsson, profesor de la Universidad de Lund y autor de los estudios publicados en la revista 'International Wound Journal'.
 
Los investigadores aislaron 42 patógenos diferentes de las heridas abiertas de 22 pacientes, y los trataron con las 13 BAL de miel. El efecto, según ellos, fue "comparable" al de los antibióticos.
 
Los científicos realizaron pruebas en caballos con heridas que no conseguían sanar, y tras someterse a este tratamiento todos los animales se curaron.
 
Ello no significa que cualquiera puede prepararse una medicina en casa: la miel que se vende en tiendas no contiene bacterias lácticas vivas, así que muchas características únicas del producto no están presentes ahí, advierte Olofsson.
 
En cualquier caso, los científicos esperan que su descubrimiento pueda ser útil en los países en desarrollo, donde los antibióticos de última generación no se consiguen fácilmente, pero donde la miel fresca es abundante, concluye la noticia.

Mucho se ha especulado sobre el efecto que produce la combinación de la planta aloe vera, miel de abeja y alcohol bebible en el tratamiento del cáncer. El boom de ese procedimiento tuvo lugar luego de las revelaciones del sacerdote brasileño Romano Zago en las postrimerías del siglo pasado.

En realidad estamos en presencia de dos elementos con reconocidas propiedades medicinales, aprovechadas por el hombre desde muchos años atrás. Veamos, pues, cuáles son esas bondades.
 
Respecto a la influencia de la sábila sobre la mucosa gastroduodenal, destaca el efecto protector ante lesiones de la mucosa gástrica, su actividad antiulcerosa y de inhibición del crecimiento de helicobacter pylori.
 
Se ha demostrado que el acemanano presente en el aloe vera podría ser útil en enfermedades inflamatorias intestinales como la de crohn o la colitis ulcerosa. En el sistema endocrino, resalta la actividad hipoglucemiante e hipolipemiante.

En tanto, varios estudiosos del tema han coincidido en que la planta en cuestión,  administrada por vía oral, es capaz de reducir los niveles de glucosa en sangre. Puede tener también cierta actividad sobre los niveles sanguíneos de colesterol y triglicéridos, aunque el mecanismo de acción no ha sido dilucidado.

También tiene actividad antiinflamatoria, inhibe la síntesis de prostaglandinas y reduce la migración e infiltración de leucocitos, la liberación de histamina y la síntesis y secreción de leucotrienos. La actividad antiinflamatoria del gel de aloe vera se sinergiza con el resto de propiedades (cicatrizante inmunoestimulante) para facilitar la curación de heridas o frente a procesos artríticos.

Las investigaciones más recientes apuntan a que la sábila posee ciertas  propiedades anticancerígenas y antitumorales, especialmente en los sarcomas blandos. El acemanano presente en la planta es capaz de reducir el crecimiento del tumor o producir regresión del mismo.

En otro orden, el gel de aloe aumenta el correcto entrelazado de las fibras de colágeno sobre la zona lesionada debido a la regeneración celular y tisular promovida por sus componentes y el efecto antiinflamatorio y antimicrobiano de los mismos. (continuación)

En la postrimería del siglo XX el nombre de Padre Romano Zago circuló como un mensaje de esperanza y optimismo para quienes padecían de cáncer. Se trataba, según fuentes informativas, del hallazgo realizado por el monje franciscano de origen brasileño a partir de un elixir compuesto por sábila, miel de abeja y aguardiente.

La notoriedad del sacerdote comienza en Israel donde fue enviado desde 1991. Allí inicia sus investigaciones sobre las propiedades curativas del aloe vera, influido según él, por la experiencia personal en su niñez, de la sabiduría popular  y resultados de antecesores como la del padre Arno Reckzigel, que fue Padre provincial durante su estancia en Rio Grande do Sul.

Según el testimonio del propio fraile ha logrado curar a varias decenas de personas en Belén y sus alrededores. El dice que no sólo erradica  el cáncer, sino que también lo previene. Cuenta que sana esta maligna enfermedad de la piel, del cerebro, del pulmón, de la próstata y la leucemia. Agrega el religioso que fue efectivo similar tratamiento  a una devota italiana de 29 años, enferma de esclerosis.

La experiencia en el tratamiento de ese mal está recogida en el libro “O cancer tem cura” (“Di cancro si può guarire” – “Es posible sanar del cáncer”), publicado la editora   italiana Adle ediziones, Padua.

En definitiva la receta se prepara con 1/2 kilo o litro de miel pura de abejas,  dos  hojas grandes o tres pequeñas de la planta conocida por sábila o aloe  vera y tres  cucharadas de coñac, whisky, tequila o aguardiente, este último ingrediente  se usa como vaso dilatador.

Debe limpiar bien las hojas de la planta y luego cortarla en pequeños trozos, sin quitar la cáscara Acto seguido se introducen todos los elementos en una batidora eléctrica o licuadora. Se bate hasta que se vea que se forma una pasta viscosa. Ya esta lista para tomar.

Trate de guardar el preparado en un lugar seco, fresco, ventilado, y es  muy importante evitar el contacto con la luz para evitar se degraden los ingredientes y pierda fuerza la acción por ello se recomienda guardarlo en una botella negra o forrada.

Fray Romano aconseja que debe tomarse una cucharada grande, tres  veces por día, 15 minutos antes de cada comida. Esta receta na  puede considerarse  una buena combinación de elementos naturales que por separado tienen variadas funciones sanadoras. (continuará)

Puede decirse que la aristoloquia bética ha sido una planta no estudiada aun lo suficiente. Luego, su composición resulta poco descrita y muchos de sus usos medicinales se conocen más bien por tradición, por lo que siempre es aconsejable consultar al médico antes de cualquier ingestión en cualquiera de sus formas de preparación.

Entre sus beneficios se le atribuyen propiedades emenagogas, las que provocan la menstruación en las mujeres y ayudan a regular tanto el sangrado como el tiempo. También la farmacopea popular la recomienda como antifebril, a fin de contrarrestar todo tipo de calenturas y fiebres.

Hay quien le reconoce un ligero efecto analgésico, que puede ayudar a aliviar dolores variados. A semejanza de la valeriana, algunos coinciden en señalarle  acción calmante y sedante, por eso no faltan los que la aconsejan para atacar el histerismo.

Pueden existir diferentes modos de elaboración. En infusión, por ejemplo, se prepara a partir de un trozo de la raíz que se pone a hervir en un litro de agua. Una vez fría se filtra y está lista para beber a lo largo del día. Si se quiere puede mejorar su sabor con azúcar o miel.

A manera de cocción se toma una taza de agua hirviente y se le coloca un trozo de tallo. En esta modalidad sirve para bajar la fiebre y atenuar dolores leves.  Recordar que su efecto analgésico es muy limitado. Una vez más insistir en que el suministro de cualquiera de estos brebajes debe hacerse bajo prescripción facultativa.

Esta planta trepadora, de la familia de las aristoloquiaaceas,  también es conocida como candilillos, farolitos y candil azul.

Según una tradición muy antigua en países del viejo mundo,  para favorecer el parto se usaban las hojas de una planta conocida por aristoloquia. Precisamente, etimológicamente hablando, su nombre científico deriva de los vocablos griegos aristos, útil, y lochería, nacimiento.

Sin embargo, existen cualidades muy curiosas de esta especie perteneciente al género de las Aristolochia baetica. Por ejemplo, llama mucho la atención la morfología de sus flores de forma tubular y alargada, ligeramente curveada por la base, cuya presencia recuerda a una trompeta.

Las características descritas más arriba responden a la función reproductiva de la planta, pues ella permite la autofecundación. Bueno precisar que la floración se da durante la mayor parte del año, desde octubre hasta mayo, básicamente a finales del otoño, el invierno y en la primavera.
 
El acto de fecundación resulta bien interesante. Veamos por qué. Las flores son hermafroditas, esto es, en una misma flor se encuentran presentes los órganos masculinos y femeninos, que sin embargo, en este caso, no se desarrollan al mismo tiempo.
 
Cuando las moscas llegan atraídas por las sustancias aromáticas que desprenden las flores, traen consigo polen procedente de otro individuo. Debido a la suavidad de su superficie, cuando el insecto llega a esta parte de la planta, resbala hacia la base de la misma, donde se encuentran los órganos femeninos maduros, que son fecundados por el polen en las paticas del portador.
 
Una vez dentro, el animalito intenta salir, pero es impedida por una serie de pelos rígidos que hay en el interior del tubo. Cuando se forma la semilla, se desarrollan los órganos masculinos (estambres), que comienzan a producir polen, y al mismo tiempo, los pelos pierden su rigidez, con lo que la mosca puede salir impregnada de polen y lista para polinizar otro individuo.
 
Alrededor de la aristoloquia existe una aureola de misticismo y superchería. Algunos supersticiosos la han  usado en los rituales destinados a desatar las ligaduras mágicas que algunos brujos hacen para lograr que los hombres queden impotentes y no puedan realizar el acto sexual con una mujer determinada o con ninguna. Estos embrujos son muy comunes. 


Según la creencia popular es muy útil hacerse una limpia de infusión de aristoloquia antes de ir a un juez a solicitar justicia, o presentar cualquier denuncia o reclamación. También la emplea para deshacerse de los sentimientos de culpa que no dan tregua. (continuación)

Miércoles, 03 Septiembre 2014 11:48

La mitológica planta de Aquiles

Escrito por

Cuentan que durante la guerra de de Troya, dicho sea de paso, narrada magistralmente por Homero en La Ilíada, el centauro Quirón, descubridor de las propiedades curativas de las plantas, le entregó al héroe griego Aquiles una rara especie vegetal, quien curó con ella las heridas de su amigo, el rey Télefo

Desde entonces se tiene como un excelente cicatrizante. Y en honor al rey de los mirmidones  le pusieron por nombre aquileaachillea filipendulina por su nombre científico, conocida también por milenrama dorada, debido al intenso color amarrillo de sus flores.

Este arbusto perenne, perteneciente a la familia de las Asteraceae,  es originaria del Cáucaso, donde crece en los prados de montaña y en la periferia de los bosques, aunque se le puede encontrar distribuida por  Irán, Afganistán y Turquía.

Las flores poseen un olor fuerte y picante, son de larga duración. Se multiplican por división de las  cada dos o tres años. La altura varía según el tipo de suelo y las condiciones de cultivo y puede alcanzar hasta 120 centímetros.

El género Achillea es muy utilizado en jardinería tanto por sus flores, que forman bonitos corimbos,  como por su olor. Incluso pueden emplearse después de secas en la decoración  pues conservan muy bien su estructura y el color característico.

Pero vea, desde el punto de vista práctico tiene reconocidas propiedades medicinales. El médico, farmacólogo y botánico Dioscórides la cita porque “es muy útil  contra las efusiones de sangre, contra las llagas recientes, antiguas y enfistoladas”.
 
En bótica popular se usan las cabezas florales o corimbos en infusión para lavar las heridas externamente. Se cree que la milenrama es una planta poderosa para la magia alquímica. De ahí que en la antigüedad fuera de las hierbas más apreciadas por las brujas y hechiceras.

Otros estudiosos de la etnobotánica afirman que, al no producir sueño ni disminuir las facultades, resulta muy aconsejable para todas las situaciones que impliquen tensión, pero que requieren una mente despejada y en plena forma, como ante un examen, una prueba o una entrevista de trabajo o en cualquier ocasión en que nos encontremos ante alguien que logre ponernos nerviosos.
 
El modo más común de consumir la aquilea es en forma de tizana. Para ello preparar una infusión de dos cucharadas de flores por taza de agua y tomar dos o tres  al día.

Los estudios dan cuenta de que su composición fundamental está basada en azuleno, que le da propiedades como antiinflamatorio. En tanto, las lactonas sesquiterpénicas refuerzan esta acción y son responsables del efecto aperitivo, eupéptico, colerético, hipoglucemiante suave y antimicrobiano.
 
Los taninos, por su lado, aunque presentes en baja proporción, tienen un efecto hemostático, cicatrizante. Los flavonoides, y sus heterósidos le aportan las cualidades  de antiespasmódico. Se le atribuye, además, una actividad como diurético y antipirético.
 
Las hojas son más astringentes que las flores. Indicado para anorexia no nerviosa, inapetencia, gastritis, dispepsias hiposecretoras y sus síntomas asociados (sensación de plenitud gástrica, aerofagia, flatulencia).En uso tópico sirve para curar heridas, úlceras dérmicas, quemaduras y hemorroides.

Martes, 26 Agosto 2014 11:17

El galán de la noche (II parte y final)

Escrito por

 Indiscutiblemente lo más apreciado del galán de noche, Cestrum nocturnum por su nombre científico, resulta la fragancia intensa y natural de sus flores, sobre todo  después de desaparecer los rayos del sol en días estivales  y en los países del trópico, de donde es oriundo.

Y aunque ha resultado muy polémico su uso con fines terapeutas por las sustancias tóxicas presentes en todas las partes de la planta, se le reconocen algunos resultados en el tratamiento de varias enfermedades, según las tradiciones de la farmacopea popular en determinadas regiones del planeta.

En México, por ejemplo, la planta se indica con mayor frecuencia para el dolor de cabeza en Puebla, Oaxaca y Tabasco. También en caso de dolor estomacal se recomienda un baño con el té de las hojas o las hojas restregadas en alcohol y colocadas como chiquiadores.

En tanto, es utilizada en padecimientos de la piel como son los granos y mezquinos y en el sarampión; además, tiene la cualidad desinfectante para heridas y se le recomienda como antinflamatorio y como anticrotálico.

Incluso se le emplea para enfermedades de los pulmones y como antitusígeno; también para los niños enfermos del ombligo, para el sudor frío,  evitar la gangrena y curar la rabia. Se menciona su utilidad como desodorante.

Más, el uso más generalizada desde el punto de vista medicinal es como antiepiléptico,  ratificado por la Sociedad Farmacéutica de México.

En Cuba, especialistas e investigadores del Instituto de Neurología y Neurocirugía han incursionado en el estudio del perfil neurofarmacológico de la decocción de hojas secas  mediante su administración aguda en animales de laboratorio.
 
Los resultados fueron alentadores luego de los experimentos realizados con
la prueba de Irwin en la conducta exploratoria, los ensayos de analgesia, el modelo de estereotipias inducidas por anfetamina y en el íleon aislado de curiel con estimulación transmural.
 
El propio brebaje también produjo una hipoactividad en la conducta exploratoria de los animales. Las decocciones de la planta redujeron la respuesta al dolor, tanto en el método del plato caliente como en la prueba del ácido acético.
 
A su vez, una de ellas redujo las contracciones del íleon aislado estimulado eléctricamente a baja frecuencia. Estos resultados tomados en conjunto definen un perfil hipnoanalgésico de la planta.

En general, los resultados indican que C. nocturnum presenta efectos farmacológicos compatibles con el lugar asignado a esta planta, dentro de la clasificación que a manera de índice aparece en el libro del sabio cubano Juan Tomás Roig, quien la incluye en el grupo de plantas medicinales narcóticas.
 
Por último recomendar que, la multiplicación del galán de noche se puede obtener a través de semillas o por esquejes, a finales de la primavera o comienzos del verano, es decir, en coincidencia con la época de floración. Para estos casos, conviene colocarlas en un sustrato que incluya turba y arena húmeda y mantenerlas en una media sombra, a una temperatura media que ronde los 20 ºC.

Lunes, 18 Agosto 2014 16:16

El galán de la noche ( I parte)

Escrito por

De niño solía dedicar parte de mis vacaciones de verano para visitar por unos días la casa de mis tíos en pleno campo. Además del disfrute de las correrías compenetres, la monta de caballos y los baños en el río, guardo en mi memoria olfativa la intensa fragancia proveniente de una mata de galán de noche, ubicada muy cerca del cuarto donde dormía.

Mis parientes siempre me advirtieron de no probar ningunos de aquellos blancos frutos en forma de ramillete. Recuerdo referían el curioso comportamiento de la madre sinsonte  que al ver a su pichón enjaulado  le proporcionaba uno de esas mortíferas cápsulas.

Ya de adulto, la curiosidad me llevó a indagar sobre las características de esta planta, que, de acuerdo a  la región de planeta, es conocida por distintos  nombres tales como   dama de noche, huele de noche, hedeondilla, hedioncilla, hediondilla, hierba del zorrillo, minoche, orcajuda negro, palo huele de noche, putanoche y cestro.

Lo cierto es que la principal característica de este arbusto de flores acampanilladas, reunidas en inflorescencias terminales, es que desprende un característico y apreciado perfume durante las horas nocturnas, motivo por el que posee su curioso nombre.

La planta en cuestión, pertenece a la especie de las solanáceas y es originaria de regiones tropicales, cuyo suave clima favorece su rápido desarrollo. El colorido de sus bellas flores varía del amarillo al blanco.
 
El galán de noche  y otras especies de género Cestrum son consideradas en Cuba como venenosas y en efecto lo son. En mayor o en menor grado  el jugo de la planta y el fruto poseen esa cualidad.

Sin embargo, ese propio extracto ha sido empleado como antiespasmódico, especialmente en el tratamiento de la epilepsia, según Standley. En  la provincia de Cienfuegos, por ejemplo, usaban el cocimiento contra las erupciones cutáneas.
 
De esta especie y de la especie hermana, C. Diurnum L., llamada galán de día o jazmín de día, dice el botánico e investigador Grosourdy que tienen propiedades tóxicas muy pronunciadas y están colocadas entre los venenos narcóticos —acres. El zumo exprimido aplicado a la dermis desprovista de su cutícula, es absorbido muy pronto y envenena con mayor fuerza y prontitud que cuando se toma por la boca. (continuará)

Sin lugar a dudas, el jazmín es más conocido y popular por la belleza y fragancia de sus flores que por las demás cualidades que posee. Los especialistas definen ese aroma como floral, cálido, animal, especiado, frutal o licorado. Es esa variedad de sensaciones olfativas la que vincula mejor al Jasminum officinale al mundo de la perfumería, a tal punto que  es la flor blanca más utilizada en esa industria.

Ahora bien, esta planta también tiene un importante valor decorativo, por lo que es de gran utilidad en cualquier jardín o parque. Además, las especies trepadoras son muy útiles con el fin de cubrir y embellecer vallas o muros, ya que, sobre todo en verano, cuando se produce la floración, este arbusto proporciona un aspecto alegre y bello.

Más, desde tiempos remotos, sobre todo en diferentes regiones de Asia  se combinaba el uso del jazmín entre sus utilidades en arreglos florales y perfumería  con el valor práctico en la elaboración de infusiones y otros menjunjes con el fin de  mitigar determinadas dolencias del organismo humano.

Entre las múltiples  propiedades medicinales de la planta está el efecto sedante que puede producir en el estado de ánimo de las personas, reducir el estrés y contribuir a la salud emocional. Tal beneficio se debe a la presencia de un compuesto orgánico llamado linalol, el mismo que proporciona el característico aroma de la flor.

Precisamente, además del linalol, las flores del jazmín contienen indol, jasmon y acetato de bencilo. Según la bibliografía consultada estos compuestos  naturales  se utilizan en la herbolaria para la elaboración de fragancias afrodisíacas, cuya  aplicación más frecuente es en masajes al cuerpo. (continuará)