Español Alemán Francés Inglés Italiano Portugués Ruso
Hora local en Cuba:

Puede decirse que la aristoloquia bética ha sido una planta no estudiada aun lo suficiente. Luego, su composición resulta poco descrita y muchos de sus usos medicinales se conocen más bien por tradición, por lo que siempre es aconsejable consultar al médico antes de cualquier ingestión en cualquiera de sus formas de preparación.

Entre sus beneficios se le atribuyen propiedades emenagogas, las que provocan la menstruación en las mujeres y ayudan a regular tanto el sangrado como el tiempo. También la farmacopea popular la recomienda como antifebril, a fin de contrarrestar todo tipo de calenturas y fiebres.

Hay quien le reconoce un ligero efecto analgésico, que puede ayudar a aliviar dolores variados. A semejanza de la valeriana, algunos coinciden en señalarle  acción calmante y sedante, por eso no faltan los que la aconsejan para atacar el histerismo.

Pueden existir diferentes modos de elaboración. En infusión, por ejemplo, se prepara a partir de un trozo de la raíz que se pone a hervir en un litro de agua. Una vez fría se filtra y está lista para beber a lo largo del día. Si se quiere puede mejorar su sabor con azúcar o miel.

A manera de cocción se toma una taza de agua hirviente y se le coloca un trozo de tallo. En esta modalidad sirve para bajar la fiebre y atenuar dolores leves.  Recordar que su efecto analgésico es muy limitado. Una vez más insistir en que el suministro de cualquiera de estos brebajes debe hacerse bajo prescripción facultativa.

Esta planta trepadora, de la familia de las aristoloquiaaceas,  también es conocida como candilillos, farolitos y candil azul.

Según una tradición muy antigua en países del viejo mundo,  para favorecer el parto se usaban las hojas de una planta conocida por aristoloquia. Precisamente, etimológicamente hablando, su nombre científico deriva de los vocablos griegos aristos, útil, y lochería, nacimiento.

Sin embargo, existen cualidades muy curiosas de esta especie perteneciente al género de las Aristolochia baetica. Por ejemplo, llama mucho la atención la morfología de sus flores de forma tubular y alargada, ligeramente curveada por la base, cuya presencia recuerda a una trompeta.

Las características descritas más arriba responden a la función reproductiva de la planta, pues ella permite la autofecundación. Bueno precisar que la floración se da durante la mayor parte del año, desde octubre hasta mayo, básicamente a finales del otoño, el invierno y en la primavera.
 
El acto de fecundación resulta bien interesante. Veamos por qué. Las flores son hermafroditas, esto es, en una misma flor se encuentran presentes los órganos masculinos y femeninos, que sin embargo, en este caso, no se desarrollan al mismo tiempo.
 
Cuando las moscas llegan atraídas por las sustancias aromáticas que desprenden las flores, traen consigo polen procedente de otro individuo. Debido a la suavidad de su superficie, cuando el insecto llega a esta parte de la planta, resbala hacia la base de la misma, donde se encuentran los órganos femeninos maduros, que son fecundados por el polen en las paticas del portador.
 
Una vez dentro, el animalito intenta salir, pero es impedida por una serie de pelos rígidos que hay en el interior del tubo. Cuando se forma la semilla, se desarrollan los órganos masculinos (estambres), que comienzan a producir polen, y al mismo tiempo, los pelos pierden su rigidez, con lo que la mosca puede salir impregnada de polen y lista para polinizar otro individuo.
 
Alrededor de la aristoloquia existe una aureola de misticismo y superchería. Algunos supersticiosos la han  usado en los rituales destinados a desatar las ligaduras mágicas que algunos brujos hacen para lograr que los hombres queden impotentes y no puedan realizar el acto sexual con una mujer determinada o con ninguna. Estos embrujos son muy comunes. 


Según la creencia popular es muy útil hacerse una limpia de infusión de aristoloquia antes de ir a un juez a solicitar justicia, o presentar cualquier denuncia o reclamación. También la emplea para deshacerse de los sentimientos de culpa que no dan tregua. (continuación)

Miércoles, 03 Septiembre 2014 11:48

La mitológica planta de Aquiles

Escrito por

Cuentan que durante la guerra de de Troya, dicho sea de paso, narrada magistralmente por Homero en La Ilíada, el centauro Quirón, descubridor de las propiedades curativas de las plantas, le entregó al héroe griego Aquiles una rara especie vegetal, quien curó con ella las heridas de su amigo, el rey Télefo

Desde entonces se tiene como un excelente cicatrizante. Y en honor al rey de los mirmidones  le pusieron por nombre aquileaachillea filipendulina por su nombre científico, conocida también por milenrama dorada, debido al intenso color amarrillo de sus flores.

Este arbusto perenne, perteneciente a la familia de las Asteraceae,  es originaria del Cáucaso, donde crece en los prados de montaña y en la periferia de los bosques, aunque se le puede encontrar distribuida por  Irán, Afganistán y Turquía.

Las flores poseen un olor fuerte y picante, son de larga duración. Se multiplican por división de las  cada dos o tres años. La altura varía según el tipo de suelo y las condiciones de cultivo y puede alcanzar hasta 120 centímetros.

El género Achillea es muy utilizado en jardinería tanto por sus flores, que forman bonitos corimbos,  como por su olor. Incluso pueden emplearse después de secas en la decoración  pues conservan muy bien su estructura y el color característico.

Pero vea, desde el punto de vista práctico tiene reconocidas propiedades medicinales. El médico, farmacólogo y botánico Dioscórides la cita porque “es muy útil  contra las efusiones de sangre, contra las llagas recientes, antiguas y enfistoladas”.
 
En bótica popular se usan las cabezas florales o corimbos en infusión para lavar las heridas externamente. Se cree que la milenrama es una planta poderosa para la magia alquímica. De ahí que en la antigüedad fuera de las hierbas más apreciadas por las brujas y hechiceras.

Otros estudiosos de la etnobotánica afirman que, al no producir sueño ni disminuir las facultades, resulta muy aconsejable para todas las situaciones que impliquen tensión, pero que requieren una mente despejada y en plena forma, como ante un examen, una prueba o una entrevista de trabajo o en cualquier ocasión en que nos encontremos ante alguien que logre ponernos nerviosos.
 
El modo más común de consumir la aquilea es en forma de tizana. Para ello preparar una infusión de dos cucharadas de flores por taza de agua y tomar dos o tres  al día.

Los estudios dan cuenta de que su composición fundamental está basada en azuleno, que le da propiedades como antiinflamatorio. En tanto, las lactonas sesquiterpénicas refuerzan esta acción y son responsables del efecto aperitivo, eupéptico, colerético, hipoglucemiante suave y antimicrobiano.
 
Los taninos, por su lado, aunque presentes en baja proporción, tienen un efecto hemostático, cicatrizante. Los flavonoides, y sus heterósidos le aportan las cualidades  de antiespasmódico. Se le atribuye, además, una actividad como diurético y antipirético.
 
Las hojas son más astringentes que las flores. Indicado para anorexia no nerviosa, inapetencia, gastritis, dispepsias hiposecretoras y sus síntomas asociados (sensación de plenitud gástrica, aerofagia, flatulencia).En uso tópico sirve para curar heridas, úlceras dérmicas, quemaduras y hemorroides.

Martes, 26 Agosto 2014 11:17

El galán de la noche (II parte y final)

Escrito por

 Indiscutiblemente lo más apreciado del galán de noche, Cestrum nocturnum por su nombre científico, resulta la fragancia intensa y natural de sus flores, sobre todo  después de desaparecer los rayos del sol en días estivales  y en los países del trópico, de donde es oriundo.

Y aunque ha resultado muy polémico su uso con fines terapeutas por las sustancias tóxicas presentes en todas las partes de la planta, se le reconocen algunos resultados en el tratamiento de varias enfermedades, según las tradiciones de la farmacopea popular en determinadas regiones del planeta.

En México, por ejemplo, la planta se indica con mayor frecuencia para el dolor de cabeza en Puebla, Oaxaca y Tabasco. También en caso de dolor estomacal se recomienda un baño con el té de las hojas o las hojas restregadas en alcohol y colocadas como chiquiadores.

En tanto, es utilizada en padecimientos de la piel como son los granos y mezquinos y en el sarampión; además, tiene la cualidad desinfectante para heridas y se le recomienda como antinflamatorio y como anticrotálico.

Incluso se le emplea para enfermedades de los pulmones y como antitusígeno; también para los niños enfermos del ombligo, para el sudor frío,  evitar la gangrena y curar la rabia. Se menciona su utilidad como desodorante.

Más, el uso más generalizada desde el punto de vista medicinal es como antiepiléptico,  ratificado por la Sociedad Farmacéutica de México.

En Cuba, especialistas e investigadores del Instituto de Neurología y Neurocirugía han incursionado en el estudio del perfil neurofarmacológico de la decocción de hojas secas  mediante su administración aguda en animales de laboratorio.
 
Los resultados fueron alentadores luego de los experimentos realizados con
la prueba de Irwin en la conducta exploratoria, los ensayos de analgesia, el modelo de estereotipias inducidas por anfetamina y en el íleon aislado de curiel con estimulación transmural.
 
El propio brebaje también produjo una hipoactividad en la conducta exploratoria de los animales. Las decocciones de la planta redujeron la respuesta al dolor, tanto en el método del plato caliente como en la prueba del ácido acético.
 
A su vez, una de ellas redujo las contracciones del íleon aislado estimulado eléctricamente a baja frecuencia. Estos resultados tomados en conjunto definen un perfil hipnoanalgésico de la planta.

En general, los resultados indican que C. nocturnum presenta efectos farmacológicos compatibles con el lugar asignado a esta planta, dentro de la clasificación que a manera de índice aparece en el libro del sabio cubano Juan Tomás Roig, quien la incluye en el grupo de plantas medicinales narcóticas.
 
Por último recomendar que, la multiplicación del galán de noche se puede obtener a través de semillas o por esquejes, a finales de la primavera o comienzos del verano, es decir, en coincidencia con la época de floración. Para estos casos, conviene colocarlas en un sustrato que incluya turba y arena húmeda y mantenerlas en una media sombra, a una temperatura media que ronde los 20 ºC.

Lunes, 18 Agosto 2014 16:16

El galán de la noche ( I parte)

Escrito por

De niño solía dedicar parte de mis vacaciones de verano para visitar por unos días la casa de mis tíos en pleno campo. Además del disfrute de las correrías compenetres, la monta de caballos y los baños en el río, guardo en mi memoria olfativa la intensa fragancia proveniente de una mata de galán de noche, ubicada muy cerca del cuarto donde dormía.

Mis parientes siempre me advirtieron de no probar ningunos de aquellos blancos frutos en forma de ramillete. Recuerdo referían el curioso comportamiento de la madre sinsonte  que al ver a su pichón enjaulado  le proporcionaba uno de esas mortíferas cápsulas.

Ya de adulto, la curiosidad me llevó a indagar sobre las características de esta planta, que, de acuerdo a  la región de planeta, es conocida por distintos  nombres tales como   dama de noche, huele de noche, hedeondilla, hedioncilla, hediondilla, hierba del zorrillo, minoche, orcajuda negro, palo huele de noche, putanoche y cestro.

Lo cierto es que la principal característica de este arbusto de flores acampanilladas, reunidas en inflorescencias terminales, es que desprende un característico y apreciado perfume durante las horas nocturnas, motivo por el que posee su curioso nombre.

La planta en cuestión, pertenece a la especie de las solanáceas y es originaria de regiones tropicales, cuyo suave clima favorece su rápido desarrollo. El colorido de sus bellas flores varía del amarillo al blanco.
 
El galán de noche  y otras especies de género Cestrum son consideradas en Cuba como venenosas y en efecto lo son. En mayor o en menor grado  el jugo de la planta y el fruto poseen esa cualidad.

Sin embargo, ese propio extracto ha sido empleado como antiespasmódico, especialmente en el tratamiento de la epilepsia, según Standley. En  la provincia de Cienfuegos, por ejemplo, usaban el cocimiento contra las erupciones cutáneas.
 
De esta especie y de la especie hermana, C. Diurnum L., llamada galán de día o jazmín de día, dice el botánico e investigador Grosourdy que tienen propiedades tóxicas muy pronunciadas y están colocadas entre los venenos narcóticos —acres. El zumo exprimido aplicado a la dermis desprovista de su cutícula, es absorbido muy pronto y envenena con mayor fuerza y prontitud que cuando se toma por la boca. (continuará)

Sin lugar a dudas, el jazmín es más conocido y popular por la belleza y fragancia de sus flores que por las demás cualidades que posee. Los especialistas definen ese aroma como floral, cálido, animal, especiado, frutal o licorado. Es esa variedad de sensaciones olfativas la que vincula mejor al Jasminum officinale al mundo de la perfumería, a tal punto que  es la flor blanca más utilizada en esa industria.

Ahora bien, esta planta también tiene un importante valor decorativo, por lo que es de gran utilidad en cualquier jardín o parque. Además, las especies trepadoras son muy útiles con el fin de cubrir y embellecer vallas o muros, ya que, sobre todo en verano, cuando se produce la floración, este arbusto proporciona un aspecto alegre y bello.

Más, desde tiempos remotos, sobre todo en diferentes regiones de Asia  se combinaba el uso del jazmín entre sus utilidades en arreglos florales y perfumería  con el valor práctico en la elaboración de infusiones y otros menjunjes con el fin de  mitigar determinadas dolencias del organismo humano.

Entre las múltiples  propiedades medicinales de la planta está el efecto sedante que puede producir en el estado de ánimo de las personas, reducir el estrés y contribuir a la salud emocional. Tal beneficio se debe a la presencia de un compuesto orgánico llamado linalol, el mismo que proporciona el característico aroma de la flor.

Precisamente, además del linalol, las flores del jazmín contienen indol, jasmon y acetato de bencilo. Según la bibliografía consultada estos compuestos  naturales  se utilizan en la herbolaria para la elaboración de fragancias afrodisíacas, cuya  aplicación más frecuente es en masajes al cuerpo. (continuará)

Los que la conocieron decían que mi madre tenía una mano bendecida para la jardinería. Ese ángel lo acompañaba siempre, lo mismo para un trasplante que el injerto de las muchas variedades de matas de rosas que crecían en el patio de la casa.

Pero sin  lugar a dudas los mayores aciertos de esa gracia que le reconocían quienes la visitaban era la habilidad para lograr el llamado jazmín de cinco hojas, un verdadero regalo de la naturaleza, al decir de mi progenitora, pues además de la exótica fragancia posee interesantes propiedades curativas.

Se dice que esta planta es originaria de Asia, y muy difundida por todo ese continente , incluso en algunos de esos países es considerada la flor nacional. Su fama data  de hace siglos sobre todo por su dulce aroma, que se hace más intenso durante las noches.

Del Jasminum officinale, por su nombre científico, existen más de 200 variedades dispersas por todo el mundo. Si bien el aceite de las flores tiene su principal empleo en la industria de la perfumería, se le reconocen cualidades medicinales asociadas a los efectos antidepresivos, relajante del sistema nervioso, antinflamatorios, y no faltan los que le atribuyen resultados afrodiosíacos.

Muchos acudían a mi madre para procurar flores de jazmín, que luego utilizan en cocimiento para remediar determinadas dolencias. Esa infusión los abuelos la acosijaban para sanar lesiones bucales, aliviar la tos, la ronquera y algunas enfermedades de las vías respiratorias altas como la laringitis.

También de la farmacopea popular es el criterio de que tal pócima sirve para bajar la fiebre, combatir infecciones y aliviar determinados malestares estomacales. Y no faltan los consejos de aplicar el aceite de jazmín en la piel para incrementar su elasticidad, como también lo recomiendan cuando se tienen dolores musculares e inflamación. (continuará)  

La Datura o chamico es una planta psicoactiva y como la mayoría de los psicotrópicos naturales posee factores neurotóxicos. De todas las partes de este vegetal, las flores y semillas  son las más tóxicas, tal es así que más de 30 de estas últimas  pueden constituir una dosis letal.
 
Son los alcaloides los causantes de esos efectos alucinantes. Entre ellos destacan la hiosciamina, escopolamina y atropina. La actividad anticolinérgica de esos componentes  produce un delirio incontrolable de numerosas horas, cuando no la muerte, puesto que es la más venenosa de todas las solanáceas.
 
Con todos esos  antecedentes  no hay dudas de que, aunque la planta tiene aplicaciones medicinales posibles, es poco recomendable su uso casero por los venenos que posee. Luego, solo los facultativos tienen el conocimiento y la potestad para prescribirla.
 
Sin embargo, algunos textos consultados refieren su empleo en terapéutica bajo disposición médica. La atropina, por ejemplo, ha sido recomendada como antiespasmódico, broncodilatador,  astringente y acelerador de la frecuencia cardíaca. Un uso clásico ha sido en la enfermedad de Parkinson, padecimiento en el que rinde resultados buenos en manos experimentadas.

La hiosciamina, por su lado,  es un buen antiespasmódico. En tanto, la  escopolamina, a veces denominada la "droga de la verdad",  actúa como analgésico y anestésico, y en dosis inseguras actúa como alucinógeno.

El follaje de la Dacura se utiliza en veterinaria para lavar granos y heridas del ganado o emplastar heridas agusanadas. Normalmente los animales no ingieren la planta por su mal sabor; no obstante, ojo, ya que en ocasiones pueden encontrarse fragmentos de hojas o frutos  que pasan inadvertidos entre el ensilado o el pienso, y luego son ingeridos por las reses.

A unos 7 mil años antes de Cristo, para muchos rituales religiosos en la antigüedad  se empleaban   determinadas plantas  con el propósito de augurar la buena caza  para la tribu. Entre esos componentes del mundo vegetal estaba uno cuya denominación científica es Datura metel, conocida popularmente por chamico.

Se sabe que los curanderos y hechiceros egipcios dominaban bien los recursos y propiedades de estas especies que aplicaban  fundamentalmente en forma de ungüento.  Los griegos, por su parte, también conocían las cualidades curativas y delirógenas del chamico.


El sabio heleno Dioscorides, estudioso de la etnobotánica, decía que los efectos de la raíz de esta planta provocan imágenes vanas y agradables a los sentidos, si se dobla la dosis induce a la enajenación y locura durante tres días, y si se la cuadruplica, lleva la muerte.

Tal vez por esas secuelas de delirio y locura que dejan el consumo de la Datura y la forma de la flor acampanada se le nombre “trompeta del diablo”. Corroborado, además, por la aureola de magia, mitos y leyendas que se han tejido alrededor de ella, tanto en el viejo continente como el nuevo mundo.

En México, por ejemplo, desde la época prehispánica, se le nombraba toloache, que en náhuatl significa cara agachada o cabeza mirando al suelo. Quizá una de las facetas más conocidas es su capacidad y poder para las aventuras o desventuras amorosas.

La planta en sí es un arbusto de no más de un metro de altura, sus hojas y tallo despiden un olor desagradable y sus flores son alargadas y en la mayoría de las especies de color blanco. Se reproduce mediante cápsulas espinosas del tamaño de una pelota de golf que contiene numerosas semillas, las cuales  germinan con las primeras lluvias veraniegas. (continuará)

Cuenta la mitología griega que la anémona nació de la sangre que manó de un costado de Adonis, cuando este murió tras el ataque de un jabalí. Para los helénicos el nombre significa “flor del viento” y le pertenece a la diosa Venus, a la cual se le consagraba.

Pero la mística no queda ahí. Por ejemplo, los egipcios representaban en sus jeroglíficos en forma de anémona. Y otras creencias han llegado hasta nuestros días, como la de utilizar las hojas de la planta en bolsitas para talismanes eróticos.

Otros supersticiosos sostienen que para mantener el amor y la amistad y conseguir nuevos amigos hay que escribir la palabra MEHOH sobre pergamino virgen, con el jugo extraído de pétalos de anémona macerados en alcohol. El documento con la escritura  debe llevarse encima y renovarse al cabo de un año.

No faltan los que le atribuyen propiedades esotéricas cuando afirman que en  sahumerios, la flor favorece la intuición y comunica con el mundo de los espíritus.

En el lenguaje de las flores el nombre de la planta significa inestabilidad. Luego, resulta curioso y hasta extraño que muchos la aconsejen apropiada para el ramo de novia.

Lo cierto es que la anémona, o Anemone, es un género con unas 120 especies de plantas, de la familia de las Ranunculaceae que se encuentran distribuida en las zonas templadas de los Hemisferios Norte y Sur del planeta. Está estrechamente relacionado con los géneros, Pulsatilla y Hepatica, incluidos por algunos botánicos.
 
La mayoría de las especies son muy utilizadas en los jardines, sobre todo en los jardines paisajistas donde forman praderas espectaculares. Entre  las más conocidas y populares se encuentra Anemone coronaria, frecuentemente llamada anémona amapola, una planta con raíces tuberosas, con hojas divididas, parecidas al perejil, y grandes flores semejantes a amapolas.

Además de la forma, resulta muy atractiva la impresión visual que ofrece la gama de colores de sus flores, que pueden ser escarlata, carmesí, azules, púrpura y blancos.

Según consejos de abuelos, con la preparación de un aceite con pétalos de esta flor, se consigue un bálsamo excelente para los dolores de las articulaciones.
 
Entre las recomendaciones para el cultivo de la anémona cuenta que se prefiere sembrarla en suelo arcilloso, enriquecido con abono bien descompuesto, que debe estar suelto debajo de los tubérculos. En canteros se consiguen fácilmente a partir de plantar semillas.

Es aconsejable que la luz  desde semisombra a umbrío, con luz solar directa durante la mañana. En cuanto a la temperatura, si hay heladas fuertes, habrá que cubrirlas. Por su lado, tener en cuenta que esta planta se desarrollan mejor en una atmósfera húmeda.

A la hora de la siembra debe velarse porque los pequeños bulbos se planten a 5 cm de profundidad a mediados de otoño, en la tierra del jardín o en macetas para poder entrarlas en casa cuando empiecen a florecer.

El riego es aconsejable que lo efectúen frecuentemente, no abundante, más o menos diariamente, de modo que el suelo esté constantemente fresco, pero no impregnado de agua.Nunca debe estar muy seca. Al cabo de algunos años deberá reemplazar los tubérculos, ya que tienden a debilitarse. Y tenerse presente que la multiplicación es mediante división de los rizomas o por semillas.

Estas son plantas resistente a plagas y enfermedades, salvo a pulgones y caracoles.