Lunes, 03 Diciembre 2012 14:19

Los cubanos dicen…

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El uso de los llamados “dichos” o “dicharachos”, dentro del lenguaje forma parte de la comunicación entre los seres humanos. Los cubanos no están ajenos a tal fenómeno y pudieran aportar todo un tratado en la materia. No importa dónde estén, cuál sea su procedencia, formación académica, cultura o estrato social. Pudiera considerarse como una característica inherente a la nacionalidad, de fuerte arraigo en el habla popular, y de alguna manera constituye algo así como un gen común cuando del idioma se trata.

Aun cuando estas herramientas idiomáticas no estén presentes permanentemente durante una conversación entre personas nacidas en la isla caribeña, existe algún momento en el cual hacen su aparición por cualquier motivo. Casi siempre son simpáticos y detrás de ellos existe una historia que los sustenta y justifica. Aquí van algunos de ellos, bastante extendidos y que la generalidad entendería como aparece consignado entre paréntesis:

Es calcañal  de indígena. Camina con los codos.  ( Es tacaño)

Dale pirey  (Bótalo, dile que se vaya, elimínalo)

Eres más rollo que película (Eres tremendo alardoso)

Saca el cloche y desembucha  (Déjate de rodeos, concreta y habla).

Es mala chicha. (Es mala persona)

Hoy tiene el moño virado. (Está de mal humor)

Es novenero (a). Lo mismo apunta que banquea (Es bisexual)

Cantó el manisero. (Se murió)

Le cayó comején al piano. (La situación se puso mala por cualquier motivo)

Está quimba’o. (Está demente, enloqueció)

Empina el codo: ( Es adicto a la bebida)

Tiene tremendo desamparo textil . (Está escaso de ropa)

Se da lija. (Se cree importante)

Es bambollero . (Presume de lo que no tiene)

Se hace el largo. (Se demora en cumplir con algo o alguien)

Metió la pata (Se equivocó)

Se mantuvo en sus 13 ( Permaneció intransigente)

Estar en la fuácata. Estar bruja (carecer de dinero)

Hay más, por supuesto, y las condiciones propias de la vida, el desarrollo tecnológico,  otros avances y circunstancias, aportan lo suyo en este fenómeno sobre el cual seguiremos tratando.

Leer 498 veces Modificado por última vez en Lunes, 03 Diciembre 2012 14:38
Emma Sofia Morales

Lo último de Emma Sofia Morales

Más en esta categoría: « Diptongos, sin lugar para las dudas ¿Cómo escribir las siglas? »

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

volver arriba