Impresionante Revista Militar y marcha popular en Cuba

0
978
Mensaje claro al mundo el de este lunes en La Habana en suerte de plebiscito multitudinario y entusiasta: Cuba no va a renunciar a uno solo de sus principios. /Foto: Cubadebate

Cientos de miles de cubanos desfilaron durante cerca de hora y media al amanecer de este lunes en la Plaza de la Revolución José Martí, de La Habana, durante la impresionante Revista Militar y marcha del pueblo combatiente organizada en Cuba para homenajear el aniversario 60 del alzamiento de Santiago de Cuba, el desembarco del yate Granma, a las Fuerzas Armadas Revolucionarias, así como al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana y a la juventud, su principal inspiradora.

La ceremonia fue presidida por el General de Ej√©rcito Ra√ļl Castro Ruz, Primer Secretario del Comit√© Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, acompa√Īado por dirigentes del Partido, del Estado, Gobierno, de la Uni√≥n de J√≥venes Comunistas y de organizaciones de masas.

Las palabras centrales estuvieron a cargo de Jennifer Bello, miembro del Consejo de Estado y presidenta de la Federaci√≥n Estudiantil Universitaria (FEU), quien adelant√≥ lo que acontecer√≠a esta ma√Īana como muestra y expresi√≥n de unidad de un pueblo: ‚ÄúCuba no va a renunciar a uno solo de sus principios‚ÄĚ, dijo.

Al inicio de la parada militar, el Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), Leopoldo Cintra Fr√≠as, salud√≥ a las tropas formadas, acompa√Īado de los viceministros Ram√≥n Espinosa Mart√≠n y Joaqu√≠n Quintas Sol√°. Gran simbolismo: fueron estos tres generales de cuerpo de ej√©rcito quienes hace un mes escoltaron las cenizas de Fidel en distintos tramos de la caravana por todo el pa√≠s.

La revista estuvo compuesta por tres bloques: uno histórico, a la cabeza del cual desfiló la caballería mambisa, otro militar integrado por varios componentes de las FAR, el Ministerio del Interior y las Milicias de Tropas Territoriales, entre ellos instituciones académicas militares, secciones de los ejércitos Occidental, Central y Oriental, la División de Tanques, las Tropas Especiales, la Marina de Guerra Revolucionaria y el Ejército Juvenil del Trabajo; y en el cierre de la parada un bloque popular que simbolizó el principio conocido como Guerra de Todo el Pueblo, en el cual participaron los consejos populares de defensa, milicias estudiantiles y Brigadas de Producción y Defensa.

Simbolismo de continuidad tambi√©n en el desfile de m√°s de tres mil pioneros de la ense√Īanza primaria como custodios del yate Granma, r√©plica exacta de aquel en el que 82 expedicionarios desembarcaron en 1956 en el oriente de Cuba, siete d√≠as despu√©s de haber levado ancla en el puerto de Tuxp√°n, M√©xico. Eran ellos los primeros en el desfile popular, y junto a los m√°s peque√Īos, un nutrido grupo de internacionalistas y 90 j√≥venes de diferentes ense√Īanzas en representaci√≥n de las columnas guerrilleras de la Sierra Maestra, de los muchachos imberbes que a inicio de la Revoluci√≥n hicieron la proeza de librar a Cuba del analfabetismo.

A continuaci√≥n la multitudinaria marcha de los trabajadores, estudiantes y la poblaci√≥n en general de toda Cuba, representada por decenas de miles de habaneros y pobladores llegados desde las vecinas provincias de Artemisa y Mayabeque. Frases como ‚ÄúYo soy Fidel‚ÄĚ, ‚ÄúCuba es Fidel‚ÄĚ, ‚ÄúTodos somos Fidel‚ÄĚ o ‚ÄúFidel es un pueblo‚ÄĚ, fueron coreadas por los asistentes a la hist√≥rica concentraci√≥n, que tuvo lugar cuando a√ļn est√°n frescas en la memoria de los cubanos las jornadas de homenaje p√≥stumo al padre de la Revoluci√≥n Cubana, Fidel Castro.

Dejar respuesta