Impresionante Revista Militar y marcha popular en Cuba

0
754
Mensaje claro al mundo el de este lunes en La Habana en suerte de plebiscito multitudinario y entusiasta: Cuba no va a renunciar a uno solo de sus principios. /Foto: Cubadebate

Cientos de miles de cubanos desfilaron durante cerca de hora y media al amanecer de este lunes en la Plaza de la Revolución José Martí, de La Habana, durante la impresionante Revista Militar y marcha del pueblo combatiente organizada en Cuba para homenajear el aniversario 60 del alzamiento de Santiago de Cuba, el desembarco del yate Granma, a las Fuerzas Armadas Revolucionarias, así como al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana y a la juventud, su principal inspiradora.

La ceremonia fue presidida por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, acompañado por dirigentes del Partido, del Estado, Gobierno, de la Unión de Jóvenes Comunistas y de organizaciones de masas.

Las palabras centrales estuvieron a cargo de Jennifer Bello, miembro del Consejo de Estado y presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), quien adelantó lo que acontecería esta mañana como muestra y expresión de unidad de un pueblo: “Cuba no va a renunciar a uno solo de sus principios”, dijo.

Al inicio de la parada militar, el Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), Leopoldo Cintra Frías, saludó a las tropas formadas, acompañado de los viceministros Ramón Espinosa Martín y Joaquín Quintas Solá. Gran simbolismo: fueron estos tres generales de cuerpo de ejército quienes hace un mes escoltaron las cenizas de Fidel en distintos tramos de la caravana por todo el país.

La revista estuvo compuesta por tres bloques: uno histórico, a la cabeza del cual desfiló la caballería mambisa, otro militar integrado por varios componentes de las FAR, el Ministerio del Interior y las Milicias de Tropas Territoriales, entre ellos instituciones académicas militares, secciones de los ejércitos Occidental, Central y Oriental, la División de Tanques, las Tropas Especiales, la Marina de Guerra Revolucionaria y el Ejército Juvenil del Trabajo; y en el cierre de la parada un bloque popular que simbolizó el principio conocido como Guerra de Todo el Pueblo, en el cual participaron los consejos populares de defensa, milicias estudiantiles y Brigadas de Producción y Defensa.

Simbolismo de continuidad también en el desfile de más de tres mil pioneros de la enseñanza primaria como custodios del yate Granma, réplica exacta de aquel en el que 82 expedicionarios desembarcaron en 1956 en el oriente de Cuba, siete días después de haber levado ancla en el puerto de Tuxpán, México. Eran ellos los primeros en el desfile popular, y junto a los más pequeños, un nutrido grupo de internacionalistas y 90 jóvenes de diferentes enseñanzas en representación de las columnas guerrilleras de la Sierra Maestra, de los muchachos imberbes que a inicio de la Revolución hicieron la proeza de librar a Cuba del analfabetismo.

A continuación la multitudinaria marcha de los trabajadores, estudiantes y la población en general de toda Cuba, representada por decenas de miles de habaneros y pobladores llegados desde las vecinas provincias de Artemisa y Mayabeque. Frases como “Yo soy Fidel”, “Cuba es Fidel”, “Todos somos Fidel” o “Fidel es un pueblo”, fueron coreadas por los asistentes a la histórica concentración, que tuvo lugar cuando aún están frescas en la memoria de los cubanos las jornadas de homenaje póstumo al padre de la Revolución Cubana, Fidel Castro.

Dejar respuesta