Huracán María “le echó el ojo” a Dominica

En menos de 24 horas el decimoquinto organismo tropical de la actual temporada ciclónica transitó de la segunda categoría a la máxima gradación en la escala Saffir-Simpson para huracanes

0
564
Alrededor de las 9:30 de la noche del lunes, hora de Cuba, el ojo del huracán Irma tocó tierra por vez primera en Dominica, /Imagen: CNNweather
Alrededor de las 9:30 de la noche del lunes, hora de Cuba, el ojo del huracán Irma tocó tierra por vez primera en Dominica, /Imagen: CNNweather

Menos de dos semanas después de que “Irma” devastara la región, el huracán María se abalanzó esta noche sobre las llamadas Islas de Sotavento, en el arco de las Antillas Menores, con vientos de hasta 260 kilómetros por hora, superiores en rachas, convertido en catastrófico organismo de máxima gradación de la escala Saffir-Simpson, en su ruta hacia el noroeste, que lo llevará el miércoles sobre Puerto Rico.

De acuerdo con imágenes, el organismo meteorológico tocó tierra por Dominica alrededor de las 9:30 p.m., hora local de Cuba. Tras su largo trecho de aproximadamente mil kilómetros sobre las aguas del Atlántico Central, el ojo o vórtice del descomunal remolino penetró en tierra por un punto cercano a la localidad de Rosalie, en la parroquia de Saint David, una de las diez demarcaciones en que se divide esta isla miembro de la Mancomunidad de Naciones ubicada entre los territorios franceses de ultramar de Guadalupe, al norte, y Martinica, al sur.

En previsión de que éste podría ser el peor ciclón que ha pasado por Dominica, las autoridades ordenaron a los residentes cercanos al mar acudir a los refugios habilitados por el Gobierno local e instaron a la ciudadanía a resguardarse.

Todos los puertos de la isla fueron cerrados y de acuerdo con el servicio de meteorología local, en la porción oriental se reportaban acumulados de hasta 30 centímetros de lluvia de los anillos exteriores del huracán.

Desde la tarde, los residentes de la isla –de unos 73 mil habitantes– daban cuenta en las redes sociales de intensas lluvias, fuertes vientos e inundaciones y marejadas en las costas.

Antes de la llegada del huracán a Dominica ya eran visibles los primeros efectos en la isla. /Foto: Twitter Antigua Met Service
Antes de la llegada del huracán a Dominica ya eran visibles los primeros efectos en la isla. /Foto: Twitter Antigua Met Service

En un dramático mensaje trasmitido en su cuenta de Facebook, Roosevelt Skerrit, primer ministro de la nación miembro del ALBA y de PetroCaribe, escribió sobre los embates del destructivo meteoro: “Duro! duro! Duro! (…) Mi techo no está más. Estoy completamente a merced del huracán (…) La casa se está inundando”.

Poco después, la máxima autoridad de la Isla agregó haber sido evacuado por rescatistas y continuó impartiendo órdenes a sus conciudadanos, a quienes conminó a refugiarse en zonas altas.

“No esperen a que el río se desborde para entonces tratar de cruzarlo o caminar a través de calles inundadas”, había advertido Skerrit horas antes en una conferencia de prensa.

Las lluvias fuertes en países montañosos como Dominica y Santa Lucía pueden generar deslaves y desbarrancar viviendas.

Horas antes de que “María” impactara a Dominica, el primer ministro Roosevelt Skerrit había insistido en una conferencia de prensa: "No esperen a que el río se desborde para entonces tratar de cruzarlo o caminar a través de calles inundadas". /Foto: Twitter Antigua Met Service
Horas antes de que “María” impactara a Dominica, el primer ministro Roosevelt Skerrit había insistido en una conferencia de prensa: “No esperen a que el río se desborde para entonces tratar de cruzarlo o caminar a través de calles inundadas”. /Foto: Twitter Antigua Met Service

La isla de Santa Lucía, con una población de cerca de 180 mil habitantes, recibió el azote de María pocos días después de haber recopilado provisiones de emergencia para las islas vecinas devastadas por Irma.

El primer ministro interino Lenard Montoute urgió a los residentes a “mantenerse alerta”.

Pero Santa Lucía parece haber escapado de la furia de María, dijo la organización local de manejo de emergencias (NEMO). No obstante, sí se reportaron deslaves, inundaciones y cortes de electricidad.

Al norte de las Antillas Menores, en Antigua y Barbuda, los residentes pasaron la jornada tapiando puertas y ventanas.

Antigua no sufrió mayores destrozos durante el paso de Irma, pero la mayoría de las casas de su isla hermana, Barbuda, quedaron destruidas y cientos de personas aún viven en refugios.

Ian Edwards, un empresario jubilado de 69 años, contó que tenía todo dispuesto para recibir un huracán debido a que aún no había vuelto a la normalidad después de Irma.

Volví a podar los árboles hoy y todo lo que necesito es cerrar las contraventanas y rezar para que María sea gentil con nosotros”, dijo.

Datos del último boletin meteorológico emitido por el Centro Nacional de Huracanes a las 11:00 p.m., de este lunes.
Datos del último boletín meteorológico emitido por el Centro Nacional de Huracanes a las 11:00 p.m., de este lunes, permiten concluir que el huracán María batió durante hora y media a la pequeña isla antillana con vientos de 260 kilómetros por hora.

Este lunes Martinica y Guadalupe también suspendieron las clases y activaron a todas sus fuerzas de seguridad: bomberos, policías, gendarmes y militares.

En la isla de San Martin reactivaron los refugios habilitados durante el paso de Irma y las autoridades se preparan para el peor escenario posible, como el riesgo de inundaciones.

Tras cruzar el arco de las Antillas Menores por Dominica, se espera que el huracán María llegue a las Islas Vírgenes y de ahí a Puerto Rico en las primeras horas de la mañana del miércoles. (Resumen de agencias)

Dejar respuesta