Hospital General de Cienfuegos por mas calidad y eficiencia en los servicios

En el contexto de la jornada por el Día de la Ciencia Cubana, el colectivo del Hospital General Universitario Gustavo Aldereguía Lima, de Cienfuegos, hizo un recuento de la labor realizada durante 2019 y sentó las pautas de su Plan de Gestión para el quinquenio 2020-2025, el cual busca pavimentar el camino hacia nuevos éxitos.

Al lanzar una mirada escrutadora a los principales hitos del año anterior, el encuentro permitió debatir sobre logros e insatisfacciones, mientras posibilitó a los presentes deslindar vías que materialicen el objetivo de alcanzar mayor calidad, calidez y eficiencia de los servicios.

De acuerdo con la Dra. Yagén María Pomares Pérez, directora de la institución, durante el período analizado la labor del colectivo se desarrolló en un contexto marcado por el envejecimiento poblacional, la disminución progresiva de la natalidad, con más de 300 nacimientos menos, la alta presencia de enfermedades crónicas no transmisibles, una elevada presión asistencial, el incremento de enfermedades emergentes y reemergentes asociadas a la resistencia antimicrobiana, además de una situación epidemiológica compleja y la crisis económica global que matiza el nivel de actividad del hospital.

Sobresalieron en la etapa los resultados favorables del Centro Materno Infantil, con indicadores de excelencia, el Centro Provincial de Urgencias Médicas, la actividad quirúrgica, donde aumentó la cirugía electiva y disminuyó la de urgencia, la consulta ambulatoria, donde se atendieron más de 115 mil pacientes, mientras se logró proyectar a la comunidad 23 especialidades.

Relacionado || El Hospital y la vida

Varias intervenciones coincidieron en la necesidad de incrementar la cirugía mínimamente invasiva, fomentar el rol de los jefes de servicios, llevar a cero el número de personas que fuman dentro de la instalación. También se refirieron a la importancia de que el servicio de Geriatría se proyecte a todas las áreas, debido a los retos que impone el envejecimiento de la población a la actividad asistencial.

Al referirse a la ejecución del presupuesto, Pomares Pérez insistió en la necesidad de lograr una gestión más eficiente y abogó por que se aplique el método clínico en la atención al paciente.

Según trascendió en la reunión, entre las debilidades que presenta el Gustavo Aldereguía Lima figura el déficit de recursos humanos en algunas especialidades y áreas, la escasa proyección de profesores titulares en múltiples escenarios, la insuficiente gestión hotelera, entre otras fisuras.

No obstante, la institución cuenta también con muchas fortalezas, con base, sobre todo, en un capital humano muy comprometido. Ello hará posible la consecución de los objetivos estratégicos para los próximos cinco años, los cuales buscan impactar en el desarrollo organizacional y el avance de ese capital humano.

Animados por la misión de promover la salud, enfrentar las enfermedades, sus riesgos y secuelas, así como mejorar la vida de la población, los más de 3 mil trabajadores del Gustavo Aldereguía Lima cerraron un ciclo y comenzaron otro con el afán de hacer realidad el eslogan que lo acompaña desde que fuera fundado por Fidel en 1979: “ser símbolo de la salud, la vida y la felicidad de los cienfuegueros”.

Yudith Madrazo Sosa

Yudith Madrazo Sosa

Periodista y traductora, amante de las letras y soñadora empedernida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir