Hospital de Cienfuegos revitaliza sus escenarios docentes

2
1389
Placa que recuerda el aula donde se fundara la revista Finlay, importante publicación científica que prestigia a Cienfuegos. Debajo, también grabado en bronce, el facsímil de la nota que les dedicara el Comandante en Jefe en una de las ediciones: “Un saludo fraternal a los lectores de Finlay. Los felicito. Fidel Castro Ruz (firma) Nov. 1, 89”. /Foto: Efraín Cedeño
Placa que recuerda el aula donde se fundara la revista Finlay, importante publicación científica que prestigia a Cienfuegos. Debajo, también grabado en bronce, el facsímil de la nota que les dedicara el Comandante en Jefe en una de las ediciones: “Un saludo fraternal a los lectores de Finlay. Los felicito. Fidel Castro Ruz (firma) Nov. 1, 89”. /Foto: Efraín Cedeño

Cuando hace casi un año atrás asistíamos al balance de los resultados del Hospital, escuchábamos entre los anhelos más inmediatos de sus directivos, recuperar las aulas y áreas docentes de la institución, deterioradas por el tiempo de uso. Habían transcurrido 37 años desde que fuera concebido, y de aquella época a la actualidad la matrícula de la Universidad Médica se había multiplicado varias veces, además de necesitar reparación, sustitución del mobiliario y de los medios. Con satisfacción acudimos a la unidad médica y el panorama apreciado ahora es bien distinto.

Los directivos del lugar se formaron allí, en sus aulas y en una de ellas, la número 3 del tercer piso, resultó escenario de fundación de la revista Finlay por tres talentosos muchachos para entonces: Salvador Tamayo Muñiz, Yamila De Armas Águila y Pedro Orduñez, hecho señalado allí con una placa que recuerda el devenir de los estudiantes de Medicina y de otras importantes especialidades y tecnologías de la Salud. Para conocer las particularidades del cronograma de restauración y mantenimiento conversamos con la Dra. Iris González Mora, jefa del departamento de Docencia e Investigaciones del Hospital Provincial:

“Ya comenzamos con el aula 3 de las galerías, que está lista, habilitada para 60 alumnos, todo el mobiliario nuevo, pizarra, mural informativo, ventiladores, iluminación; y trabajamos en el resto. Queremos incluso mantener la numeración tradicional. Más adelante se alistarán las aulas dispuestas en algunas salas, como por ejemplo los servicios de Medicina Interna, de Nefrología, entre otros, que son muy útiles para el estudio y la docencia.

“Por esta institución pasan todos los estudiantes, los de la carrera de Medicina a partir del tercer año, pero el resto, desde el primero. La matrícula va en ascenso y para ese fenómeno debemos estar preparados. Son muy útiles estos espacios, donde a la vez que aprenden, trabajan, de modo que debemos brindarle las comodidades para su mejor preparación durante el proceso docente. Acá se hace la residencia de 30 especialidades, incluida la de Pediatría, que en algunos momentos rota por el Hospital.

“La institución cuenta, además, con el Centro de Convenciones, dotado de salones y aulas de conferencias para postgrados, equipados de toda la tecnología necesaria. Por acá pasan los residentes, sesionan los cambios de categorías, tribunales científicos, entre otros, en bien del desarrollo del conocimiento que se pone al servicio del mejoramiento de la calidad de vida de los cienfuegueros”, sentenció González Mora.

Así, en la medida en que el “Gustavo Aldereguía Lima” se recupera y adquiere nuevas tecnologías, aumenta la preparación de los estudiantes, al tiempo que se retroalimentan de profesores, especialistas y pacientes, quienes a su entera disposición les permiten llegar al mañana.

La Dra. Iris González Mora, jefa del Departamento de Docencia e Investigaciones del Hospital Provincial, muestra una de las aulas rehabilitadas en el principal centro asistencial cienfueguero. /Foto: Efraín Cedeño
La Dra. Iris González Mora, jefa del Departamento de Docencia e Investigaciones del Hospital Provincial, muestra una de las aulas rehabilitadas en el principal centro asistencial cienfueguero. /Foto: Efraín Cedeño

2 Comentarios

  1. Ahora quedan muchas horas de estudio para ser como la profesora Iris y muchísimos más médicos cubanos. Gracias, Magalys por tus buenos artículos, que mantienen al pueblo informado de cada detalle.

  2. Excelente profesora nadie mejor que usted puede llevar dos nobles profesiones a la vez… Médico y Maestro…Un orgullo para mí ser su alumna.En nombre de los estudiantes de medicina… Gracias….

Dejar respuesta