El Hospital de Cienfuegos y tres pedidos: confianza, disciplina y respeto

El Hospital Provincial Gustavo Aldereguía Lima, única institución para la atención secundaria de salud a adultos en el territorio, presta asistencia médica a más de 400 mil habitantes, excepto las edades pediátricas. Tiene una capacidad de 640 camas, y de ellas, 45 pertenecen al Centro de Especialidades Ambulatorias (CEA), adscrito al Complejo Hospitalario. Lo expuesto detalla la difícil situación de flujo de trabajo y personal allí, agudizada ante una epidemia de Covid-19, producida por un virus, el SARS-CoV-2, de alta letalidad y contagio. Sobre cómo ha enfrentado y enfrenta la enfermedad, con cobertura al resto de las especialidades, y la aplicación de los protocolos de bioseguridad intra y extra hospitalarios, 5 de Septiembre conversa con su directora, la Dra. Yagen Pomares Pérez.

«La pandemia, como afectación sanitaria importante ha conllevado a modificaciones, tanto en el actuar como en la implementación de los sistemas de trabajo. Desde finales del año pasado, cuando realizábamos el balance y poníamos en perspectiva todos los objetivos a alcanzar para este 2020 que ya casi termina, preveíamos cómo actuar ante cualquier situación diferente que se nos presentara. Para los imprevistos siempre debemos estar preparados.

“Desde enero, ya en conocimiento de las alertas de la Organización Mundial de la Salud, pensamos en la posibilidad de que nos alcanzara la epidemia, y en el mes de marzo, era declarada pandemia por la Covid-19. ¿Cuáles fueron los retos para el HGAL? Se trataba del único hospital para adultos, general, quirúrgico y docente, con la responsabilidad de atender a toda la población de la provincia. De este modo, ante situaciones sanitarias de tal magnitud, implicaba una organización del trabajo para enfrentarla de la manera en la que lo hemos estado haciendo, teniendo en cuenta, en primer lugar, la opinión del pueblo, que recibimos en retroalimentación constante, en aras de lograr el manejo de los sospechosos de Covid-19, sin afectar al resto de los pacientes.

«Debimos imbricar dos hospitales en uno solo, y evitar riesgos de infestación, además, de los trabajadores del centro, y un brote dentro de la institución. Entonces se rediseñó el Cuerpo de Guardia, para evitar a toda costa el contacto de quienes acudían con infecciones respiratorias y otros síntomas con los que se muestra la Covid-19. Así se mantuvo desde marzo, hasta muy reciente, cuando un nuevo diseño se ha puesto a disposición de recibir y clasificar a quienes acuden ante sospecha. Cuando el país se declara en plena transmisión del SARS-CoV-2, en marzo, el CEA se transforma con brevedad en el centro de atención a sospechosos. Es preciso recordar que el Centro de Especialidades Ambulatorias, forma parte de un complejo hospitalario, centrado por el HGAL, que depende de este, con una dirección autónoma y equipo propio de trabajo, en el cual interactúan especialistas de uno y otro hospital, estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas, residentes en formación, porque también resulta escenario docente para la actividad quirúrgica, hospitalización, Medicina Natural y Tradicional, entre otras. Así, el CEA pasa a jugar un importante papel, al convertirse, casi en horas, en el lugar donde se atendieron a sospechosos de Covid-19, tanto adultos como en edades pediátricas. Cuando se controla la epidemia en Cienfuegos, retorna a sus funciones originales, con la misma agilidad con la que se montó. Fue un entrenamiento, y demostró el sentido de pertenencia de su equipo de trabajo.

En primera línea contra la covid-19 en Cienfuegos: Memorias de los 77 días del CEA (+Galería)

“Mientras, el ala derecha del Centro Provincial de Emergencias Médicas, conocido popularmente como el Cuerpo de Guardia, continuó recibiendo sintomáticos y pacientes con enfermedades respiratorias agudas, en el ala derecha, donde radicaba el código amarillo».

¿Está libre el HGAL, a esta fecha, de brotes intrahospitarios de Covid-19?

«Sí, por el diseño de los flujos de trabajo, y la responsabilidad de nuestros trabajadores al adoptar las medidas de bioseguridad».

Vista general del Hospital General Universitario Dr. Gustavo Aldereguía Lima (HGAL). /Foto: Karla Colarte

Vista general del Hospital General Universitario Dr. Gustavo Aldereguía Lima (HGAL). /Foto: Karla Colarte (Centro de Documentación).

¿Continúan con el ritmo de atención y asistencia de antes de la epidemia?

«Desde que se decretara para Cienfuegos la etapa de nueva normalidad, pensamos en cómo continuar desarrollando las funciones propias del Hospital, en el empeño de lograr la satisfacción de la población. Los índices ocupacionales demuestran que permanecen ingresados un promedio de 570, las cifras más altas recogidas, para lo que es preciso lograr dinamismo en la atención adecuada en la institución. Y acabamos de recuperar el Cuerpo de Guardia, espacioso, grande, donde las principales especialidades retornaron a sus espacios habituales, se logra satisfacción de nuestros equipos de trabajo de guardia y de los pacientes, para que puedan estar mejor atendidos y más cómodos».

¿Cómo funciona entonces la recepción y clasificación de sospechosos y pacientes con IRA?

«Rescatamos una puerta lateral clausurada, antiguamente usada para Anatomía Patológica, ubicada después de la entrada exterior al Código Rojo. Se entra directamente a una consulta, en la que se mantiene el mismo equipo entrenado y que ha trabajado desde los inicios de la epidemia: intensivistas, clínicos y enfermeros; tienen un área de espera y para camillas, y el pasillo conduce, directamente a la Unidad de Cuidados Intensivos Quirúrgicos, convertida en sala de atención a sospechosos. Tiene capacidad para 20 camas, con una unidad de atención al grave incorporada, atendida por personal especializado».

Doctora, según los protocolos, en Cienfuegos solo reciben asistencia sospechosos a la Covid-19, ¿continúa así en esta etapa?

«Sí, acá solo recibimos sospechosos en cualquiera de sus variantes; al confirmarse con el SARS-CoV-2, son transferidos de inmediato y observando medidas de bioseguridad a Santa Clara, los extranjeros, y al Hospital Militar de Matanzas, los cubanos. Ante un aumento de casos, están previstas otras acciones relativas a los centros que estaríamos destinando para la atención y que se informarían de manera oportuna. Es preciso aclarar que los positivos que diagnostica la Atención Primaria de Salud, no pasan por el Hospital, sino que son trasladados de manera directa a Matanzas o Villa Clara».

¿Cómo se controla el riesgo biológico en el resto de las áreas?

«Se mantiene una estrecha vigilancia en sitios centinelas de nuestro Hospital. Por ejemplo, las salas de respiratorio, la 12A y 12B, que se mantienen con sus equipos de trabajo desde el inicio de la epidemia; allí se les realiza PCR a los pacientes, porque no deben tener acompañantes; en la de ‘Síndrome Febril Inespecífico’, donde se vigilan clínicamente a pacientes con arbovirosis, y tomando en consideración que la fiebre es un síntoma de Covid-19, además de los test de monosueros, también se les hace PCR; en las terapias y en la UCI Clínica se toman muestras para pruebas de biología molecular y hay vigilancia. Todo este proceder busca detectar algún enfermo con el SARS-CoV-2 que no se diagnosticara y evitar el contagio, aplicando el protocolo de actuación si fuera necesario».

¿Podría comentar a nuestros lectores sobre los proyectos a futuro del «Gustavo Aldereguía Lima»?

«Durante 2020 hemos tratado de que la institución sea resiliente, porque en medio de una epidemia hemos implementado un sistema de trabajo que permita a la institución no alejarnos de los sueños, ideas y motivaciones, es decir resistir; apostamos entonces al desarrollo. Ya logramos acreditar dos especialidades, las de Medicina Interna y la Intensiva; estamos listos para proceder de igual manera con la Oftalmología y la Endocrinología, con la cooperación de la Universidad de Ciencias Médicas, en la formación y calidad de la atención. Estamos limitados, por la situación económica que atraviesa el país, en desarrollar el área quirúrgica; estamos mirando las posibilidades de la Neurología y la Nefrología con el empeño de sus colectivos. En visita del jefe del Grupo Nacional de Neurología, se pudo ver y palpar las potencialidades del CEA, casi únicas en el país para implementar mejoras en la rehabilitación de los pacientes; se puede alcanzar el validismo y mejorar la calidad de vida de pacientes afectados por enfermedades cerebro-vasculares. En Cardiología estamos iniciando en el Área III, la rehabilitación de pacientes con enfermedades cardiovasculares; y preparamos en Villa Clara el personal del Laboratorio Cardiovascular a implementarse en el Hospital; ya recibimos las esteras. De tal modo, además de pensar en la covid-19, ponemos la mira en el desarrollo de muchas áreas y especialidades, sin perder de vista que se trata de patologías que están entre las primeras causas de muerte en el país y en Cienfuegos en particular.

«La docencia en función de la capacitación también se ha desarrollado, constituye una herramienta para lograr resultados diferentes; la Covid nos ha obligado a ser integrales en ese sentido, un saldo que nos dejará esta epidemia, en la preparación del personal de servicio y asistencial, sin dudas.

No podemos olvidar las deudas que tenemos con el pueblo en función de desarrollar aspectos vitales».

Por último, ¿qué mensaje trasmitirías al pueblo en las circunstancias actuales?

«En primer lugar le pediría a nuestra gente: confianza, como nos ha enseñado la dirección del país, confianza  en el Hospital, en el sistema provincial de Salud, en el Gobierno y el Partido. En segundo lugar: disciplina, acatar las orientaciones y recomendaciones de protección y seguridad. En tercer lugar, respeto al personal del centro, a los especialistas, a los vecinos, a los directivos, a las instituciones. En el cumplimiento de esos tres pedidos, va quelogremos sostener el éxito de hasta ahora, y salgamos de esta situación sanitaria».

Magalys Chaviano Álvarez

Magalys Chaviano Álvarez

Periodista. Licenciada en Comunicación Social por la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de la Universidad de Cienfuegos.

Un Comentario en “El Hospital de Cienfuegos y tres pedidos: confianza, disciplina y respeto

  • Avatar
    el 27 noviembre, 2020 a las 12:11 pm
    Permalink

    Soy de Madrid, de Mingorrubio, he ido a Cienfuegos varias veces, amo a Cuba, quiero mandar un fuerte abrazo a todos los cubanos y en especial a mis amigos de Cienfuegos, y en especial también y sigo discriminando, pero es que no me queda más remedio a todos los sanitarios del Hospital, y sigo discriminando porqué no, siempre en sentido positivo, a una persona entrañable, la doctora Belkys Rodriguez Llerena.
    Brindo por todos ustedes y por ella, larga vida. Espero que me entiendan.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir