Honduras se prepara para nueva elección presidencial

Más de cinco millones de hondureños están llamados a votar en las elecciones generales del próximo domingo 28 de noviembre para elegir al sucesor de Juan Orlando Hernández, quien ha estado al mando del país centroamericano por dos períodos consecutivos (2014-2018 y 2018-2022). 

Además de votar por el próximo mandatario, los catrachos elegirán a tres designados presidenciales, a 20 miembros del Parlamento Centroamericano, a 128 diputados del Congreso Nacional y a 298 alcaldes y sus respectivos regidores.

En la boleta aparecen catorce candidatos a la Presidencia, aunque solo dos aspirantes se perfilan como los favoritos. Por un lado, la candidata izquierdista de Libertad y Refundación (Libre), Xiomara Castro, esposa del expresidente Manuel Zelaya, quien fue depuesto mediante un golpe de Estado en 2009. Mientras que por parte del oficialista Partido Nacional se presentó el conservador Nasry ‘Tito’ Asfura, actual alcalde de la capital, Tegucigalpa.

Prueba del Sistema de Identificación Biométrica en Ojojona, Honduras. /Foto: Twitter @CneHonduras

La población hondureña se vio privada de escuchar a los principales aspirantes discutir sobre sus principales proyectos en materia de seguridad, justicia, salud o educación. Tanto Castro como Asfura se ausentaron del debate presidencial organizado por la Universidad de San Pedro Sula a mediados de octubre.

Polos opuestos

Los aspirantes del Partido Nacional y de Libre representan polos opuestos de cara a esta jornada electoral.

Asfura declaró en campaña que «el papá gobierno no puede seguir operando de la forma como está operando». Para el candidato del Partido Nacional, es indispensable la descentralización, por lo que se mostró partidario de que sean los municipios quienes administren el presupuesto y ejecuten los programas estatales.

En contraste, Castro proclama que es indispensable que el Estado nuevamente asuma su «responsabilidad de planificar todas sus políticas y actividades sociales», en lo que refiere a los asuntos económicos, de seguridad y de medio ambiente.

Pobreza, violencia y migración

El país centroamericano llega a estos comicios en medio de varios problemas estructurales que se han agravado durante la actual administración de Hernández.

Entre los principales indicadores que dan cuenta de la grave situación que atraviesa Honduras está la pobreza, que se estima que alcance al 70% de la población al cierre de este año, debido al impacto de la pandemia de covid-19. A este panorama se suma la violencia, ya que la nación registró la tasa de homicidios más alta de Centroamérica en 2020 y padece las consecuencias de la acción de grupos pandilleros, muchos de ellos dedicados al narcotráfico.

Estos indicadores, aunados a la caída de 9 % del Producto Interno Bruto (PIB) que se registró en 2020, así como la inseguridad alimentaria que provocaron los recientes huracanes Eta e Iota, han empujado más que nunca la migración irregular hacia EE.UU.

José Francisco, de Honduras, lleva a su hija durante la caravana hacia la frontera de EE.UU., 22 de noviembre de 2021. /Foto: José Luis González (Reuters)

Datos recientes constatan que la detención de los migrantes irregulares hondureños en EE.UU. es, en proporción, superior a la de ciudadanos provenientes de Guatemala y El Salvador. Las causas de estas movilizaciones hacia el norte son diversas, pero la mayoría tiene relación directa con la búsqueda de mejores condiciones de vida.

Para esta elección, la OEA desplegará a 91 especialistas y observadores en 17 de los 18 departamentos hondureños. Por su parte, unos 70 integrantes de la Misión de Observación Electoral (MOE) de la Unión Europea realizarán un seguimiento a la jornada.

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir