Homenaje a Antonio Gades

Con la llegada del mes de abril, la Compañía Flamenca de la provincia de Cienfuegos, dirigida por el reconocido bailarín Joel Zamora iniciará un recorrido por los principales teatros de Cuba para ofrecer el espectáculo musical Homenaje a Antonio Gades.

Junto a algunos de los integrantes de la agrupación sureña, Zamora dio a conocer a este sitio algunas de las particularidades de las puestas en escenas que comenzarán por las provincias orientales.

“Este homenaje a Gades consiste en llevar a las tablas la trilogía hecha con Carlos Saura: Amor brujo, Bodas de sangre y Carmen. Son tres piezas que conformaron el cineasta y Gades e hicimos una recopilación de las principales escenas de cada una de las películas y las empastamos en ese espectáculo.

Se respetaron las concepciones artísticas y escenográficas de Saura y Gades; la manera de ambientar las diferentes escenas las logramos con atrezo y escenografía de nosotros llevadas al teatro y respetamos, también los diseños coreográficos creados por Gades y su compañía a la hora de ejecutar cada una de estas obras.

A la hora de interpretar las obras, cada creador incluye algún granito de arena en el sentido artístico, pero insisto en que respetamos al máximo las piezas originales”.

¿Quieres decir que con esos mínimos aportes, hay algo de la cultura cubana en el espectáculo?

Bueno, estamos nosotros que somos cubanos. Pero desde el punto de vista escénico y artístico, no.

¿Por qué surge la idea de honrar a Gades?

“Entre otras cosas porque Antonio Gades es una figura cimera del arte flamenco a nivel internacional y si nosotros nos dedicamos a ese género, específicamente, al flamenco más tradicional, pues creo que es un deber de nosotros.

Además, Antonio Gades fue un motor impulsor fuerte cuando yo era niño. Recuerdo que cuando ponían las tandas en los cines de 35 milímetros, yo repetía todas las tandas para ver Carmen, Amor brujo y sin saber bailar todavía intentaba ver por dónde se movían, cómo podía pintar en un papel los diferentes movimientos para, entonces en casa, nutrirme de aquellas cosas que veía.

Por otra parte, Antonio Gades es un amigo indiscutible de Cuba, pidió que sus restos estuvieran acá, en el Segundo Frente Oriental y allá fuimos hace un mes, depositamos flores y dimos un concierto en ese mismo poblado. Ahí fue cuando me decidí a conformar el espectáculo.

Recuerdo que, de Santiago de Cuba salimos para Manzanillo, en la provincia de Granma y allá mismo empecé a montar la obra. Fue en los ratos libres y cuando regresé a Cienfuegos, sin dejar las otras ideas, concebimos el Homenaje a Antonio Gades”.

Joel Zamora es uno de los bailarines de la región central que más cultiva el baile flamenco. Recientemente, cumplió 25 años de vida artística y es director de la Academia que lleva su nombre en la ciudad de Cienfuegos.

¿Hubo cambios con las bailarinas para este espectáculo o mantuviste la plantilla habitual?

“Sí, hubo cambios para respetar las obras originales. Normalmente, son cuatro las muchachas junto a los guitarristas. Pero para esta ocasión, desde el punto de vista danzario utilicé las alumnas de quinto nivel de nuestra Academia. Pasamos cuatro más para su adiestramiento, así concretamos la coreografía y creo que lo logramos. Pero el público lo confirmará o no, al final”.

Hoy es el cienfueguero Zamora quien lo presenta como uno de sus ídolos y figura digna de imitar, antes; y luego de su fallecimiento en el 2004, digna de mantener en la cima de los artistas internacionales que defendió siempre la cultura de su país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir