¿Guinda o cereza?

3
796
Alimento que también previene enfermedades

Antaño, en Cuba era muy común encontrar en patios y parcelas el cultivo del árbol del cerezo. Sin embargo, de un tiempo acá la costumbre de sembrar este tipo de planta se ha perdido, a tal punto que muchos jóvenes apenas conocen sus frutos.

La política de reforestación que llevan a cabo los organismos encargados de tal programa en nuestro país, prevé la plantación de frutales. Luego, es aconsejable que dentro de las variedades de éstos se tenga también en cuenta esta especie de la familia de las Malpiguiáceas.

Y el fundamento para tal opción está en que las cerezas como alimento, además de sabrosas, son muy sanas y digestivas. Entre las virtudes vale destacar que el jugo es muy rico en vitamina C, a tal punto que en algunos países del área se cultiva a escala comercial para exportar el zumo que luego se utiliza para enriquecer de este componente a los jugos de otras frutas.

Frutas en su rama

Hasta el siglo I a. C, el cultivo de la cereza se limitaba a la zona comprendida entre el mar Negro y el mar Caspio de aguas negras. Tras la conquista de la colonia griega de Cerasunte (cuya identificación es dudosa pero durante mucho tiempo se consideró que era la actual Giresun) por los romanos en el año 67 a. C., el general Lucio Licinio Lúculo llevó 74 ejemplares a la ciudad de Roma en donde comenzó su expansión llevada por la migraciones humanas. Kerasos fue renombrada tras su conquista a Kerasun y luego a Cerasus, en tiempos del imperio. De allí el nombre que recibiría en latín, de donde proviene el español cereza.

Los especialistas le atribuyen un marcado efecto diurético, en parte por las sales minerales que posee, ricas en potasio, y en parte por los flavonoides. Los derivados salicílicos le confieren al cerezo propiedades febrífugas, analgésicas y antirreumáticas. Además tiene un suave efecto laxante, que se acrecienta en función de la dosis.

En general se puede decir que contiene gran cantidad de azúcar invertido. Por otro lado, está la presencia, aunque en menor medida, de ácido salicílico, materias tánicas, pectinas y un colorante rojo llamado queracianina.

Frutas para la vida

Desde hace años que la cereza se considera como una de las mejores frutas para depurar el organismo, liberándolo de las toxinas. Es que tiene muy buenas propiedades limpiadoras gracias a las antocianinas, lo que le dan ese pigmento de color morado. Son capaces de neutralizar los radicales libres, responsables de enfermedades degenerativas tales como el Alzheimer, el cáncer o la artritis.

A su vez, ayudan a prevenir las complicaciones cardíacas y el envejecimiento prematuro de las células. Protege el corazón y favorece la circulación de la sangre, ayuda a mantener en buen estado los capilares de la retina ocular, siendo perfecto para la conservación de la vista.
Por otra parte, la cereza contiene vitamina C y aminoácidos, ideales para la prevención del envejecimiento de la piel, el cuidado del cabello y de las uñas. Protegen de las arrugas, la flacidez y las manchas de la dermis, manteniendo un aspecto más joven.

Según los defensores de la cereza, consumir 200 gramos del alimento por día ayuda en la prevención o mejora de muchas enfermedades, así como también para conseguir un aspecto saludable y joven. Sirve para eliminar la retención de líquidos por su contenido de potasio y al no tener sodio, se vuelve un compuesto maravilloso para las dietas depurativas.

Frutas ricas en vitaminas y otros nutrientes

Existe una “dieta de cerezas” que consiste en beber hasta 2 litros de zumo de esta fruta por día durante 72 horas consecutivas, para poder liberar el cuerpo de toxinas y de ácido úrico, así como también reducir grasas y adelgazar.

Se recomienda consumir cerezas en personas que necesitan de una eliminación periódica de toxinas o líquidos para sentirse mejor. Por ejemplo, casos de artritis, gota, obesidad, edemas, celulitis, cálculos en el riñón o en la vesícula.

Está recomendada la ingesta de esta fruta para combatir los síntomas y problemas relacionados a la osteoporosis, sobre todo en las mujeres en la etapa de la menopausia. Esto se debe a que contiene hierro y calcio. Sirve también para prevenir o tratar la anemia ferropénica y los problemas de formación de dientes. Debe estar incluida, por tanto, en la alimentación de los niños que todavía no le han crecido los dientes permanentes.

Pero, además…

Además de ingerirse los frutos al natural, se utiliza también en conserva. En esta última modalidad puede fabricarse un sabroso dulce casero, ya sea en cocción con la cereza entera, ya de forma molinada a manera de pulpa. El jugo proporciona un vino de cualidades exquisitas.

Hay quienes la conocen como guinda. Sin embargo, en España se distingue como tal al fruto de Prunus cerasus y como cereza al de Prunus avium, siendo en América más común la denominación cereza ácida, para el primero y cereza dulce, para el segundo. No hay que confundir con otras especies denominadas vulgarmente como guindo; como Capsicum annuum (Mesoamérica); o Eucryphia glutinosa, Nothofagus betuloides y Nothofagus pumilio (Patagonia).

Cerezo florecido

Además, sepa que guinda tiene una etimología incierta. Joan Coromines sugiere un origen en el antiguo provenzal a partir del siglo XII, cuando la casa de Barcelona dominaba Provenza, al sur del Sacro Imperio Romano Germánico.

Ese término evolucionó a partir de la raíz germánica wīksĭna del que proviene el fráncico ripuario wihsina. De allí pasó al occitano guinle y luego al provenzal guinla. Luego la población barcelonesa en la región introduciría el término guinda que pasó al catalán y el francés.

3 Comentarios

  1. Gracias, Mileidys. Ejemplo como ese deben repetirse,k aunque sean con otras frutas, árboles maderables y hasta vegetales, plantas medicinales u ornamentales…todo en beneficio de la naturaleza y el hombre. Espero en que se convierta en asidua de la sección de Cultura Verde. Un saludo, Armando

  2. Compañero Armando le comento que en nuestra empresa ECOING No.12, se sembró en enero un arbol de cereza, desde la iniciativa que es el árbol que se identifica con nuestra Logo empresarial que es de color rojo al igual que este fruto.
    Pretendemos en las brigadas de la empresa, también sembrar este árbol de cereza. Su publicación se comentará en la empresa. Saludos. Mileidys (Comunicadora ECOIN No.12)