Gestión eficiente de la energía en Cuba: ¿todo comienza en Cienfuegos?
vie. Dic 6th, 2019

Gestión eficiente de la energía en Cuba: ¿todo comienza en Cienfuegos?

El programa de aprovechamiento de fuentes renovables cuenta con el respaldo del centro cienfueguero de estudios sobre energía y medio ambiente, premio nacional de la Academia de Ciencias de Cuba, así como de innovación tecnológica. Parque solar fotovoltaico de Yaguaramas. /Foto: Xinhua

El programa de aprovechamiento de fuentes renovables cuenta con el respaldo del centro cienfueguero de estudios sobre energía y medio ambiente, premio nacional de la Academia de Ciencias de Cuba, así como de innovación tecnológica. Parque solar fotovoltaico de Yaguaramas. /Foto: Xinhua

El Centro de Estudios de Energía y Medio Ambiente (CEEMA) de la Universidad de Cienfuegos (UCf) consolida su liderazgo en Cuba tras 25 años de trabajo sostenido en las investigaciones sobre gestión eficiente de la energía.

Según explicó el Dr. Mario Álvarez Guerra, director del CEEMA desde su creación en 1994, este colectivo académico ha estado enfocado en la eficiencia energética del sector industrial de Cienfuegos, y de modo particular ha estudiado las grandes empresas consumidoras del territorio: Central Termoeléctrica Carlos Manuel de Céspedes, Empresa de Cementos Cienfuegos SA, entidades del Turismo, la industria pesquera…

Todo no quedó circunscrito a los marcos físicos cienfuegueros y, en coordinación con la Unión Eléctrica, logra formar grupos de trabajo en cada una de las provincias del país. A partir de ello el CEEMA comenzó a monitorizar durante años los mil 100 centros mayores consumidores de Cuba.

“De los resultados surgieron nuevos modelos de gestión eficiente de la energía en las industrias cubanas y propició, por ejemplo, en la primera década de los 2000 un ahorro de energía de 57 mil Gb/h, una cifra realmente reveladora en su tiempo”, especificó el Dr. José Pedro Monteagudo Yanes, profesor consultante y miembro del CEEMA.

En el 2006, con la llegada de la Revolución Energética, se generalizó el proyecto cienfueguero a toda Cuba y lo vincularon al movimiento del Fórum de Ciencia y Técnica, así como a los programas de los trabajadores sociales y de gestión total y eficiente de la energía.

“No solo se ahorró, sino que la formación del personal en todo el país fue una de las fortalezas de nuestros proyectos. El personal técnico se capacitó en las maneras de cómo hacer un sistema de gestión de la energía. Hoy prácticamente todos los del sector saben cuáles son los parámetros, indicadores…, saben cómo trabajarlo”, explicó Monteagudo Yanes.

De archivos || Estudian potencialidades para uso racional de la energía

Más de 200 graduados en la Maestría de Eficiencia Energética ha aportado este centro, hoy certificado como un programa de excelencia en la Universidad de Cienfuegos, que este viernes 6 festeja el aniversario 40 de su fundación.

“Luego en el 2011 surgió una nueva coyuntura al proclamarse una norma internacional sobre la gestión de la energía y Cuba se ajustó a esa normativa. Ese aparato legislativo establece requisitos, las pautas…, pero no dice cómo hacerlo y desde entonces hemos dedicado esfuerzos a adaptar nuestros productos y tecnologías a esos parámetros internacionales.

“Las mejores experiencias en los últimos años están en la Empresa Productora de Piensos del Centro, Cereales Cienfuegos, Empresa Pesquera Industrial Cienfuegos, Materiales de la Construcción…; en el resto de las provincias también se vincula la Universidad a estas empresas”, explicó Álvarez Guerra Placencia. Un núcleo pequeño, alrededor de seis profesores de ellos tres jubilados reincorporados, conforman el colectivo del CEEMA, un ejemplo en el país de cuánto puede aportar la academia al desarrollo de la sociedad.

En la actualidad existe un programa de apoyo a Cuba desde la Unión Europea para el desarrollo del sistema energético, y uno de los proyectos anclados a tal iniciativa es el de eficiencia y conservación energética de la UCf, donde el CEEMA ocupa un espacio importante en pos del progreso de la Isla.

La mirada, hacia 2030, tiene como destino las fuentes renovables de energía y se pretende que cubran, al menos, el 24 por ciento de la demanda nacional, para lo cual en la Perla del Sur se examinan todas las potencialidades, con el apoyo del CEEMA y la Universidad de Cienfuegos en sentido general.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share