Gente del azúcar: José Pérez, adalid de cada día en Cienfuegos

Cuando llegaron las opciones de continuar estudios, a José Pérez Sarduy no le convino ninguna. Más que por gusto propio lo hizo para complacer a los padres, entonces, casi a regañadiente, llenó la boleta para aquel curso de la entonces Escuela del Minaz (Ministerio de la Industria Azucarera), enclavada donde el “diablo dio las mil voces…según él, muy cerca del central rodense 5 de Septiembre.

“Jamás había entrado a un ingenio azucarero, rememora, y aquella mole de hierro me impactó cuando hice la primera práctica como mecánico termoenergético. Lo que sí puedo asegurar con certeza es que desde entonces el olor a guarapo y melaza me penetró por los poros hasta los mismísimos tuétanos de los huesos y jamás pude deshacerme de él”.

El hoy Héroe del Trabajo de la República de Cuba del central más integral del país, el 14 de Julio de Cienfuegos, lleva más de cuarenta años lidiando con equipos y agregados para que las “dolencias” del área de generación de vapor de la industria no se conviertan en un “cuello de botella”, como definen aquí los focos rojos, durante la molienda.

“Lleva tiempo y amor aprender los secretos del oficio, sostiene, porque todos los días uno conoce algo nuevo con la práctica cotidiana. Por supuesto, nada es gratuito y como hoy lo hago con los más jóvenes, en su momento tuve que aprender de los más viejos en el giro, por eso le debo mucho al difunto Feliberto Lara…pero no vaya a creer que fue fácil, lo primero fue ganármelo a costa de peristencia e interés”.

Sin menospreciar el resto de la fábrica, para José las calderas de vapor constituyen el corazón del ingenio, tada vez que sin energía sería imposible mover la maquinaria industrial.

“Además, por sus características y régimen de trabajo, sostiene, esta es un área con ciertas complejidades, suerte que los años te va dotando de trucos para enfrentar cualquier eventualidad de las operaciones; en otras palabras, llega el momento en que uno puede adelantarse al ‘dolor’, como aquel que dice”.

En medio de la zafra consecutiva 190 del otrora ingenio Manuelita, el colectivo del actual “14” está empeñado en reeditar no solo la cadena de cumplimientos en la producción de azúcar para el consumo nacional y la exportación, si no mantener la supremacía como el ingenio más integral del país.

En tal sentido Pérez Sarduy aclara que la etapa de alistamiento posibilitó, entre otros beneficios técnicos, la reparación capital de la caldera de vapor número 1, de 35 toneladas. “Ello nos pone en condiciones, explica el veterano azucarero, de lograr una mayor eficiencia energética durante toda la contienda”.

¿Qué tiempo le resta a José Pérez entregarle al “14”?

“Por ley me quedan cuatro años de trabajo, pero aquí estaré hasta que la fuerzas y la mente me acompañen, y confío en que serán unos cuantos más, aunque no me preocupa el futuro de mi puesto, pues el relevo está bien preparado, y para satisfacción personal, en muchos aspectos me sobrepasan, porque esos muchachos supieron aprender del maestro y aportar de su propio talento. ¿Nombres?, ahí tiene a Yuri Cindra, un verdadero as con las llaves en la mano”.

Por supuesto, cuatro décadas dedicadas a esta perenne “novia” tuvo una recompeza, ¿qué sentimiento experimenta un Héroe del Trabajo en un sector tan prestigioso como lo es el azucarero?, lo provoco.

“Le aseguro que jamás laboré para reconocimiento alguno. Siempre lo hice con el fin de brindar mi modesto aporte a mi querido ingenio, y mucho menos soñé con ostentar tal título honorífico; pero llegó y fue bievenido porque pienso que es lo máximo, el mayor galardón al que pueda aspirar un obrero en este…te… te país”, y entonces si atropella las últimas palabras, signo de su gaguera habitual, azuzadas, pienso yo, por tanta emoción acumulada.

Armando Sáez Chávez

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

5 Comentarios en “Gente del azúcar: José Pérez, adalid de cada día en Cienfuegos

  • Avatar
    el 6 enero, 2021 a las 2:13 pm
    Permalink

    9. Felicidades y nuestro reconocimiento para José Pérez, hombre sobresaliente y ejemplar en uno de los mejores centrales de Cuba, eso dice mucho de él. Esperamos que el 14 de Julio nos sorprenda como todos los años, a pesar de ser uno de los centrales activos más antiguos de Cuba, es ejemplo en el cumplimiento de los planes, en el rendimiento industrial y en la eficiencia en general.

    Respuesta
  • Avatar
    el 6 enero, 2021 a las 2:10 pm
    Permalink

    Muchas felicidades a ese destacado trabajador y que siga aportando mucho más y enseñando a las nuevas generaciones.

    Respuesta
  • Avatar
    el 5 enero, 2021 a las 1:29 pm
    Permalink

    Nuestro reconocimiento a José Pérez, Héroe del Trabajo, por su entrega y dedicación para que el central 14 de Julio mantenga la supremacía como el ingenio más integral del país.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir