Ferias

6
482

De acuerdo con lo asegurado a esta columna por Yoan Sarduy Alonso, delegado del Ministerio de la Agricultura en la provincia, “las ferias agrícolas sabatinas de los consejos populares se mantendrán, en tanto estrategia de trabajo. Es la manera, entendida y colegiada, para ir abasteciendo paulatinamente a la población. Incluso, cuando peores estén las circunstancias, la mantendremos y, a tenor con la progresiva mejoría de condiciones, también fortaleceremos los mercados de manera progresiva”.

Se reafirma el concepto de que “hay que desarrollarla en un día como el señalado, cuando el pueblo, la familia en sentido general, tiene mayor acceso. La decisión y el objetivo es defenderla, reitero”, añadió Sarduy Alonso.

Tales aseveraciones deben contribuir a despejar las dudas concebidas por franjas de la población, las cuales rumoreaban la interrupción de la actividad como consecuencia de los perjuicios ocasionados por las precipitaciones asociadas a la tormenta subtropical Alberto.
En realidad, “Alberto” —e incluso las lluvias posteriores a este evento, de cerca de 80 milímetros cúbicos registradas en las áreas de la Empresa Agropecuaria Horquita, una de las fuentes de suministro de productos alimentarios principales del territorio, la cual aún tiene anegada parte de su superficie cultivable por estas precipitaciones ulteriores— causó la pérdida de unos 8 mil quintales de boniato y otros daños que pudieran contribuir a ralentizar el proceso de recuperación de Cienfuegos tras el paso del huracán Irma.

Pero ni lo anterior, ni la verdad que municipios suministradores —como Aguada de Pasajeros y Abreus fundamentalmente, aunque también Cumanayagua y otros— afrontan todavía situaciones complicadas, han sido óbice para darle continuidad a la medida, gracias al esfuerzo mancomunado y una política intencionada del Partido, el Gobierno y la delegación de la Agricultura.

Esto da la idea de que la bienvenida iniciativa de introducir las ferias sabatinas, hace tres meses, ha llegado para quedarse; y sin dudas se trata de un hecho que motiva tranquilidad a la familia, la cual puede recopilar un grupo de productos para afrontar la semana de forma más distendida.

La máxima de Raúl Castro, de que el tema es de seguridad nacional en Cuba, ha sido bien tenida en cuenta por las autoridades políticas y gubernamentales que la concibieron, respaldan y prosiguen.

Constituye el esperado evento semanal un concepto válido por donde se le mire, cuyo éxito futuro no solo dependería de una permanencia mecánica, sino también de estamparse pasos sostenidos en el camino de lograr ferias más provechosas cada sábado: mejor balanceadas; mejor organizadas; con ofertas de mayor calidad; con el apoyo ineludible de las fuentes encargadas de la tarea; sin espacio para acaparadores, triquimañas e “infiltrados”.

Que no caigan nunca en manos de esa entidad intangible, pero tan potentemente destructiva en Cuba, denominada “relajo”. Que no se les pierda el “gardeo”, la inspección y el control por parte de todos sus supervisores.

Cada uno de los consejos populares de la cabecera provincial (en la Ciudad Nuclear acontecen los primeros domingos del mes) cuenta con un municipio responsable del abastecimiento los sábados. Es evidente que todos no poseen el mismo “poder de fuego”; si bien se precisa que, antes de concurrir a los espacios de venta cienfuegueros,  quede establecida una uniformidad en los volúmenes de envío de cada uno, en pos de desterrar posibles asimetrías.

Entre 5 mil y 6 mil quintales de productos son vendidos cada sábado en las ferias agrícolas de los consejos populares, más otra cifra semejante a lo largo de la semana en la red de mercados.

Aunque a todas luces todavía dicha oferta no suple la demanda total, ni en la ciudad de Cienfuegos ni en el resto de la provincia —empeño que solo podrá conseguirse a partir de ese incremento de la productividad por el cual se está apostando y trabajando con seriedad—, la situación difiere hoy, sobremanera, de la experimentada tras los cuatro meses posteriores inmediatos a Irma, con la incidencia perjudicial y todo de “Alberto”.

“En la medida en que el escenario productivo territorial continúe fortaleciéndose, la modalidad de la feria semanal irá extendiéndose a otros consejos y sitios más alejados, hasta los cuales no ha sido posible llegar todavía, debido a la imposibilidad de dispersar más el alimento hoy disponible”, anunció el delegado del Minagri. ¡Enhorabuena!

6 Comentarios

  1. Las ferias de los Sábados son una gran idea, sucede que necesitamos mucho CONTROL DE LAS VENTAS, en cada barrio, se inicio con el apoyo de la Policia para las ventas, eso no siguió. HACE FALTA QUE COMERCIO SE INCLUYA, pues venden mucho en las CARTIQUIS – productos que no llegan a los barrios, la leche condensada se ha perdido. Me gustaría que usarán más la INICITIVA, que lindas ferias las de SANTIAGO. Por qué nos falla la creatividad y la GESTION. pongan ganas.

  2. Desde que tengo uso de razon en cfgos existen Las ferias pero la escases se mantiene y es que el problema no esta en la comercializacion pues la comida se vende como pan caliente, esta en la produccion.

    • Estimado lector: las ferias a las que se refiere el texto son las semanales de los sábados en los consejos populares, creadas hace tres meses. Saludos del autor.

  3. pude visitar un sabado el municipio de Aguada de Pasajeros, siempre hacen ferias es normal en ese poblado, la población ya sabe el sábado para comprar lo que necesite, ese pueblo tan afable y trabajador le haría falta un coopelia, dicen sus pobladores que lo tuvieron y lo cerraron por falta de nevera, existen restaurantes como El Cochinito y el Bar Jardin muy bonito, centrico, que pudiera pensar el gobierno de ese mcpio en vender helado a la población.

  4. menos mal que despertó el Delegado de la Agricultura y empezaron con las ferias para la población, ah los inspectores y el gobierno tienen que supervisar esas ventas para mejorar la alimentación que todos necesitamos y todos trabajamos cuando salimos a las 5 no hay nada, entonces a comprar a los revendedores carisimo, Felicidades que se mantenga estas ofertas.

    • Estimada lectora: gracias por su comentario. De acuerdo con la supervisión, es esencial. Y de acuerdo con lo de los revendedores, es una rémora que en algún momento debemos quitarnos. En cuanto a su otra afirmación: no es que el Delegado de la Agricultura estuviera dormido, siempre ha estado despierto y trabajando, como toda la esfera directiva de la provincia. Es que resultaba imposible realizarlas antes, luego de Irma, cuando no habían producciones para respaldarlas. Saludos del autor.