Federación Estudiantil Universitaria: una organización que se renueva - 5 de Septiembre.

Federación Estudiantil Universitaria: una organización que se renueva

Al acto nacional de nuevos ingresos a la FEU, asistió una amplia representación de estudiantes de las universidades de Cienfuegos. / Foto: Juan Carlos Dorado.

Al acto nacional de nuevos ingresos a la FEU, asistió una amplia representación de estudiantes de las universidades de Cienfuegos. / Foto: Juan Carlos Dorado.

En las inmediaciones del Muelle Real de la ciudad de Cienfuegos, próximo al sitio por donde partiera hacia su exilio en México el líder revolucionario Julio Antonio Mella —aquel 18 de enero de 1926—, aconteció este jueves el acto nacional de nuevos ingresos a la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), la organización joven más antigua de Cuba.

De los más de 40 mil estudiantes de la enseñanza superior en el país recién incorporados a sus filas, alrededor de 800 recibieron el carné en la región centro sur del archipiélago, en ceremonia que contó con la presencia de Raúl Alejandro Palmero Fernández, presidente nacional de la FEU, acompañado por Lydia Esther Brunet Nodarse, primera secretaria del Partido Comunista de Cuba, en la provincia.

“Nuestra membresía y responsabilidad crece este año, al sumar las carreras de ciclo corto al sistema de Educación Superior, precisó el líder juvenil. Tras el noveno Congreso, nos proyectamos también por un mejor funcionamiento de las brigadas —como cédula fundamental de la organización— e implementamos alianzas con ministerios e instituciones cubanas a todos los niveles”.

Previo a la entrega oficial de las credenciales a los iniciados en la FEU, diez jóvenes, en representación del estudiantado universitario de la Perla del Sur, firmaron el libro de nuevo ingreso a dicha estructura, unos de los acuerdos emanados de su último cónclave.

Durante el acto se recordó a la figura de Rafael Trejo González, primer mártir estudiantil, asesinado el 30 septiembre de 1930 en el periodo de lucha contra la dictadura de Gerardo Machado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *