Favorable pronóstico de la pandemia en Cienfuegos, pero no bajar la guardia

Transcurridos dos meses y unos cinco días desde que se reportara en Cienfuegos el primer caso de enfermo con Covid-19, hoy las cifras se muestran esperanzadoras. Desde el pasado 29 de abril no se detectan casos positivos, aun cuando se mantiene el ingreso de sospechosos y de contactos, así como de los viajeros que por razones humanitarias, ingresan al país a centros de aislamiento para mantenerlos en vigilancia clínica y epidemiológica.

Desde el comienzo de la epidemia acá y hasta la fecha, se han reportado 24 positivos a la Covid-19, un fallecido, y el resto se encuentra de alta clínica, y solo restan dos por alta epidemiológica. 871 fueron los sospechosos, 2 mil 285 los contactos aislados y 155 los viajeros, pero mantienen el control de focos.

Otro tanto ocurre en las fronteras del territorio con provincias vecinas, donde se mantienen activos siete puntos de pesquisa, para evitar el arribo a Cienfuegos de enfermos de Covid-19. Allí se toman los signos vitales, la temperatura y se consigna motivo del viaje y direcciones de permanencia para identificar a posibles sospechosos en caso de aperturas de foco. Estos espacios, que han funcionado con la combinación de personal de Salud, la Cruz Roja Cubana, el Gobierno y el Minint en los territorios, destacan por su excelente trabajo preventivo.

Si de algo debemos ufanarnos los cienfuegueros, es de la excelente gestión desarrollada por las autoridades de Salud desde las comunidades, con la integración del médico y la enfermera de la familia, los grupos básicos y el personal de las diferentes áreas de Salud; reforzados por estudiantes y profesores de la Universidad Médica, quienes han llevado a cabo las pesquisas activas, un método infalible para detectar a tiempo, sintomáticos y asintomáticos, y hasta personas con Insuficiencias Respiratorias Agudas (IRA) que requerían asistencia.

El Centro de Especialidades Ambulatorias (CEA), y la Escuela de Iniciación Deportiva (Eide), devinieron hospitales para sospechosos, donde se desplegaron los recursos médicos y humanos para una asistencia durante la estancia de pacientes, a la espera de la confirmación de las PCR en tiempo real. Recursos humanos provenientes del Hospital Pediátrico Paquito González Cuet, del “Provincial” (HGAL), y del propio CEA, entre otras instituciones, se distribuyeron en turnos de trabajo y se mantienen en primera línea contra la Covid-19, contados entre ellos los jóvenes residentes que se incorporaron a este movimiento, porque al jurar a Hipócrates, pactaron un compromiso por la vida.

Sin embargo, pese a todo el esfuerzo desarrollado en estos casi 80 días en los que Cuba lidia con el SARS-CoV-2, todavía no es tiempo de desmovilizarnos, porque esos números que ahora bajan la curva podrían cambiar. De tal modo, sigue en pie el reclamo a mantener todas las medidas sugeridas, tanto las higiénicas como las sociales, observar el aislamiento, quedarse en casa, usar el nasobuco, que es una barrera ante las microgotas que contienen el contagio, lavarse las manos con agua y jabón y evitar los lugares públicos; solo acudir a mercados, tiendas, farmacias y otros sitios, en casos de extrema necesidad. Es hora, asimismo, de contribuir con las autoridades, que se han esmerado en el cuidado y protección del pueblo.

Impactos: 540

Magalys Chaviano Álvarez

Magalys Chaviano Álvarez

Periodista. Licenciada en Comunicación Social por la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de la Universidad de Cienfuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir