Experimentan solución ecológica para tratar contaminación por hidrocarburos

0
1127
Una sólida ingeniería de proceso precedió el inicio de un proyecto que busca dar solución a medianas y pequeñas empresas del país. Fotos/Ismary Barcia
Una sólida ingeniería de proceso precedió el inicio de un proyecto que busca dar solución a medianas y pequeñas empresas del país. Fotos/Ismary Barcia

Un nuevo tratamiento de residuales de hidrocarburos, se experimenta en Cienfuegos. Desde junio del pasado año, especialistas del Grupo de Ingeniería del Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos evalúan siete tratamientos bioremediadores para suelos contaminados con derivados del petróleo, un proyecto conocido como ecotecnología de biopilas.

En una antigua nave de la unidad científica tecnológica de base, del Instituto Nacional de Suelos, de la localidad de Barajagua, en el municipio cienfueguero de Cumanayagua, instalaron su polígono de ensayo.

La disposición de cada montículo tiene detrás mucha ingeniería de proceso. Diseñaron la altura idónea para mantener la humedad y el oxígeno necesarios, y las dosificaciones de residuos de hidrocarburos, provenientes de la refinería de Petróleo Cienfuegos S.A, mezclados con tierra, bagazo, cachaza, serrín, estiércol vacuno, pulpa de café y talassiatestudium, o pasto marino.

Explica el MSc Orlando Manuel Viera Ribot, Jefe del Proyecto Biopilas, “que estos texturizantes le aportan micronutrientes organismos a la flora microbiana, estimulan la biodegradación del hidrocarburo y lo transforma en sustancias menos tóxicas”.

Cada 15 días, técnicos de la unidad de Barajagua, miden temperatura y humedad, toman muestras para evaluar ph. Los controles microbiológicos están a cargo del Instituto de Investigaciones Marinas, ICIMAR, y los físico- químicos, corren por el propio Centro de Estudios Ambientales. Se trata de buscar solución a un problema común en medianas y pequeñas empresas del país.

“Es un problema común en estos centros, -afirma el MSc Omar Gutiérrez Benítez, otro de los investigadores-, donde los directivos no hayan solución para la disposición final de residuos petrolizados. Tenemos clientes potenciales en el sistema de CUPET, como comercializadoras , otras refinerías y asimismo otros generadores como los sistemas de tratamiento de hidrocarburos, la empresa eléctrica, grupos electrógenos, talleres de grasa, de transporte, plantas de fregado, donde se genera este residuo ”

Con precedentes en estudios del Centro Nacional de Investigaciones del Petróleo, este proyecto a escala piloto, esperan sea una solución económicamente más factible.

“Intenta resolver un problema ambiental. La degradación de hidrocarburos, introduce otros residuos de la industria local que están valorizando actualmente como tratamiento, y una vez terminado este, los residuos podrán solucionar otro problema ambiental, que es la disposición a lugares desertificados a préstamos de cantera y con ellos restablecer la biodiversidad”, argumenta el MSc David Castro Rodríguez, otro de los integrantes del Biopilas.

En junio próximo comenzarán a evaluar los resultados, pero no es hasta septiembre cuando se sabrá cuál de los biomontículos contiene la mezcla más efectiva, para un tratamiento que cierre el ciclo del manejo de los residuos petrolizados en Cuba, y un nuevo servicio del Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos.

Dejar respuesta