Evidencias vinculan a realeza saudí en asesinato del periodista Khashoggi
mié. Nov 13th, 2019

Evidencias vinculan a realeza saudí en asesinato del periodista Khashoggi

Según el informe conclusivo, hay evidencias creíbles que apuntan como responsables al príncipe heredero y otros altos funcionarios de la realeza saudita. /Foto: Getty Images

Según el informe conclusivo, hay evidencias creíbles que apuntan como responsables al príncipe heredero y otros altos funcionarios de la realeza saudita. /Foto: Getty Images

Un informe de la ONU, publicado este miércoles, indicó que hay “evidencias creíbles” de la vinculación del príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán, y otras autoridades del reino en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

El comunicador, de nacionalidad también saudita pero residente en EE.UU., fue asesinado y desmembrado por un grupo de agentes de Riad poco después de ingresar al Consulado General de Arabia Saudita en Estambul (Turquía), el 2 de octubre de 2018, un macabro episodio que causó conmoción internacional cuando comenzaron a salir a la luz detalles de cómo sucedieron los hechos.

De acuerdo con el informe de conclusiones de la relatora especial, el señor Khashoggi murió ejecutado de manera deliberada y premeditada, víctima de un asesinato extrajudicial cuya responsabilidad directa apunta a Arabia Saudita, con arreglo a las normas internacionales de derechos humanos.

Agnes Callamard, la relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas, precisó en el documento que se trata de “un crimen internacional” y llamó a los países a imponer sanciones contra el príncipe heredero hasta que no pruebe que no es responsable del asesinato.

“Hay evidencias creíbles, que justifican una nueva investigación de la responsabilidad individual de funcionarios sauditas de alto nivel, entre ellos el príncipe heredero”, añadió Callamard.

El documento resulta de una investigación que duró seis meses. Se informa que la relatora de la ONU viajó a Turquía con un grupo de expertos legales y forenses y, según sus afirmaciones, recibió evidencias de las autoridades turcas.

De acuerdo la publicación conclusiva, el análisis de las grabaciones de los oficiales de Inteligencia en Turquía y otros países, permite establecer que Khashoggi fue sedado mediante una inyección y luego le asfixiaron con el uso de una bolsa de plástico.

En contexto

Jamal Khashoggi (Medina, Arabia Saudita, 13/10/1958 – Estambul, Turquía, 2/10/2018) fue periodista saudí y columnista de opinión del diario The Washington Post, autor y exdirector general y redactor jefe del canal de noticias Al-Arab News Channel. También trabajó como redactor del periódico saudí Al Watan, que convirtió en una plataforma de denuncia contra los desmanes de la realeza saudita.

Huyó de su país en septiembre de 2017 y desde entonces escribió artículos periodísticos críticos con el gobierno de Riad, en particular del poderoso príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammad bin Salman, y de su rey, Salmán bin Abdulaziz. También criticó la intervención saudí en Yemen.

Notas al margen

  • Riad ha ofrecido varias versiones contradictorias para explicar la desaparición del periodista disidente antes de reconocer su asesinato al interior del edificio del consulado saudí en Turquía.
  • El pasado 3 de enero, la Fiscalía saudita solicitó la pena de muerte para cinco de los once sospechosos detenidos por el asesinato, en un proceso judicial que la ONU dijo que no cumplía con los requisitos de una investigación independiente e imparcial
  • Por su parte, el presidente de Turquía, Recep Tayyp Erdogan, calificó de “horrible” el asesinato y declaró que no entiende que EE.UU. no reaccione ante este crimen. (Resumen de agencias)
Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share